Check the new version here

Popular channels

Los mejores libros de Terror de todos los tiempos (MEGAPOST)



 Hola linces, robertos, maquinas, bots, turbinas, tadingas, y mas, hace mas de 15 dias hice un post en el cual hablaba de los mejores escritores del genero Terror ya sea psicologico o no. Ya que tuvo mucho exito (y logre ser top por 2 dias en Paranormal ), me he decidido a hacer un nuevo post relacionado a este tema, sin mas preambulos comencemos.


Post del que hablo
: http://www.taringa.net/posts/paranormal/18687736/Los-mejores-escritores-de-Terror-MEGAPOST.html


El Misterio de Salem’s Lot, de Stephen King

Si el propio Stephen King ha declarado en más de una ocasión que de todas las novelas que ha escrito esta es su favorita, pues no seremos nosotros quienes le llevemos la contraria. ¿Qué haría  Drácula en una pequeña localidad estadounidense contemporánea? Esa es la pregunta a la que intenta responder, mostrándonos de paso un retrato muy agudo y escasamente amable de la vida en una pequeña comunidad con sus constantes rumores, su tedio cotidiano y, en definitiva, su horror oculto bajo las apariencias.


 Fantasmas, de Peter Straub
Esta novela publicada en 1979 e inspirada en algunos aspectos por la anteriormente mencionada, fue la quinta en la carrera de Straub y la que le lanzó al éxito. Un grupo de amigos que ocultan un oscuro crimen cometido tiempo atrás se reúnen para contarse historias de fantasmas y recordar al quinto miembro del grupo, muerto recientemente en extrañas circunstancias. De este autor también merece la pena destacar Si pudieras verme ahora.

 
Libros de sangre, de Clive Barker
De nuevo hay que mencionar a Stephen King, pues suya es la frase «he visto el futuro del terror y su nombre es Clive Barker». Es un buen padrino, sin duda, pero Barker además de profundizar en su particular estilo literario rebosante de imágenes perturbadoras como en esta colección de relatos, ha dibujado cómics, ha sido sido productor de cine, ha participado en la creación de videojuegos e incluso ha diseñado una serie de figuras ideales para poner en el dormitorio y que desde la penumbra nos inspiren alguna pesadilla.



La llamada de Cthulhu, de H. P. Lovecraft 
El género de terror tiene un repertorio eficaz aunque muy limitado de criaturas con las que estremecernos, por ello es meritorio que Lovecraft fuera capaz de crear toda una nueva mitología. Una especialmente desasosegante por lo inhumana y extraña que nos resulta, encuadrada en lo que se conoce como «horror cósmico», y cuyo particular rey sería el Gran Cthulhu.

 
Otra vuelta de tuerca, de Henry James
Si tenemos un caballero inglés, una institutriz y una mansión victoriana, los fantasmas no tardarán en aparecer para completar el panorama. Todo un clásico del género que juega sutilmente con los giros y las dobles interpretaciones y la obra más conocida de Henry James.

 
El umbral de la noche, de Stephen King
Esta es su colección de relatos más lograda y que ha llegado a ser con el tiempo extraordinariamente prolífica. Varios de sus cuentos han inspirado novelas posteriores o han sido llevados al cine, como en la que tal vez sea la adaptación más conocida, Los chicos del maíz, o en la que el propio King filmó en su única incursión como director, La rebelión de las máquinas.

 
Fantasmas, de Joe Hill
Esta fue la obra que catapultó hacia el éxito a su autor, quien posteriormente desvelaría ser el hijo de Stephen King. No en sentido literario o artístico, no, sino estrictamente biológico. En esta recopilación de cuentos procura ir un paso más allá de los tópicos del género y demostró tener una imaginación y un talento para la escritura que le valieron un Premio Bram Stoker.

 
Frankenstein, de Mary Shelley
Aunque es una novela de ciencia ficción en toda regla (podría considerarse la primera, de hecho), nada impide que una obra pueda adscribirse a varios géneros y en este caso Shelley creó una de las figuras de terror más reconocidas hoy día. Su criatura ha sido imitada, homenajeada y versionada casi hasta el infinito, aunque nuestra adaptación favorita naturalmente no podía ser otra que esta.

  
El silencio de los corderos, de Thomas Harris
Su adaptación al cine tuvo un éxito fulgurante y desde entonces no ha habido thrillerque se precie sin su psicópata de modales exquisitos e inteligencia implacable. Pero la novela reunió suficientes méritos por sí misma y en ella además terminó de perfilarse el personaje de Hannibal Lecter, que ya había aparecido previamente en otra de sus novelas, El dragón rojo, muy apreciable también.

 
La caída de la Casa Usher, de Edgar Allan Poe
Es difícil escoger un solo cuento de este autor, podría ser La verdad sobre el caso del señor Valdemar, Un descenso al Maelström, El gato negro… tal como dice Fernando Savater «hay por lo menos una docena de relatos en la obra de Poe de los que la imaginación que los ha leído no se repone nunca del todo». Este era uno de los predilectos de su autor y posteriormente también de la crítica, así que con él nos quedamos.

 
It, de Stephen King
Una criatura llegada de otro mundo que carece de forma definida pero es capaz de leer las mentes y adoptar el aspecto que aterrorice a su víctima. Bajo esa premisa King escribió 1.500 páginas que cautivaron a millones de lectores, quizá precisamente por lo indefinido de su antagonista. No importa lo feo o grotesco que pueda ser un monstruo si al menos así le ponemos cara y podemos ubicarlo. El desasosiego llega cuando no podemos identificar la amenaza…

 
Un habitante de Carcosa, de Ambrose Bierce
Ambrose Bierce fue un periodista y escritor americano del siglo XIX, célebre por su humor corrosivo reflejado en libros como El diccionario del diablo, pero también se prodigó en el género de terror. Este fue uno de sus relatos más logrados y que ha contado con guiños en la reciente serie True Detective.

 
El pueblo blanco, de Arthur Machen
Este escritor y periodista galés que vivió entre el siglo XIX y el XX estuvo muy interesado por el ocultismo y eso quedó reflejado en su obra. Aunque tiene una novela muy apreciable, El terror, su narración más recordada es este relato en torno a una chica que se inicia mediante su niñera en diversos poderes sobrenaturales.

 
Drácula, de Bram Stoker
Aunque los rumores sobre la existencia de vampiros en el Este de Europa ya venían de antiguo, Esta novela de finales del siglo XIX fijó para siempre en la imaginación popular un nombre, Drácula, una región, Transilvania, y un entorno, el castillo en el que vivía el conde.

 
La carretera, de Cormac McCarthy
A medio camino entre la ciencia-ficción y el terror (o el horror, para ser exactos) esta narración de un mundo post-apocalíptico, deprimente y espeluznante a partes iguales, ganó el Premio Pulitzer y tuvo una digna adaptación al cine, con Viggo Mortensen intentado sobrevivir junto a su hijo en un mundo de caníbales.

 
Y con esto me despido! si el post te gusto recuerda seguirme y puntuar! Salu2!



+1
0
0
0No comments yet