Check the new version here

Popular channels

market for death viejas memorias

Abrí mis ojos, la luz del sol impactaba directamente contra mis ojos a través de la ventana cegándome por un momento, cuando me di cuenta Hayley estaba sentada cerca de mi dibujando como lo solía hacer siempre, eran aproximadamente las 2:30 PM así que decidí ir a caminar a la ciudad en busca de algo que hacer para distraerme de lo que había sucedido ayer.
“tú no solo eres un vampiro común y corriente como esos que acabas de matar, eres un "hibrido nocturno"
Esas palabras todavía rondaban en mi cabeza, mientras caminaba buscando algo de comer sentía que alguien me estaba siguiendo pero cuando miraba hacia atrás no había nadie, sabía que no era una humano lo que me seguía por el hecho de que no podía leer su mente cosa que solo pasa con los vampiros, así que decidí ver si lo podría reconocer por su olor y fue cuando me di cuenta de que era alguien conocido…

9 de Enero, 10:36 PM

Ya había pasado casi un mes desde que me habían atacado unos pandilleros y justamente hace una semana había cumplido los 16 años…a partir de esa fecha empezaron cambiar mis sentidos y fue cuando empecé a crecer en cuanto a musculatura cosa que se notó fácilmente ya que yo siempre fui delgado sin muchos músculos, pero también seguía herido así que quede al cuidado de mi hermana y mi madre mientras mi papa estada en un viaje de negocios.

-cariño, te eh traído la comida, pero primero déjame tomarte la temperatura. - dijo mi madre mientras entraba al cuarto con un bandeja, ella era muy bondadosa no solo conmigo sino con toda persona que conociera por lo que era querida por todos.

-Claro no hay problema

-Por dios!! 41,2 Cº es demasiado alto! será mejor que le avise a tu doctor.

Ella salió por la puerta en ese momento y fue cuando todo se volvió “lento” durante unos segundos, en ese tiempo pensaba que había sido solo un simple mareo pero ahora entiendo que mis ojos se estaban adaptando a los cambios dentro de mí.
De pronto escuche un gran ruido en la cocina como si algo se hubiera roto, así que decidí tratar de levantarme de la cama y ver qué había pasado, cosa que me resulto muy difícil gracias a las heridas que me habían causado los licántropos semanas antes, cuando por fin pude salir del cuarto escuche unas voces, las voces de los mismos que me habían atacado.

No podía creer lo que estaba viendo, mi hermana y mi madre estaban siendo atacados por esos locos, estos solo les gritaban preguntado donde yo estaba.
-¡¡porque demonios preguntan por mí!! – pensé mientras veía a esos malditos golpeando a mi madre mientras mi hermana lloraba.
Dos de esos tipos estaban sujetando de los brazos a mi madre, ella solo gritaba, su cara estaba llena de moretones, esos bastardos solo la golpeaban, no podía hacer más que enojarme, no podía siquiera hablar y mucho menos moverme en esa condición, solo podía sentir esa impotencia de no poder hacer nada siquiera llamar a la policía ni a nadie, nada, no podía hacer nada... cuando me propuse a intentar salvarlas de alguna manera algo inesperado paso
Después de eso mi hermana ataco furtivamente a uno de ellos con lo que parecía ser un bolígrafo.

-Oye! Cuidado! - advirtió uno de los que sujetaba a mi madre el cual tenía una navaja.

-Que mierd... – el bolígrafo impacto contra el ojo del sujeto matándolo al instante.

-Hija de puta!!. – otro de los sujetos golpeo en la cara a mi hermana dejándola en el piso mientras mi mama gritaba

-Matemos a estas putas de una vez y vayámonos quieres?...el niño no está aquí.
Sin querer mientras los veía tropecé y tumbe un jarrón que estaba cerca de las escaleras, al instante trate de esconderme pero ya era tarde

-Espera que fue eso? – Uno de ellos escucho cuando se rompió el jarrón y me vio cuando me iba a ocultar y ver que podía hacer.

-Miren ahí está el niño?

