Check the new version here

Popular channels

Los Dias Z-Creepypasta

Hola les traigo un buen creepypasta que me encontre ayer... y creo que solo llevo 1 semana en taringa me alegra tener 9 seguidores... y bueno Solo Creepys y juegos de terror Chao.. espero y les guste

Capitulo 1: “El día uno”
Hola soy Bryan Yo era un chico normal hasta hace un año, vivo mas bien vivía en un pequeño pueblo al noroeste de México. Era como cualquier chico de 15 apunto de cumplir 16, a excepción de mis padres, ambos eran aficionados al fin del mundo yo pasaba de eso. Mi padre hizo un bunker en un desierto que al parecer no me dirá hasta que cumpla 18 o necesite saber donde esta, esto en caso de emergencia. Todo comenzó aquel día, en ese momento nada podía s volver a la normalidad.
“El día uno” Lo llamo así porque desde el día de la noticia nada fue igual. Me desperté temprano, antes que sonara el despertador, tenia una extraña sensación no sabia que era y no me gusto saberlo. Por fin sonó el despertador, me levante tome el control de la televisión, dude algunos segundos, la prendí las noticias comenzaban con un reporte especial. Al parecer una enfermedad nueva se comenzó a propagar en la india, mientras me cambiaba observe que en el buro, a lado de mi cama, había una hoja con un numero telefónico.
Baje a la cocina, mi madre serbia el desayuno y mi padre sacaba unas cajas de cartón, llenas de baratijas, que dejo a mi lado. Tome una lata de gas pimienta, no creí que fuese necesaria ni que me permitiera seguir mas tiempo con vida. Salí de casa hasta la parada del autobús, cuando subí pude ver a mi amigo Gustavo, lo llamo Gus, me senté a su lado saque de mi mochila un cuaderno y se lo di:
-Fabuloso – me dijo – ya sin dos años
-lose – conteste- esta semana le toca a ella
Aun estaba preocupado por lo que pudiera pasar, lo que extraño a Gus. Al bajarnos del autobús nos esperaba ella su nombre es Luz, una chica dulce, amable al igual que linda, lo malo es que tenia novio y era mi peor enemigo. Los tres caminamos en dirección a la escuela, no se como paso pero salió el tema de la extraña enfermedad que se desato en la india. Luz estaba igual de preocupada como yo, Gus al notarlo hizo una de sus bromas para alegrarnos la vida, como solíamos decir
-oye idiota
Escuchamos esa voz detrás nuestro, al voltearnos vimos al novio de Luz, Brad. Estaba muy enojado ese día, como cualquier otro, se acerco a nosotros, empujo a Gus derribándolo yo lo intente calmar, sin embargo no se pudo estaba demasiado alterado. Me golpeo en la cara sin razón alguna, me quede demasiado aturdido en ese momento
-detente – grito Luz – ya hablamos de esto
Lo siguiente que vi me enfureció, el la golpeo, saque la lata de gas pimienta y se la rocié en los ojos. El guardia de la escuela tomo mis manos y me derribo. Los cuatro fuimos a la oficina del director nos dio un sermón y me estaba quedando dormido, al final nos dio dos de las peores semanas de castigo de mi vida. Cuando salimos Brad, que tenia los ojos rojos, me amenazo a lo cual no hice mucho caso. Al terminar las clases nos quedamos en la cafetería junto con otros cuatro chicos y dos maestros que nos vigilaban.
Así paso la primera semana, el lunes de la segunda semana de castigo las cosas empeoraron, la enfermedad se volvió algo ilógico las personas que morían a causa de ella regresaban a la vida en cuestión de horas. Todos los países de Asia y parte de África ya estaban contaminados con la enfermedad. Los gobiernos de América empezaron a mandar soldados para controlar todo o al menos eso pensábamos. Durante el castigo nos pusieron una televisión, la prendimos en las noticias, al parecer era lo único que había en todos los canales. Tenían imágenes en vivo de los lugares infectados, había niños ensangrentados o sin alguna parte del cuerpo que caminaban, los militares les disparaban sin lograr ni un solo daño.
Por toda la ciudad había decenas de personas, la cámara dio la vuelta cinco adultos que tenían sangre en la boca corrieron hasta ellos. So supimos mas la cámara callo del edificio hasta un automóvil. Las chicas se asustaron, uno de los profesores puso una película
-¿Qué diablos esta pasando? – pregunte
-no lose – respondió Luz – pero espero que esa enfermedad no llegue aquí
-descuiden nada pasara – nos dijo Gus
Gus siempre nos trataba de animar como le fuese posible pero esta vez no sirvió. Para el miércoles llego el primer casi al continente, en buenos aires, Argentina. Nos asustamos un poco, menos de lo que creí que estaríamos, por alguna razón, aun sabiendo que esta enfermedad nos atacaría, estábamos tranquilos.
En este punto ya era simplemente estúpido seguir yendo a la escuela pero igual nos obligaban a ir los días restantes. Brad se enfado esa tarde, ya estaba arto de que lo tuvieran encerrado. Desde afuera se escucho un disparo muy cerca de donde estábamos, cinco de nosotros, entre ellos los maestros, salimos para ver que era, todo se desato en un segundo la gente corrían por todos lados
-¿Qué es esto? – Pregunto un profesor – ustedes entren rápido
