Canales populares

Me suceden cosas raras y te cuento como empezó todo! D:



Comenzando la historia que se dio en Mexicali, BC, México, soy un tipo de 18 años, con tres [email protected], uno de ellos con ciertas tendencias a las cosas que dan miedo que me contó de un juego para hablar con "alguien" mediante un libro, según el te contestaban cualquier cosa que le preguntaras, la verdad me intereso mucho, pero en el momento el miedo pudo mas y no lo quise jugar.
No podía dejar de pensar en ese juego por que en si, sonaba bastante interesante, y mas con la seguridad con la que me lo contó, hasta llego a dar mas miedo como te contaba el juego que el juego mismo D:



Pasaron los días y por fin me decidí a jugarlo, al cabo, ¿era un simple juego no? no podía pasar nada por un simple jueguito con un libro xd
Lo primero fue buscar el libro para ponerlo en practica, como en ese tiempo ( iba en 5to de primaria, tenia unos 11 años) mi mamá me obligaba a leer para no perder el tiempo en la computadora ( Y termine en Taringa mamá xd) por lo que tenia varios libros en mi cabecera, entre ellos elegimos el que pensamos seria mucho mejor, ni idea por que pensamos eso pero tomamos aquel libro...



Muchos lo conocen, es raro si no, Las aventuras de Tom Sawyer, por Mark Twain.
¡Un buen libro que en mi vida termine de leer! Pero pasando al tema del juego...
Este consistía en que, tenias que estar solo en casa, jugaran las personas que jugaran, teniendo el libro cerrado se haría una pregunta, la primera es ¿Puedo entrar? luego se ojearían las paginas al azar para que cuando tu lo creyeras necesario pusieras el dedo sobre alguna frase, la misma que seria la respuesta a tu pregunta... En mi caso las preguntas fueron muy claras, la verdad no recuerdo las respuestas especificas, 7 años son 7 años chinga! Uno olvida
Resumiendo, el libro me dejo entrar, le preguntamos estupideces sin sentido (¿Eramos unos niños!) pero hubo una pregunta que no se me olvida... ¿Quien eres? El párrafo del libro decía muy claro: Una linda niña... Nos volteamos a ver mi hermano y yo y por morbosos seguimos preguntado
¿Donde estas? En el baño, en la regadera



Mi hermano y yo sinceramente nos cagamos de miedo, y quisimos salir del juego, pero para salir debes también preguntar, ¿Podemos salir? "No", "Después", "Seguirás intentando", "Puede que nunca salgas..." Esas fueron todas sus respuestas, para por fin hartarnos, aventar el libro a la mierda y salir corriendo del cuarto!



Pasaron los días con un miedo inmenso de ir al baño (Ya se es estúpido) Y aun peor, el miedo al bañarse! Y no por sucio, si no por que se llego a escuchar, no muy nítido pero se llegaron a escuchar risas de niña, volvimos a intentar cerrar el juego con el libro pero ni de pedo se pudo cerrar :/
De esos días se convirtieron en semanas, y eso en dos meses, hasta que nos llego visita desde el Centro del País, utilizaron el cuarto de mi hermana para las visitas, por lo cual ella cambio su cama a nuestro cuarto para ahorrar espacio, teníamos una litera mi hermano menor y yo, y pusieron su cama en contra esquina de la nuestra, una noche, mientras mi hermana leía ya algo tarde, yo estaba dormitando, pero recupere medianamente los sentidos cuando sentí algo en mi cama... ¡Alguien se habia sentado a un lado de mis pies! ¡ERA LA NIÑA!



¡La hija de puta se quedo sentada a mis pies durante 15 segundos! Hasta que por fin hizo una de las cosas mas impactantes que me pasaron, Sentí la cachetada mas fuerte que me han dado en la vida, la que hizo que me levantara de un salto a ver cual de mis hermanos habían sido para decirles de cosas, pero cual fue mi sorpresa que al levantar la cabeza hacia mi hermana, ella me estaba viendo con cara de susto, le pregunte ¿Viste eso? Y me contesto: Si, alguien estaba sentado en los pies de tu cama, duro un rato y después algo te golpeo.
No dormí esa noche ¡Ni putas ganas de acostarme de nuevo!
Le contamos a mi mamá en la mañana y se asusto, en realidad si nos creyó, pero nunca le dije que habia jugado con ese libro...



Desde esa noche dormía con un miedo, que poco a poco se fue, pero lo que comenzó ese día hasta hoy no me ha dejado, amanezco con rasguños en mi cuerpo, mi espalda, mis brazos, mi pecho, y en un punto llegue a darme cuenta que si fue la niña, por una sencilla razón, una mañana amanecí con 5 rasguños pequeños en donde nunca me habían aparecido, en una nalga jajajaja ¡suena estúpido pero así fue! Era una manita, y aparte de eso, deduje por la marca del pulgar, que era una mano zurda.

Después de un mes, ya sin visitas en casa y con rasguños cada cierto tiempo, retome una vida normal, con miedo pero normal, en cuanto tome una costumbre, el apoyarme contra las puertas para abrir el cerrojo y caerle encima a alguien en caso que hubiese alguien del otro lado
Puede que fuese algo tonto pero así dure un tiempo, cuando una tarde en la sala con toda la familia, me dieron ganas de ir al baño, y salí corriendo hacia las escaleras, las subí y llegue a la puerta, abri el cerrojo y me recargue en la puerta,



¡Pff! Mala suerte estaba ocupado, me empujaron la puerta para que no entrara, yo pensé: El imbécil de mi hermano estaba orinando y no le puso el seguro y me escucho y tapo la puerta.
Baje al baño del primer piso, y estaban TODOS mi cara cambio a .____.
Les pregunte que si alguien estaba en el baño, les dije que había pasado y un tío subió y abrió la puerta del baño, como si nada, claro tampoco entre a ese baño ya ese día...



Al cabo de un mes de ese incidente a mi papá por trabajo lo cambiaron de ciudad, Salimos rumbo a Tijuana, pero ahí no acabo todo... La niña se fue con nosotros y se puso peor esto, pero le sigo en otro post








0No hay comentarios