-Hey! Parece que si podremos terminar el trabajo después de todo.
Uno de ellos decidió atacarme con su navaja, a pesar de mi condición yo alcance a moverme esquivando los ataques de este pero no me percate que uno se acercaba corriendo hacia mi clavando la navaja en mi espalda, yo caí contra el suelo de dolor cuando este se montó encima de mí, creí que ese era el final, pude ver que mi madre esta inconsciente y fue cuando me di cuenta de que Alex estaba viéndome a los ojos asustada…

Cuando me di cuenta todo se volvió oscuro, no podía entender nada, cuando recupere la consciencia me sentía raro, como si algo hubiera estado controlado mi cuerpo, mire a mi alrededor y toda la casa estaba destruida, las paredes estaban pintadas de rojas los cuerpos de aquellos tipos literalmente estaban masacrados no se podía ni reconocer, uno de los tipos tenía una pierna rota pero logró huir.
Cuando vi a mi alrededor mi hermana me veía sorprendida cuando me quise acercar a ella esta empezó a llorar de miedo no entendía porque, cuando quise hablarle la palabras no salían de mi boca y fue cuando vi el reflejo en uno de los tantos charcos de sangre que había en la casa y vi algo que me asusto…

una gran bestia de color oscuro…esta imagen pronto se empezó a desvanecer cuando volví a caer mareado en el piso, de repente todo se puso negro y lo siguiente que recordé fue despertar en el hospital una semana después, cuando me percate mi hermana Alex estaba durmiendo recostada en la cama en la que yo me encontraba.

Ella despertó dándome un gran abrazo, el cual a pesar de las heridas que tenía no me dolió para nada, al preguntarle qué había pasado ella me miro sorprendida por el hecho de que no recordara nada.
-es que acaso no recuerdas que te sucedió?
-no cuando ese loco me ataco con su navaja me desmaye…o no?
-a decir verdad eso es todo lo contrario a lo que paso realmente.
-Alex…que era ese monstruo que estaba en la casa?? – le pregunte mientras pensaba en lo que había pasado.
-esa monstruo eras tu hermano…
-yo??? – le pregunte algo asustado por lo que haba dicho.
-sí, cuando ese “ladrón” se te monto encima tu empezaste a temblar, él se levantó enseguida y saco una pistola de su bolsillo y cuando te iba a disparar tú le brincaste encima y lo mordiste…y bueno empezaste a atacar a los demás
-yo que!!!
-si lo mordiste, y cuando probaste su sangre de un momento a otro te convertiste en ese “Scooby Doo” asesino…cuando te desmayaste volviste a la normalidad y llame a emergencia para que viniera.
-y que sucedió con mama?...ella esta…
-no tranqui, ella tiene algunos golpes pero nada muy grave.
-y tu estas bien?
-si me duele un poco la cabeza…
-no me refiero a si estás bien con lo que viste allá?
-…si al principio me asuste un poco cuando los atacaste así que cerré los ojos hasta que todo termino, pero si eres mitad perro no me importa, igual sigues siendo mi hermano mayor, además siempre quise una mascota – después de decir esto ella se echó a reír durante unos segundos
-me alegra que pienses eso de mi “problema” después de que dije eso hubo unos segundos de silencio hasta que decidí hablar de nuevo.
-Alex te puedo pedir un favor?
-Claro de todos modos te debo una por salvarme de esos locos – ella dijo esto mientras sonreía como lo hacía siempre.
-No le digas a nadie lo que viste allá.
-No hay problema además cuando llego la ambulancia ellos me preguntaron qué había pasado y yo les dije que uno de ellos de pronto se volvió loco y ataco a los demás para después huir de la casa.
-Y te creyeron? – yo le pregunte esto sorprendido por la astucia de mi hermana a la hora de decir mentiras
-Claro como no me iban a creer, soy una niña linda…todo el mundo me cree…
Pasaron los días y yo decidí investigar en todos lados sobre mi “problema”, busque en todos los libros que pude y hasta llegue a meterme en la llamada Deep Web para investigar sobre los hombres lobos y esas clases de cosa, durante un tiempo quise controlarlo y aprendí a usar algunas de las habilidades que obtuve, me volví más rápido, mi vista era mejor, mi fuerza aumento un poco pero nunca me volví a convertir en lo que Alex llamo “Scooby Doo asesino”.

16 de Octubre, 06:12 Pm

Me distraje tanto con ese recuerdo que sin darme cuenta se hizo muy tarde ya anocheció, además de que me deje llevar y quede muy lejos de la casa de Hayley y decir tomar unos cuantos atajos, ya cuando estoy cerca siento otra vez ese olor y me doy vuelta solo para encontrarme con el tipo que me seguía antes, ahora ya recordaba su olor, era el mismo olor de los tipos que atacaron mi casa y fue cuando me di cuenta que ellos eran vampiros, al parecer habían sido convertidos hacia unos días ya que todavía no se les denotaban los ojos de un vampiro completo, cuando me di cuenta muchos de estos tipos comenzaron a salir del callejón, al parecer se habían ocultado, yo no los note ya que estaba algo distraído.

