Popular channels

Marked For Death

Todos el tiempo hago lo mismo, me levanto tarde, desayuno todo lo que encuentro y me voy a mi estúpida escuela solo para ver las mismas clases de siempre, por alguna razón siempre eh visto a las personas de manera diferente…es como si pudiese leer su mente y ver en qué piensan, la mayoría de las veces cosas estúpidas y sin sentido.

En mi ciudad siempre pasan cosas raras, desde asesinatos hasta desapariciones extrañas. Una de los últimos asesinatos fue hace casi una semana, era un hombre que fue encontrado en el bosque con heridas en su cuello, casi como si alguna especie de animal lo hubiera atacado, esto no me pareció raro que desde hace algunos meses se han registrado reiteradamente ataques de animales en la ciudad.

18 Junio, 11:13 PM.

Recuerdo que eran alrededor de las 11PM me desperté al oír un ruido afuera de mi cuarto, decidí salir a ver si mi familia estaba bien ya que a mis padres y a mi hermana menor tenían la costumbre de quedarse viendo televisión en el sofá que estaba en la sala hasta muy altas horas de la noche.

Al salir de mi cuarto baje las escaleras y fue cuando lo vi…aquel hombre que inicio todo, lo único que recuerdo sobre aquel sujeto es su pelo blanco como la nieve y la gran espada que llevaba colgada en su espalda la cual tenía un grabado que decía “When i make a promise”.

El hombre al parecer me escucho y volteo a verme, para después mostrar una sonrisa que aún me da escalofríos, después de eso saco su espada y en un movimiento corto la cabeza de mis padres y con su mano tomo el cuello de mi hermana para después lanzarla a la pared dejándola inconsciente.

Al ver todo eso yo intentaba moverme pero por alguna razón no podía controlar ninguna parte de mi cuerpo, el hombre se aproximó hacia mí y fue cuando note que tenía un collar igual al que mis papas nos habían regalado a mí y a mi hermana el año pasado en navidad, antes de que me diera cuenta él había sacado una navaja algo oxidada para después clavarla con una gran fuerza en mi hombro derecho, recuerdo que el dolor que sentí era demasiado para una herida causada con una navaja tan pequeña.
Justo después de que saco la navaja yo caí al suelo de lado, me empecé a desmayar por el dolor que sentía en mi brazo, cuando desperté estaba en un bosque solo, con mucho frío y una herida en mi cuello de la cual brotaba mi sangre la cual por alguna extraña razón era de un color muy oscuro. No tenía nada más que la ropa que tenía puesta, ver el suelo encontré para mi sorpresa aquella condenada navaja llena de mi sangre.

Estaba asustado pero pensé que ese lugar podía ser peligroso así que decidí buscar algún lugar donde me pudiera esconder de ese frío tan intenso que me recorría por todo el cuerpo. Lo único que me iluminaba era la luz de la luna aun que no era suficiente como para que pudiera ver el camino. Estaba descalzo, a cada rato me paraba en piedras o ramas caídas de los árboles, mis pies sangraban demasiado pero no los sentía por lo congelados que estaban.

Conforme fui caminando, encontré una casa a la cual entré pero no había nadie. Subí las escaleras y solamente vi un cuarto con una cama sin sábanas y una pequeña mochila azul sobre ella. En esa mochila había una linterna, una foto de una mujer de cabello dorado y una cámara vieja, era digital y apenas tenía flash para sacar una buena foto pero decidí llevarla conmigo.

Cuando salí de esa casa solo veía árboles pero seguí caminando y lo único que encontré por el momento fue un árbol muy grande y sin hojas. Me acerqué un poco y vi algo inesperado. Algo escrito en el árbol.
No sé qué diablos decía eso parecia ser una especie de simbo no me importo y le tome una foto y seguí caminando.

Desde que tome la foto, empecé a sentir que alguien me seguía, no sé de dónde pero si era una sensación fea. Sentí que me seguían pero no me animé a voltear porque recordé lo que decía la nota así que corrí lo más rápido que pude y empecé a sentirme más calmado.

Seguí caminando por unos minutos y empecé a escuchar algo muy raro. Escuchaba algo muy ruidoso a lo lejos. Sonaba como los pasos de un monstruo gigante pero muy lejos y lentos.

