Check the new version here

Popular channels

Lugares terroríficos: El hotel Rose Hall Great




Jamaica es tierra de profundos misterios. Uno de sus más importantes hoteles, el Rose Hall Great, guarda entre sus paredes una terrible historia de sucesos sobrenaturales asociados a un nombre que todavía hace temblar a muchos en esa isla caribeña.


La bruja blanca, así llamaron los habitantes de Montego Bay a Annie Palmer, una mujer cruel y despiadada, esposa del dueño de Rose Hall.

La casona —hoy hotel— es una mansión georgiana, ubicada en la cima de una colina desde donde se divisa una hermosa vista marítima. Tan acogedora imagen no parece sugerir las torturas que padecieron allí cientos de esclavos y varios de los amantes y maridos de la Palmer durante el siglo XVIII.


La desalmada mujer llegó a Jamaica siendo muy joven, desde Inglaterra. Era muy hermosa, pero inhumana. Muy pronto comenzó a mostrar su carácter más duro, vinculado a extensos conocimientos del vudú y la magia negra.

Su esposo, John Palmer, era dueño de dos mil esclavos. Sobre ellos cayó el terror de la bruja blanca, Annie, quien con sumo deleite gozaba ante el sufrimiento de los negros, algunos de los cuales también fueron sus amantes.


Al cabo del tiempo John Palmer murió de fiebre amarilla, aunque todos en Montego Bay afirman que su esposa Annie lo envenenó. El marido siguiente no tuvo mejor suerte: murió apuñalado en una de las habitaciones de la Rose Hall. También se culpa a la bruja blanca del asesinato.

Annie no fue menos cruel con su servidumbre. Eran comunes en Rose Hall los azotes públicos, las torturas en oscuros calabozos, los sacrificios de niños y las sentencias de muerte entre los atemorizados esclavos. También se cuenta que la bruja blanca liquidaba a todos los esclavos con los que mantenía relaciones sexuales.

Annie Palmer, una mujer nacida del odio, murió asesinada —no podía ser de otra forma—. Hoy su figura alimenta el mito de la crueldad más intensa y terrible que recuerde la historia de Jamaica.

http://www.misteriosarealidad.com
0
0
0
0
0No comments yet