-No pensamos que vendrías tu solo a la trampa. - dijo aquel tipo que me seguía quitándose su capucha y dejando ver su rosto, este cojeaba un poco por una herida que tenía en su pierna, ese era el maldito que escapo aquella ves.

-pero miren quien es…es nada más y nada menos que ¡¡EL MADITO QUE GOLPEO A MI MADRE!!! – dije mientras mostraba mis colmillos y garras.

-Chicos, acabemos con este idiota – dijo mientras mostraba una estúpida sonrisa que se posaba en su tonta cara.

Cuando dijo esto todos los tipos que se habían encontrado oculto se abalanzaron contra mí, no sé cuántos podrían ser, pero parecían ser 20 o más. No tenía nada con lo que defenderme, deje mi espada en Hayley estaba afilando mi espada y solo tenía mis pistolas con nada más que unos tres cartuchos, odio usarlas pero parece que era la única forma de defenderme sin matar a aquel idiota y poder interrogarlo.



Tome el arma y comencé a disparar puede derribar a 4 en el aire, dejándome un camino para esquivar a los otros, uno me lanzo una estocada con lo que parecía ser una katana la cual esquive pero seguido otro me clavo una navaja en el hombro, aprovechando eso otro me dio una gran patada en el rostro haciendo que cayera al suelo, seguido todos comenzaron a patearme sin parar, eso me hizo enojar, transforme mi brazo izquierdo en una garra de lobo, sujetando la pierna de uno de estos, y levantándolo en el aire y girándolo golpeando a los otros a su alrededor, sin darme cuenta le había arrancado su pierna entera, este chorreaba sangre así que la solté y probé algo de ella para aumentar mi poder.
Cuando probé la sangre de ese idiota todo se volvió lento y mi cuerpo se tensó completamente, cuando me di cuenta podía ver a través de la piel de esos malditos sus venas llenas de sangre, así que decidí comer algunos bocadillos mientras peleaba.
-E-Es un monstruo!!!

-Eso que mierda importa, si lo atacamos todos juntos no podrá hacer nada!! - dijo uno de ellos.

-Tiene razón matemos a este bicho raro y vallamos con el jefe.

Luego de eso estos otra vez se avanzaron contra mí, puede atravesar a dos con mis garras y de un salto caí encima de otro solo para morder su cuello y chupar su sangre cuando lo solté este cayo desangrándose en el piso mientras le dispara a otros dos dándole un balazo en la cabeza a cada uno, pero sin darme cuenta uno clavo su katana en mi espalda mientras otro lanzo lo un cuchillo a mi pecho, el corte de la katana me debilito bastante ya que a pesar de que me podía regenerar rozo mi corazón por lo que caí al suelo durante un momento y sin darme cuenta varios de ellos me apuñalaron con navajas y uno de ellos saco lo que parecía ser una escopeta recortada y me disparo en el pecho a quemarropa.

Las gran cantidad de esquirlas me hirió bastante y estos aprovecharon de atacarme con todo lo que tenía y cuando me di cuenta el maldito de la escopeta me apunto a la cabeza, creí que este podía ser mi fin, ya que a pesar de mi poder no era inmortal y ese disparo podía matarme o causarme el suficiente daño como para dejarme K.O., no sabía que podría ocurrir pero creo que lo primero sería mucho más probable.

-Este es tu fin maldito niño.

Cuando el tipo estaba por apretar el gatillo cerré los ojos, pude escuchar una sonido de bala , pero no era de su arma, abrí rápidamente los ojos para ver como aquel tipo tenía un agujero entre sus ojos, de este brotaba sangre la cual salpico mi rostro, el sujeto se desplomo en el suelo, aproveche la confusión de sus compañeros para saltar lo más alto que pude, liberándome de ese tipos, cuando caía me saque los cuchillos clavados en mi cuerpo y los lancé hacia uno de ellos cuando caí al suelo, use otros dos que me saque de la espalda y los use para cortarles el cuellos a 3 tipos más, rápidamente recogí mi arma del suelo y le dispare a 5 más en medio de la cabeza para que explotaran por el impacto, después tome la katana y de una estocada clave al maldito que me ataco aquella vez en el árbol más cercano, apunte mi arma hacia su cabeza y le pregunte.

-Hace unos meses quién demonios te mando a matarme?

-De qué diablos hablas, eh matado a muchos idiotas piensas que recordare algo de alguien tan pendejo como tú? - entonces le dispare dos veces en la rodilla haciendo que gritara de dolor.

