Canales populares

Los grandes misterios de la raza Anunnaki

La raza Anunnaki (Anunna - Hijos de An) ha estado en nuestro mundo desde hace miles de años. Describiendo este tan apasionante y misterioso tema sobre los Anunnaki se encontraron hace un poco más de cien años (en Irak), 20.000 tablillas escritas en lengua sumeria.


Las tablillas cuneiformes sumerias cuentan que entre 10.000 y 450.000 años atrás una raza procedente de las estrellas llegó a la Tierra. Traían una misión; recoger minerales para reparar su atmosfera nativa, específicamente el oro, estos eran los Anunnaki.

Pues bien, encontraron dos cosas; el oro y al ser humano. Estos seres trabajaron duramente extrayendo el precioso metal durante mucho tiempo y un día se cansaron de ello, por lo que decidieron manipularnos genéticamente (al hombre mono) para convertirnos en mineros esclavos y que así hiciéramos su trabajo. Por lo que son los creadores del génesis de la vida sobre la Tierra y los causantes de nuestra evolución. Ellos a cambio nos instruyeron en el cultivo de la tierra y la construcción de viviendas.


Nosotros abríamos sido creados entre el cruce de dos razas, una de Nibiru y otra de Sirio. La creación viene siendo como relata la biblia, siendo que Enki tomo la arcilla y le dio forma, (por invitación de Nammu), aunque las primeras formas no fueron satisfactorias. El comandante Anunnaki e hijo de Enki / Ea, el dios de "las aguas" (Génesis 1:1), fue Marduk o Merodac, que aparentemente es el Mardoqueo del libro bíblico de Ester (Ishtar). También llamado "rey de los Igigi," Marduk era el Dios supremo de Babilonia, aunque como "Bel-Marduk" que incorpora aspectos del dios del Sol, así y era considerado como tal en un período final de su culto.


El paraíso habría sido un jardín de los Niburu, y el Árbol de la Ciencia nos permitió procrear, ya que al ser híbridos Anunnaki y Hommo Erectus, éramos incapaces de hacerlo. Los Anunnaki no querían que los hombres se reprodujeran y cuando lo consiguieron los echaron del Paraíso.

Los sumerios hablan de un Paraíso llamado Dilmun descrito en el mito de "Enki y Ninhursag". Dilmun es una tierra pura, brillante y santa, regada por 4 ríos de agua dulce, llena de lagos y palmeras y árboles. En Dilmun los dioses parían sin dolor.
La Biblia, fue hecha en gran parte por los mitos plagiados de otras culturas. La teoría Anunnaki ha llevado a la conclusión de que la Biblia no es infalible (¿En verdad es Dios Yahvé?) y sus diversos personajes son los Alíen e híbridos.


Se afirma que los Anunnaki son dioses inmaduros, separados de sus padres y abandonados en un mundo que se estaba recuperando de una batalla con una estrella de la muerte. Ahora bien, según los sumerios, existe un planeta llamado Nibiru, el cual tendría una órbita elíptica (similar a la de un cometa) durando 3600 años en dar una vuelta completa alrededor de nuestro Sol. De este misterioso y gigante planeta procede esta raza. Los humanos veían a estos seres como dioses, ya que eran inteligentes, poseían muchas tecnologías y conocimientos. Eran mortales y Vivían muchos años.

Estos seres fueron llamados por los sumerios Anunnaki. La Biblia los llama Nephilim (recordemos que la Biblia es una copia de las tradiciones sumerias), aunque algunas traducciones erróneas del termino los denominan "gigantes, bajaron del cielo desde tiempos inmemoriales y antes de la llegada de la humanidad.

Algo interesante es que para los sumerios, al igual que para otros pueblos antiguos, sus dioses fueron seres de carne y hueso que un día habitaron entre ellos y de los que aprendieron numerosas actividades y normas de convivencia. Vinieron a nuestro mundo como colonos y explotadores. Aquí fue su hogar y construyeron ciudades gobernadas por ellos mismos.

Cada una de estas ciudades disponía de un dios y una diosa protectora, lo que nos indica que el gobierno de estas ciudades estaba encargado a parejas de dioses. Estos dioses o reyes duraban gobernando 3600 años (según la lista real sumeria), tiempo que se media en SARS. Para que comprendamos mejor, un SARS es el equivalente a un año en Niburu. Si se tiene en cuenta la lista real sumeria, y se consideran los SARS de 3600 años, el periodo antediluviano, (que empezó con la llegada de los Anunnaki) fue hace 450.000 años.


En el sello del tercer milenio a.C., conocido con el nombre de VA/243. Observamos a la izquierda entre dos figuras el Sistema Solar, en una muestra clara de los grandes conocimientos astronómicos de los sumerios. Si nos fijamos detenidamente los puntos que rodean la estrella son esferas. Mercurio es seguido por Venus, el cual se ve más grande. La Tierra (del mismo tamaño que Venus) es acompañada por una pequeña Luna.

En dirección contraria a las manecillas del reloj, vemos a Marte más pequeño que la Tierra aunque más grande que la Luna o Mercurio. Luego nos es mostrado un planeta desconocido y más grande que la Tierra, pero más pequeño que Júpiter y Saturno. Después tenemos a Urano y Neptuno. Inmediatamente encontramos a Plutón (no donde se encuentra actualmente después de Neptuno) entre Saturno y Urano.


Las anomalías detectadas con el nuevo planeta entre la Tierra y Júpiter, y la extraña ubicación de Plutón, corresponderían a la irrupción cada 3.600 años de un planeta extrasolar que en sus orígenes desvió la órbita de Plutón a su actual posición y que chocó seguidamente con un planeta situado donde se encuentra el cinturón de asteroides, que serían los restos de esa colisión.

Posteriormente, lo que quedó del planeta acercó su órbita al Sol, y es nuestro actual mundo, la Tierra. Los antiguos sumerios llamaban al planeta del que se desgajó la Tierra, Tiamet, y al planeta intruso que originó el choque, Niburu, de donde procedían sus dioses. De este choque surgió la vida en la Tierra. Hoy en día, son muchos los científicos que opinan que la vida en la Tierra tal vez tuvo su inicio por la presencia de organismos extraterrestres procedentes de meteoritos u otros cuerpos del espacio exterior que impactaron hace millones de años sobre la Tierra.

Encuentre mas en

http://taringamas.blogspot.com/2013/07/misterio-anunnaki.html
0
0
0
0No hay comentarios