Check the new version here

Popular channels

Miguel The Demon: Bloodlust - Capitulo 1

-Hola a todos, me presento, como muchos de ustedes me conocen, soy el creador de la historia original de mi personaje (Miguel). Aqui les traigo una historia un tanto especial, les explicare, El creador de la historia Original de Jared me pidio que escribiera un spin-off de su historia, la cual se mantendrá centrada en el Miguel de su historia, (Como el explico en el cap 6 de su historia). Asi que esta historia estará relacionada con su historia "Jared the Killer: Reborn ", La cual es un remake de su historia, una mezcla de sus historias en una sola, historia que ahora sube en su cuenta @-Mista (Por un motivo que el explico en el cap 0 del remake de su historia.)

Bueno no creo que sea necesario decir nada mas, únicamente le envió un saludo y un agradecimiento a @-Mista por darme el privilegio de hacer una historia relacionada a la suya, que tendrá de titulo:"Miguel The Demon: Bloodlust", antes de comenzar les dejare las historias de buenos amigos mios, los cuales me han llegado al alma, les recomiendo leerlas, son muy buenas:

@NemelessDark : León The Maniac/Joey The Killer/Michael The Hacker/The Homicidal Karen/The Assassin Claudia/Bandaged Face
@SebasTheDarknes : Markus The Killer/The Five Original Killers
@petacador : Kennet The Phantom
@LucianoDamelio : Derek The Next Zalgo
@DaimonK_10 : The Risen
@miguelexe360 : Miguel el Angel de la Muerte
@gabrieljoaquinor : Gabriel The Annihilator/Kevin The Explosive/Jesús El Torturador/Los Hermanos Desgarradores
@creepynightmare : Carl The Psycopath/The Shadows
@JesusMarcano3 : Fred the killer/Katy sadistic/The mercenaries
@Edup_33 : Jared The Deadman: BackStab/The Deadman : Origins
@megaespia2000 : Las Crónicas de Todd/Todd Chronicles
@matiasoscuro : Dark The Killer/The Final Path/Matt Tainted Heart/Soul in the Dark/The Hell Of Luxio
@JoakingTheKiller : Jhon The Knife
@Seeff : Kinn the killer
@-Mista (Cuenta alternativa de @Edup_33) : Jared the Killer: Reborn (Remake de la Original)
@elpranyan : BloodMoon/El Principe Desterrado/Una Mala Acción/UNIEF/The Voice
@superbernatdos : The Maldit gamer
@gabrielalahey1 : Allison The Sinner/The Dead Killer's
@MonserratStevens : Monserrat the killer/Ryan the killer
@KashykoWoods : kashyko blooy rose
@giandefensor : Gianluca The Executioner
@stevenlolo : Wolf the Killer/Jake The Samurai
@IkutoTsukuyomi : Mark the annihilator
@ValiFakYu : No Heartbeat
@antooscor : Bloodroot Lilith
@yogrex : Darkness In My Heart

[Este eslogan me lo hizo el usuario @Edup_33 , yo soy malo haciendo portadas.]



Capitulo 1: La razón de lo que soy (Primer Arco Argumental)

En esta vida no hay cielo ni infierno solo castigo, saben es curioso como una simple decisión nos puede convertir en algo que jamas esperamos ser. No se como explicar el tormento que eh tenido que pasar, aquellas lagrimas que se han deslizado por mis mejillas al presenciar la muerte, pude escoger la paz pero elegí la oscuridad, un camino sin retorno...Ser un hombre que no tiene nada que perder, una basura indeseable que cualquier persona desea ver muerto, algo que no importa, lo único importante es que la persona que alguna vez fui, esta muerta...ahora mismo se deben estar preguntando, ¿quien mierda es este Imbécil?, así que déjenme contarles desde cero como fue que paso.

Mi nombre es Miguel, tenia 17 años cuando todo empezo, mi vida era la de cualquier adolescente normal, vivía con mi madre cuyo nombre era Lorena y mi hermano pequeño llamado Alan. Como todos los lunes me levante con ganas de hacer muchas cosas, fui al baño, me mire al espejo, empece a reír al ver mi cabello negro desordenado con mis ojos llenos de orejas, entre a la ducha y abrí el grifo. Sentir el agua caliente chocar en mi cara relaja mi cuerpo, siempre que me bañaba cerraba los ojos, me dejaba llevar con el agua cayendo en mi cuerpo.

Unos minutos después salí, tras secarme me coloque mi uniforme de mi colegio,tome mis cosas y baje a la sala, en ella estaba mi familia esperándome para el desayuno, salude a mi madre con un beso en la mejilla, a mi hermano simplemente desordene mi cabello, algo que siempre me a destacado es mi forma de ser con las personas, amable, solidario, alegre, Etc.