Un carro choco contra el portón de la escuela, al regresar adentro vimos las noticias que aconsejaban encerrarse en donde se estuviera. La escuela tenía cuatro entradas que tenían que cerrarse, nos dividimos en equipos de dos, a cada uno se nos dio un bate, no querían que nos pasara algo. Yo me dirigí a la entrada del gimnasio, me toco ir con Brad
-sabes – dijo – lamento lo que paso
- creo que no es momento para eso – respondí – ahora tenemos un problema que no sabemos resolver. Pero si vuelves a tocar a Luz no te lo perdonare
Abrimos la puerta para entrar al gimnasio, pero ahí vimos a dos hombres deambulando, uno volteo, su boca se hallaba desgarrada mostrando todos sus dientes. Nos asustamos mucho, cerramos la puerta y la sellamos con unas cadenas y candado que nos dieron. Escuchamos un grito en la cafetería así que corrimos hasta allá. Las ventanas estaban destrozadas unos hombres afuera las destruyeron
-¿Qué hay que hace?
Pregunto Katy una de mis compañeras de salón, era muy vanidosa y presumida. Rápidamente, con ayuda de todos, pusimos las mesas contra las ventanas. Mike, un compañero se acerco a nosotros un poco pálido y asustado, pero excitado estaba viendo algo que le gustaba
-Nuca creí que pudiera ver uno – dijo
-¿un que?- le pregunte -¿de que hablas?
-un zombie, los hombres que al morir regresan a la vida. Esto es increíble
A este punto las tres chicas que estaban con nosotros se comenzaron a asustar por la forma en la que Mike actuaba, era un poco sádico. Los maestros regresaron, les contamos lo que estaba sucediendo, al parecer quedo una puerta sin revisar y alguien tenia que ir, yo me apunte nadie se opuso a excepción de Gus y luz. Armándome con un bate y un cuchillo que vi en la cocina me aventure a la parte norte de la escuela, el miedo se comenzó a apoderar de mi en cualquier momento esas cosas podían atacar. Al cruzarme por la puerta del baño de mujeres oí un sollozo, me arriesgue y entre, sostenía con fuerzas el mango del bate, al abrir una puerta un chica que yo conocí estaba arrinconada en una de las orillas
-Susy – dije
Ella levanto la mirada que estaba empapada en lagrimas se lanzo hacia mi para darme un abrazo. Después de un rato se tranquilizo, salimos del baño y os dirigimos a la puerta principal, todo se veía tranquilo en ese momento, me acerque a la puerta y coloque la cadena “Tengan mucho cuidado. Las personas infectadas son peligrosas” habían dicho en las noticias y la verdad es que tenían razón. Antes de colocar el candado un ruido llamo mi atención voltee a mi derecha un hombre, muy pálido lleno de sangre, se arrojo sobre mi intentando morderme.
Caí al suelo, soltando en bate, Susy dio un gran grito. Puse mi brazo en la garganta del hombre para mantenerlo alejado de mi, busque el cuchillo que llevaba en el cinturón. Mi brazo se había cansado, un golpe mando a volar la cabeza del sujeto, arroje el cuerpo muy asustado, por unos minutos quede petrificado me volví hacia Susy que sostenía en bate. Cerré la puerta y regrese al comedor, los profesores no se encontraban, Luz y Gus corrieron hasta mi, Luz me dio un abrazo que hiso que me sonrojara, senté a Susy en una banca. Con un trapo me limpie la sangre que tenia en la cara.
Prendimos la televisión, muchos canales ya solo eran estática, encontramos un canal, nos decían que no saliéramos de donde estábamos y evitáramos las mordeduras y rasguños de las personas infectadas, también decían que los militares vendrían a buscarnos. Nunca creí que lo harían y no me equivocaba. Pasados ya dos días seguíamos en la escuela sin ser rescatados, teníamos comida para otros cinco días y agua para una semana. Subía constantemente al techo, observaba toda la destrucción que causo el pánico. Jugaba con una pelota de tenis que encontré en uno de los salones, Gus abrió la puerta que daba al techo asustándome
-Estoy arto – me dijo – quiero irme de este lugar
Comprendía lo que sentía, todos estábamos enfadados deber las mismas caras desde hace semanas. Veíamos a nuestros alrededores, observamos el camión escolar y nos dimos una idea, pero a donde iríamos
-El bunker – dije en ese momento
- cierto – dijo el – lo podemos hacer. Hay que avisarles a los demás rápido
Diez minutos después regreso con todos tras el, Brad se abalanzo hacia mi y tomándome del cuello dijo:
-¿Eres idiota o que? Pudimos habernos ido hace días antes que esto comenzara
Uno de los maestros lo tranquilizo me vio un poco enojado. Hicimos un plan rápido consistía en hacer una distracción, a esas cosas les gustaba el ruido, así que haríamos sonar las alarmas de los carros. Cuatro de nosotros iríamos al gimnasio donde nos desharíamos de los que están ahí, saldríamos directo al camión lo llevaríamos a la puerta del gimnasio. Subiríamos toda la comida y agua que pudiéramos. Ya todos adentro partiríamos a mi casa en busca de mi padre o algo que me dijera donde estaba el bunker. Parecía fácil, lo dejamos para el día siguiente ya que estaba anocheciendo y lo veíamos peligroso. Bajamos para no quedar cubiertos por la oscuridad.



