Canales populares

lugares misticos de rusia

Bienvenido

el carruaje gris de kuznetsky most




Los estanques del Patriarca

Eternizados por el célebre escritor ruso Mijaíl Bulgákov en su emblemática obra 'El maestro y Margarita', los estanques del Patriarca se han convertido en un lugar de peregrinaje para los amantes del misticismo. Según la novela, es precisamente aquí donde Satán, disfrazado de Vóland, inicia su visita a la Unión Soviética ateísta.

ncluso en los tiempos de la Edad Media, este lugar era conocido como el pantano Encantado y se creía que aquí encontraban refugio las almas desamparadas cuyos cuerpos, en vida, fueron sacrificados por los antiguos paganos. Con la llegada del cristianismo, en este lugar se estableció la residencia del patriarca y el pantano fue convertido en un estanque de donde especialmente se sacaban los peces que acababan en la mesa del máximo jerarca de la iglesia rusa.

Hoy día, el lugar es un hermoso parque para el disfrute de los moscovitas, muchos de los cuales afirman haber presenciado hechos inexplicables en sus rincones.



autos fantasmas en rusia


link: https://www.youtube.com/watch?v=fty37h6MMbI



Teatro Pushkin, en Tverskoi Bulvar

El teatro Kámerny, fundado por el director Alexánder Tairov, fue reconstruido en los años 50.

Como resultado de estas reformas, la nueva parte del edificio quedó emplazada sobre el cementerio de la iglesia de Juan el Apóstol. El propio Tairov no llegó a verlo, pero se dice que su viuda, la actriz Alisa Koonen, maldijo el teatro y después falleció.
De repente la situación dio un vuelco: las representaciones fracasaban, el público abucheaba a los actores o, directamente, dejó de ir al teatro... Además el espíritu de Koonen se paseaba por los pasillos. En 1991 el local fue bendecido y , según la creencia, el fantasma desapareció. Se dice que antes de esto, durante un espectáculo, apareció de pronto una mariposa tropical de belleza sobrenatural que voló sobre el escenario para luego desaparecer. En seguida se extendió el rumor de que se trataba del alma de Koonen, que había vuelto para despedirse del teatro.
1Comentario