Sali de mi casa dirigiéndome a mi colegio, era enorme ademas de ser privado, a las primeras horas siempre tocaban las clases mas aburridas pero yo con mi energía positiva me mostraba atento, ayudaba a los compañeros que se les dificultaba las clases o trataba de animarlos cuando los veía triste, Ja todo un santo, no?, entonces díganme, si tanto me esforcé en ser una buena persona, cual fue mi maldita recompensa?, malditos estúpidos, no debí perder mi tiempo en ellos, bueno creo que me estoy desviando.

A la hora del recreo como siempre me fui a una banca bastante alejada, en donde me puse a escuchar música, era mi forma de evitar a los demás, siempre tenia la suerte que nadie pasaba por hay pero ese dia no la tuve por que las personas que mas odiaba se presentaron. Un grupo de 5 muchachos: Arnold, Chris, Sebastian, Pedro y su líder Marshall.

Eran el tipico grupo de niños que gastaban todo el dinero de sus padres en estupidez, se creían mejores y molestaban a los mas pequeños, yo siempre era siempre era su principal objetivo, solían golpearme a menos que de que les hiciera la tarea, mi cuerpo a tenido todo tipo de moretones por culpa de ellos, razón por la que busque un lugar como este para estar mas tranquilo, ahora me han encontrado, sabra que me aran.

-Vaya vaya, pero mira mira que tenemos aqui. A "Miguelon" -Dijo Marshall- el favorito de los profes.

-¿Que es lo que quieres Marshall?- Pregunte enojado.

-Sencillo, si haces la tarea de los 5 no pasara nada, mas te vale aceptar o te haremos daño. -

-Púdrete no lo haré, ¿Me amenazas por una tonta tarea?, das pena- Grite, mirándolos con odio.

Me levante de la banca e intente irme pero una mano en mi hombro me detuvo, al girarme un puñetazo al rostro me tiro contra el piso, seguido de una patada al estomago que me quito el aire, luego otra y otra, el dolor era insoportable mas con los comentarios hirientes.

-De seguro naciste por que la farmacia estaba cerrada- Grito Chris pateandome en la espalda.

-Apuesto que tu madre trato de adoptarte- Grito Arnold golpeandome en el estomago

-No se hagan ilusiones, dudo que ella intentara lastimar a una persona haciendo que intente cuidar a este infeliz- Grito Marshall.

-Que suerte entonces que no me adoptó tu familia, imbécil. -Dije, mirándolo con odio.

Con eso dicho me lanzo una patada al rostro, la cagué. Dolió mucho, me quede tirado en el piso llorando por el dolor, ellos solo reian, me dejaron tirado con la cara llena de sangre y moretones, estaba cansado, cansado de todo, siempre era lo mismo, me puse de pie tambaleante, me puse mi chaqueta tapándome los moretones de los brazos y con la capucha ocultando mi rostro lleno de moretones, ese dia habia sido el mismo infierno de siempre, nadie me pudo ayudar contra esos imbéciles, no, mejor dicho, nadie tuvo el valor de hacerlo.

A la salida me fui corriendo a mi hogar, el cuerpo me dolia horriblemente asi que fui a un parque cerca de mi escuela, me iba a sentar en un banco para revisar mis moretones, pero noté a un chico que se cubria con su capucha negra sentado en un banco, quizás por curiosidad o por algún motivo que no recuerdo, decidí sentarme con él, estuve unos cuantos minutos en silencio, pensando que haria ese chico ahí, hasta que el chico se saco la capucha, su rostro lucia normal solo que mantenía una fría mirada y lo mas raro... su labio tenía... una mancha de ¿sangre?.


-Hey. -Dijo el encapuchado.

-¿Me hablas a mi?. -

-Eres el único aqui, ¿Que te parece entonces?. -

-Está bien, fue tonta mi pregunta. -

-Me llamo Kinn, ¿Y tu?. -

-...Miguel. -

-Vi lo que te hicieron esos matones, te pegaron feo eh. -

-Eso no te incumbe. -Dije intentando sonar duro

-No, no me incumbe, pero no creo que te guste ser golpeado siempre, ¿No?. -

No le respondí, al fin y al cabo tenía razón.

-Dime, ¿Te gustaria que te dejen en paz?

-...Para serte sincero, si. No los soporto, todos los dias es lo mismo, tengo que vivir ocultando mis heridas, habia pensado hablar con la policia o algo, pero no tengo el valor. -

-Eso no arreglaria nada, sabes yo pase por algo similar con unos chicos, te ofrezco mi ayuda....solo tienes que venir a las 3:00 AM a este mismo lugar...si te parece bien

No respondi, agache la cabeza, estaba dudando, no soy mala persona, jamas eh querido lastimar a nadie, la violencia no resuelve nada, pero un chirrido en mi cabeza me dejo paralizado.

-Acepta, la venganza es la única salida, ellos no merecen tu piedad, esta es una oportunidad única...no la desperdicies, maestrales de lo que estás hecho y mancha tus manos con su sangre- Dijo una voz en mi cabeza, pero extraña, sonaba como si fueran millones de personas hablando a la vez

Volvi a la realidad, sacudi la cabeza y mire a kinn.