Durante toda la noche esas cosas no nos dejaron dormir, golpeaban las ventanas constantemente. Me levante a las cinco de la mañana el sol comenzaba a salir, no había rastro de ningún zombie. Volví a mirar a adentro nos conté éramos 11 en ese momento: Katy, Mike, Brad, Luz, Gus, Susy, Rossy, John, Lucas (profesor de física), Aarón (profesor de artes) y yo. Éramos muchos en aquel momento. Dieron las 8 de la mañana todos estábamos preparados, Lucas consiguió un hacha que estaba cerca de la dirección, nuestra única opción contra ellos era destruyendo su cerebro. Mike sabía mucho de eso, pero nos negamos al principio a matar gente, pero no nos quedaba de otra.



John, Katy y Susy subieron al techo y arrojaron rocas a los carros, afortunadamente John tenia buena puntería que logro romper la ventana de uno de ellos. Esa fue la señal Lucas, Brad, Aarón y yo, salimos al gimnasio, Mike, Luz, Gus y Rossy tomaron toda la comida que pudieron. En el gimnasio había tres zombis, les dimos unos fuertes golpes, derribe a uno y de mi cinturón saque un cuchillo, se lo encaje en el ojo. Lucas le corto la cabeza a uno, callo pero no muerto, le mordió el pie, el de un golpe se lo zafo. Brad se deshizo del ultimo, salimos rápido a unos 100 metros de nosotros estaba en camión.



Corrimos un error grave, algunos de ellos nos vieron. Aarón subió rápido al autobús, un zombie entro al gimnasio sin que nos diéramos cuenta, todos salieron rápido. Katy se quedo paralizada al ser la ultima en salir se topo con una de esas cosas que la agarro y empezó a morder en el cuello. Intente correr a ayudarle pero Mike me detuvo negando con la cabeza. Ya los que nos salvamos nos pusimos en marcha a mi casa.
Baje del autobús, Lucas me arrojo el hacha y me deseo suerte. Esperaba que mi padre o mi madre siguieran ahí sin embargo no estaban, fui a la habitación de mis padres abrí el armario había una caja de zapatos la saque. Había un 9 mm en ella la saque junto a su funda y me la colgué, a veces pienso que fue muy conveniente tener ese tipo de padres. Fui a mi cuarto tome una mochila donde metí municiones y ropa, me coloque mi reloj. Después fui a la oficina de mi padre, en el escritorio estaba un carta junto a un mapa con la ubicación del bunker. Estaba feliz ya nos podíamos marchar solo tenia que hacer algo.
Fui a mi patio trasero al abrir mi cobertizo vi unos volkitolki los eche a mi mochila, oí un ruido detrás mío, empuñe el hacha con toda mi fuerza me di la vuelta, en el patio de alado estaba mi vecino, era un viejo cascarrabias, camina hasta el
-perdóneme por esto – le dije – nunca pensé que esto fuera a pasar así
Le encaje el hacha en la cabeza, escuche el claczon del camión. Tome otra hacha y unas tijeras, para podar el césped. Entre de nuevo a la casa no supe de donde pero un zombi apareció frente a mi, me hice hacia atrás, me encontraba un poco asustado. Me arme de valor y le corte la cabeza, me dieron nauseas lo que no me paso con los otros dos que mate. Corrí hacia la sala observe por la ventana, todos estaban sentados esperándome a que regresara. Antes de salir tome rápidamente todas las medicinas que pude. Abrí la puerta y di unos cuatro pasos hacia afuera, una pala me golpeo en la cara
-llévenlo con los demás. El jefe estará contento
Esa voz femenina fue lo ultimo que oí antes de quedar inconsciente. No sabia que pasaba y cuando lo descubrí fue algo extraño.



>>>Haz Clic Aqui<<<
0
4
0
0
4Comments
ArturoNegrette

POOP PEE POO IS A PERFEC STUPID POSTING

0
Machecitou

Esta buena la intencion pero agregale mas realismo, mucho contenido yankee... si queres pasate por los mios, nunca los termine ^_^

0
FansDeTerror

Lee,y hablas ._.

0