Las premoniciones del Titanic





LAS PREMONICIONES DE LA TRAGEDIA DEL TITANIC



Se dice que una premonición es una especie de profecía que consiste básicamente en interpretar algunas señales, que nos brindan, ciertas advertencias sobre un evento que se desarrollara en el futuro.


Se dice que esta situación se caracteriza por presentar extrañas sensaciones como ansiedad, angustia, inquietud o sencillamente se manifiesta con alucinaciones visuales o auditivas que inducen a creer sobre algún desastre real que se avecina. En muchos casos estas sensaciones ocurren previos a lamentables eventos como accidentes, desastres, muertes inesperadas y otros eventos lamentables. Pero no solo existen premoniciones sobre eventos negativos, ya que en muchos casos la premonición se da anunciando eventos positivos que significaran mucho para ciertas personas.


Se dice que muchos de nosotros tenemos cierto tipo de experiencias premonitorias, que se manifiestan como una extraña sensación de que algo va a ocurrir de una u otra manera. Por ejemplo cuando el teléfono suena, muchas veces segundos antes tenias esa sensación de que te iban a llamar, y luego sucede, lo que resulta inexplicable para ti. En otras ocasiones las premoniciones se manifiestan en una gran sensación de tristeza o angustia intensa que inexplicablemente empiezas a sentir, para después enterarse sobre algún evento trágico que ocurrió mientras te sentías de ese modo tan extraño.


Muchos están convencidos de esta capacidad de poder intuir sobre un hecho futuro, tal es así que hay personas que al tener una premonición muy fuerte, se muestran convencidas de lo que va a suceder. A pesar que muchos no son conscientes acerca de las premoniciones, existen personas sensibles a este tipo de sensaciones, los cuales son conocidos como “psíquicos”. Se dice asimismo que las premoniciones podrían ser muy sutiles como también ser muy fuertes, tanto que llegan a desconcentrar a las personas de sus labores diarias.


Muchos consideran que los sueños son una especie de ingreso al plano astral, donde no existe ni espacio ni tiempo. Ademas se asegura que en este plano astral podríamos encontrarnos en estado lúcido o consciente, pudiendo verse claramente los eventos del pasado o del futuro.


Muchos de nosotros soñamos situaciones sin sentido, sin embargo otras personas acceden a los sueños de manera lúcida, logrando profetizar eventos futuro a través de los sueños. Se conocen casos prácticos como el de Edgar Cayce, quien lograba entrar en trance auto inducido, accediendo a voluntad al plano astral, donde lograba ver toda la información relevante necesaria para la persona que ayudaba. Se dice entonces que los sueños premonitorios es una capacidad natural de los seres humanos, la cual se podría controlar.


Se dice que no todos pueden experimentar estas sensaciones premonitorias, ya que existe algunas personas son más propensas a la sugestión psíquica. Lo cierto es que con el avance de la ciencia las personas cada vez confían menos en sus sensaciones, lo que muchas veces se especula sobre la ciencia, que su única finalidad es eliminar la capacidad natural en las personas, haciéndolas completamente dependientes de la máquinas.


Las premoniciones de la tragedia del “El Titanic”, que en el viaje inaugural choco con un iceberg y su hundimiento.


•Desde catorce años antes de que ocurriera el hundimiento, Morgan Robertson escribió la novela “Futility, Or the Wreck of the Titan” (en español “Vanidad”), que trata sobre el hundimiento de un trasatlántico llamado Titan al chocar con un iceberg, en el mes de abril, en el Atlántico Norte, sin imaginar que sucedería de verdad a un trasatlántico llamado Titanic el 15 de abril de 1912 en el Atlántico Norte.


•En 1911, un año antes del naufragio del titanic , se publicó en Nueva York un libro llamado “Predicciones para 1912”, en el cual se registraron todas las premoniciones, profecías, visiones, precogniciones, etc. de los más destacados videntes, médiums, adivinos, profetas y astrólogos de Estados Unidos. Entre ellas, la más sorprendente era una que se refería a “(…) Un Titán del mar, un coloso que se hundirá en las frías aguas del Atlántico Norte (…)” Esta profecía es pasmosa, porque cuando fue hecha, el Titanic aún no se había terminado de construir.


•El 10 de abril de 1912, (día en que zarpó el Titanic) el médium v. n. turvey, predijo que un trasatlántico se perdería.


•Graham Greene, el famoso escritor, cuenta en su biografía que la noche del 14 al 15 de abril de 1912 (la noche del desastre del Titanic), cuando él sólo tenía 5 años, tuvo un sueño, acerca de un naufragio y durante más de sesenta años conservó fresca en su memoria la imagen de un hombre con impermeable , doblado al lado de la escalerilla del barco, asiéndose fuertemente, a ella, mientras una enorme ola lo envolvía.