-En enero cuando casi te mata una gran bestia negra, ¡¡QUIEN CARAJO TE MANDO A MATARME!!! – sin darme cuenta la furia se apodero de mi

-Espera ya lo recuerdo! tu eres aquel chico, ese que Black dijo que tenía que ser que asesinado antes de que fuera tarde, aquel con la madre que estaba bien bue... - BANG!! Ese fue el sonido que hizo mi arma al apretar el gatillo, ya me había cansado de ese maldito.

-Hasta cuando te esconderás? ya eh sentido tu olor hace rato - dije mientras guardaba mi arma.

-Así que ya lo sabias? Has mejorado mucho desde la última vez que te vi.

Cuando lo vi me di cuenta…era el “maldito de cabello blanco” pero lucia muy diferente en comparación a la última vez que lo vi, su brazo derecho estaba transformado en una especie de garra demoniaca, sus ropas estaban rotas y había remplazado la espada que me había dado por una especie de cadena de plata, y su cabello ya no era plateado si no negro y solo su flequillo era blanco


.
Sabía que si lo atacaba a lo loco no podría averiguar quién era y donde estaba mi hermana así que respire profundamente y trate de leer su mente pero no pude ver nada, así que decidí hablar

-Es algo irónico verdad? – dije yo sarcásticamente
-Qué cosa?
-Que aquella vez hallas tratado de matarme y vengas a salvarme ahora.

-solamente hago mi trabajo

-No sabía que torturar a alguien y después salvarlo eso era un trabajo, pero igualmente “gracias” por tu amabilidad – esto lo dije con un tono sarcástico mientras el solo sonreía.
-Cuál es tu nombre

-Me llamo Damon…creo que esta es la parte en donde tú te presentas.

-Creo que deberías saberlo después de todo lo que hiciste…pero si a estas alturas quieres que sea cordial, soy “Nero”, tengo 16 años y soy al parecer un “hibrido nocturno”, soy mitad licántropo y gracias a ti también soy vampiro
-Puede que suene irónico pero hasta hace unos días no sabía nada de ti… lo que hice aquella vez fueron nada más ordenes, no es personal.
-solo ordenes… así que mataste a mis padres y secuestraste a mi hermana solo por órdenes de un maldito ¡¡¡PSICOPATA!!! – en este momento la furia ya se empezaba a apoderar de mí y el respondió…
-tu hermana está bien y tus “padres” solo eran “Avatares” que los sustituyeron
-sustituir…de qué demonios hablas ellos estuvieron conmigo desde que nací.
-si no fueras tan terco no te sería tan difícil creerlo, creo que es por eso que tu hermana si sabía la verdad.
-¡¡¡DE QUE DIABLOS HABLAS!!!
-porque crees que ella no se asustó tanto como debería cuando te convertiste en hombre lobo por primera vez, sabes creo que incluso ella puede llegar a ser más inteligente que tu – eso ultimo lo dijo con un leve sonrisa
-¡¡¡DAMON DONDE DEMONIOS ESTA MI HERMANA!!! – al decir esto saque mi pistola y lo apunte directamente a su cabeza, este no se movió ni un centímetro al parecer estaba muy confiado.
-si me disparas no sabrás la verdad “Nero”
En ese momento me calme y decidí no atacarlo ya que a pesar de mi rabia sabía que no sería rival para él y simplemente decidí irme de ahí antes de hacer algo de lo que me podría arrepentir pero él me dijo una última cosa.
-Si te vuelves más fuerte podrás saber la verdad, sobre tus padres, los Darksiders y sobretodo porque te convertí en un “hibrido nocturno”.



Cuando decidí seguir caminando él se posó al frente de mí para darme una carta, cuando la abrí decía:
Se mas fuerte, más rápido pero por sobre todo ten esperanza y así sabrás la verdad sobre dónde vienes y el porqué de “el castigo” que te impusieron…
Solo quiero que sepas que…te quiero hermano
Alex
-Damon que es esto?…
Cuando mire a donde estaba él había desaparecido y solo había un cuchillo clavado en el suelo con una nota pegada…
“Busca a tu amiga Hayley”

Damon
Al leer esto corrí tan rápido como pude hacia la casa de Hayley pero al llegar ella no estaba así que recogí mi espada que estaba sobre una mesa cuando iba a salir de la casa sentí que alguien estaba detrás de mí, cuando voltee solo logre ver unos intensos ojos rojos…
Continuara…
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New