Seguía caminando y los sonidos se hacían más fuertes todavía, así que pensé que me estaba acercando.
Encontré un carro con una pequeña casa rodante atrás. Revisé adentro de la casa pero no había nadie, y la luz parpadeaba bastante ahí dentro pero afortunadamente encontré unas botas debajo de una mesa y algo de ropa, en comparación con la piyama que tenía esta se veía más abrigada así que me los puse.

Cuando salí, encontré una marca al lado de una ventana de la casa rodante. Es muy parecida a la anterior sólo que esta tiene otro mensaje en este caso, la marca dice “encuéntrame” pero, ¿a quién quieren que encuentre? No eh encontrado a nadie, es más, tal vez la marca no sea para mí pero quien sabe, así que le tome otra foto y seguí caminando.

Mi linterna comenzó a parpadear muy rápidamente al igual que el foco de luz de la casa rodante. Finalmente se apagó y escuché un sonido agudo y no sabía de dónde venía pero el sonido nunca se detuvo, así que, de la desesperación, salí corriendo y el sonido se fue haciendo cada vez más suave hasta que dejé de escucharlo por completo y mi linterna volvió a alumbrar el camino. Pero no pasó mucho tiempo desde que la linterna se encendió nuevamente cuando vi a alguien parado de espaldas entre los árboles muy a lo lejos.

Era el mismo sujeto que vi en mi casa.

Me di la vuelta y salí corriendo del miedo que me dio ver a ese sujeto.

Ya no aguantaba los pies así que me senté en una piedra que encontré y comencé a analizar un poco las fotos que había tomado y me pregunté a mi mismo: ¿Quién demonios era ese “maldito de cabello blanco y porque me persigue?

Después de descansar un poco me levante y seguí caminando, después de algunos minutos de deambular por el bosque vi a lo lejos al “maldito de pelo blanco”, este al parecer me oyó ya que se giró hacia mí, cuando lo vi directamente a la cara vi cosas inexplicables. Vi sufrimiento, dolor, angustia y otras cosas que no me atrevo a mencionar.

Yo inmediatamente salí corriendo lo más rápido que pude sin mirar hacia atrás, cuando al fin me detuve pude notar que el bosque no era el mismo que había visto minutos atrás, en este había niebla y casi todos los árboles estaban muertos.

Durante lo que creo fueron 15 minutos yo camine sin parar por el bosque hasta que me senté contra el tronco de un árbol y comencé a analizar todo lo que había ocurrido y me di cuenta que ya había visto a ese hombre en mi escuela días antes.

Recuerdo muy bien cuando lo vi, yo miraba por la ventana de mi salón tratando de pensar en otra cosa que no fuera la estúpida clase de matemática que dictaba mi profesor, fue solo cuando mire a la calle que lo vi…el “maldito de pelo blanco” estaba comiendo lo que parecía ser una barra de chocolate mientras me miraba con la misma sonrisa burlona que me vio antes de atacar a mi familia.

Mientras pensaba sobre lo que ocurría algo sonó a algunos metros de mí, se había roto una rama, pero lo que me puso los que me puso los pelos de punta fue la causa de ese sonido, el “maldito de pelo blanco” estaba parado hay viéndome mientras desenvainaba su espada lentamente.

Cuando me pude levantar él ya se encontraba frente de mí, intente defenderme pero el esquivaba con mucha facilidad todos los golpes que le lanzaba, después de lanzarle una gran cantidad de golpes recordé la vieja navaja oxidada con la que él me había atacado antes, así que la use y pude lograr hacerle un corte en su mejilla derecha y fue cuando note que su sangre era igual a la que brotaba de la herida.

Después de intentar cortarlo de nuevo con la navaja él se decidió a atacarme de un movimiento rápido clavo su espada en mi pecho llegando a pegarme del árbol del que estaba recostado antes de que iniciara la pelea, cuando pude mirar mi pecho me desangraba a una gran velocidad, cuando estaba a punto de perder la conciencia el “maldito de pelo blanco” tomo mi cara y me susurro al oído:

“si sigues así de débil no podrás encontrar a tu hermana”.

Continuará...
0
0
0
0No comments yet