Check the new version here

Popular channels

Leyenda: El infierno de Tomino



Pues “El infierno de Tomino” es el nombre que se le dio a un poema japonés, muchos aseguran que debes leerlo solo en tu mente, nunca debes leerlo en voz alta, ya que si lo lees en voz alta tendrás que hacerte responsable de tus actos.

El infierno de Tomino ha sido escrito por Yomata Inuhizo, lo hizo por un encargo que le pidieron para un libro titulado “The Heart is Like a Rolling Stone”, este fue incluido después de un largo tiempo de espera en la 27°va colección de los poemas de Saizo Yaso, esto fue en 1919.

Nadie sabe cómo ha iniciado este rumor o leyenda, pero se sabe la advertencia que quien lea este poema en voz alta le llegarán a suceder cosas realmente terribles.

Este poema se hizo popular gracias a un sitio japonés, en donde los usuarios comenzaron a publicar imágenes y videos donde se les ve leyendo el poema, muchos usuarios aseguraron que nada les pasó, pero hubo vario usuarios que dejaron el tema inconcuso y no regresaron a poner sus impresiones para saber lo que le había pasado, así que si llegas a leer este poema en voz alta debes tener cuidado.




Aquí el poema:

El infierno de Tomino

Su hermana mayor vomitó sangre, su hermana menor vomitó fuego

Y el lindo Tomino vomitó esquirlas de vidrio.

Tomino cayó al infierno solo;

El infierno está envuelto en oscuridad e incluso las flores no crecen

¿Es la persona con el látigo la hermana mayor de Tomino?

Me pregunto de quién será ese látigo.

Golpea, golpea, sin golpear,

Un solo camino del infierno amiliar.

¿Lo guiarás al infierno en tinieblas?

Hacia la oveja de oro, hacia el ruiseñor.

Me pregunto cuánto habrá puesto en el bolsillo de cuero

Para la preparación del viaje al infierno familiar.

La primavera está llegando incluso en el bosque y el arrollo,

Incluso en el arroyo del infierno en tinieblas.

El ruiseñor en la jaula, la oveja en la carretera,

Lágrimas en los ojos del lindo Tomino.

Llora, ruiseñor, porque el bosque lluvioso;

Él grita que extraña a su hermana pequeña.

El llanto reverberó por todo el infierno,

Los pimpollos de ponías florecieron,

Haciendo círculos en torno a las siete montañas y los siete arroyos del infierno,

El viaje solitario del lindo Tomino.

Si están en el infierno, tráemelas,

La aguja de las tumbas,

No voy a perforarlas con la aguja roja.

En el hito del pequeño Tomino.







0
0
0
2
0No comments yet