.
•Edith Rusell (una de las supervivientes), mientras se encontraba angustiada en uno de los botes salvavidas, visualizó a su hija en ese momento para tratar de calmar su aflicción. A esa misma hora, en Nueva York, la hija de la Sra. Rusell, captó la imagen de su madre en un bote salvavidas, alejándose de un naufragio.


•William Thomas Stead escribió cuentos donde narra su propia muerte; 26 años antes del siniestro, publicó un cuento en la Pall Mall Gazette, en el cual narró el hundimiento de un enorme buque de pasajeros, con las características del Titanic, en el Atlántico Norte el cuento se llamó en inglés “How the Mail Steamer Went Down in Mid-Atlantic, by a Survivor” (1886), acerca del choque de dos barcos, resultando una enorme pérdida de vidas humanas, debido a la falta de botes salvavidas.


•Después, en 1892 (diez años antes de la tragedia) escribió otro relato “From the Old World to the New“, sobre el naufragio de un barco aportando un nuevo dato: el buque en cuestión se hundió después de chocar con un iceberg y un buque de la línea White Star, el Majestic, rescata a los sobrevivientes.


•En 1910, dos años antes del hundimiento del titanic, Stead dio una conferencia sobre incrementar la seguridad en los barcos de pasajeros, incluyendo la necesidad de que hubiera a bordo todos los botes salvavidas necesarios e ilustró su plática con un estremecedor dibujo donde él mismo aparecía como una de las víctimas, pidiendo ayuda inútilmente.


•Se dice que a este escritor dos conocidos y prestigiados clarividentes: Cheiro y Kerlor auguraron el naufragio.


•Cheiro, pocos meses antes de zarpar el Titanic, le vaticinó que existía para él un gran peligro en el mar. Unos meses después de eso, le envió una nota advirtiéndole que una travesía iniciada en abril de 1912 sería fatal para él, sin embargo, Stead se embarcó en el Titanic en abril de 1912.


•Kerlor, por su parte, le auguró que viajaría a América, cuando el escritor no tenía aún intenciones de hacerlo. Después Kerlor tuvo un sueño en el que vio más de mil personas luchando impotentes en las oscuras aguas del mar, tratando de salvar sus vidas. Entre los náufragos que no se salvaron, estaba Stead y así se lo hizo saber a éste, pero aún así y a pesar de todas las advertencias, él estuvo como pasajero en el Titanic en su primer y último viaje.


•Más aún, un sacerdote inglés le escribió una carta prediciendo que un flamante trasatlántico iba a naufragar pero, por lo visto, a pesar de todas las advertencias, Stead tenía que acudir a su ineludible cita con la muerte.


•Stead acudió a su cita, pero hubo muchos otros que por una corazonada salvaron sus vidas, al rehusarse a viajar en el Titanic.


•Un tripulante del Titanic, días antes del viaje inaugural, soñó con gatos que entraban en una ventana, y luego una agorera le dijo que no se embarcara, lo que le convenció y salvo su vida.


•Uno de ellos fue Colin McDonald, quien no aceptó el puesto de segundo ingeniero de a bordo en el Titanic, porque presentía que una catástrofe se cernía sobre el barco.


•También se salvó Connon Middleton, quien canceló su viaje porque diez días antes de zarpar dos noches seguidas tuvo sueños en donde el Titanic se hundía debido a un gigantesco dedo helado que pasaba rozando por el flanco del barco, hundiéndolo y sus pasajeros perecían ahogados en las heladas aguas del Atlántico.


•Existen más sucesos inexplicables, por ejemplo el del matrimonio Wanderbright. Habían adquirido un pasaje de primera clase, enviaron al mayordomo para que comenzara a acomodar la estancia de la pareja y situar el numeroso equipaje para el viaje. Pero el matrimonio no llegó a subir a bordo, a escasos segundos de zarpar abandonaron maletas y sirviente quedándose en tierra.


•Quizás la ausencia más sorprendente en este viaje inaugural fue la del dueño de la naviera J.P. Morgan y del dueño de la constructora Lord Gird, ambos acostumbraban a realizar los viajes inaugurales de sus buques, pero en este caso no lo hicieron.


•Otras personas llegaron incluso más lejos, es el caso del banquero J. Pierpont Morgan, a pesar de tener el equipaje a bordo, canceló su billete debido a una superstición de última hora.


Muchos pasajeros de este gigante trasatlántico cancelaron sus reservas luego de haber soñado con hechos fatales de esta nave, mientras que otros pasajeros no consideraban nada bueno navegar en el viaje inaugural. Lo concreto es que existieron esas sensaciones negativas, pero no todos hicieron caso a sus propias sensaciones, lo que les hubiera salvado la vida.




link: https://www.youtube.com/watch?v=CqoJsHN6cYA