-Acepto. -

Pase varias horas hablando con Kinn de como lo ariamos, el me explico paso a paso. Planeaba meterse en la casa donde se reunian y matarlos uno por uno. Me asustaba la idea, pero sentía curiosidad, quería verlo, quería ver a alguien haciendo justicia por mi. Me despedí de el y fui a mi casa, como de costumbre me resivio mi madre pero como lo esperaba ella sospecho de mi.

-Hijo estas bien? . -Dijo mi madre, con un tono de preocupación

-S-si por que preguntas? . -dije bajando la mirada para que no vea mi cara moreteada

-Miguel, levanta la cabeza . -

-¡Mama estoy cansado, fue un duro dia en el colegio ademas.... -ella me interrumpio sacandome la capucha y la sudadera dejando ver mis multiples moretones

-Por dios niños que te paso?- Grito llevandome a la cocina

Me sento en un sillon, con un botiquin limpio mis heridas, despues me mire seriamente.

-Mama tranquila, no fue nada, solo me cai por las escaleras del colegio, no es nada grave, usted sabe lo torpe que soy. - Dije riendo, ella solo me vio dando un suspiro

-Lo importante es que estas bien mi niño. - Dijo abrazándome

Yo igualmente la abraze, amaba cuando ella se ponia asi, el calor de sus abrazos llenaba mi vida de color pero ahora todo para mi es gris, por mas que trato solo veo gris, después de cenar me quede el resto del día en mi cuarto haciendo mis tareas. Llego la noche, me puse una ropa oscura (Una sudadera negra con capucha,unos pantalones negros y una bufanda gris oscura), salí con el mayor cuidado de mi hogar, me encamine al parque, hay estaba Kinn esperandome.

Creia que no vendrias. - Me dijo

Terminemos con esto rapido. - Dije con un tono frio

Se levanto de la banca y me llevo a una parte prestigiada de la ciudad, una enorme casa en el centro de la poblacion, de ella se escuchaban musica y risas. Inspeccionamos la zona, encontramos una puerta que nos llevaria al interior, antes de entrar Kinn me entrego un cuchillo y el saco otro que el usaria. Sigilosamente entramos, acabamos en el primer piso, escuchamos pasos desde arriba, alguien estaba bajando, nos escondimos, al parecer resulto ser Pedro, se diriguia a la cocina pero antes de que diera un paso. Kinn sujetó su cabeza y le sonrió de forma un tanto perturbadora, a lo que clavó un cuchillo retiradas veces en el cuello de ésta.

“Go to sleep my partner” .- Dijo Kinn, con un tono asesino

comenzó a saltar sangre a chorros y luego soltó el cuerpo, su cuerpo se retorcercia lentamente hasta que su vida se apagó.

Me quedé sorprendido, por primera vez había contemplado un asesinato y estaba... emocionado, era... como decirlo... era genial ver esa mirada de horror en su rostro después de verlo tantas veces riéndose de mi. No me di cuenta que su sangre tocaba mis zapatillas, pero no me importó, aún así, continué siguiendo a Kinn. Todo parecía un sueño, quizás en el fondo me auto convencí de que lo era y por eso todo se me hacia tan "normal".

Subimos al segundo piso, nos guiamos al cuarto donde se escuchaban fuertes risas, Tome la perilla, respire ondo, entramos al cuarto y como esperaba se sobresaltaron al vernos, Chris trato de agarrar un arma pero Kinn le arrojo su cuchillo a la cabeza, este se incrusto ferozmente en su nuca, a lo que éste cayó al suelo, sin vida.

Sebastian corrió hacia a mi y trato de golpearme con bate pero yo me agache, logré esquivarlo de suerte y corrí hacia un lado, pero Sebastian me siguió. No se en que estaba pensando, ¿Que podía hacer contra un matón armado con un bate?. El bate me alcanzó y golpeó mi espalda, haciéndome caer de rodillas y que soltara el cuchillo, este lo pateo lejos, para luego golpearme en la nuca y hacerme caer al suelo, sin poder escuchar ni ver nada.

-No puedes tenerle miedo a ese imbécil, eres mas que eso, demuestralo. -Las voces en mi cabeza continuaban hablandome.

Tenia razón, yo era mas que eso. No podía dejar que me matara o algo, eso solo cumpliría su cometido, haberme molestado por años hasta que por fin me matase. No iba a ser así, esta noche yo rompería ese maldito ciclo, nunca mas me molestarían. Me arrastre unos metros al Cadaver de Chris y Tomé el cuchillo clavado en su nuca y lo arranqué, justo a tiempo para ponerme de pie y clavarlo en el estómago de Sebastian. Este quedo en shock, Lo quité, viendo el hilo de sangre salir de su herida, se lo volví a clavar una y otra y otra y otra vez, hasta que éste cayó al suelo de rodillas, soltando el bate y sujetando sus heridas.

Solte el cuchillo y Tomé el bate, Luego lo miré a los ojos. Estaba asustado, tenia miedo de morir, tenia la misma mirada que tenia yo cada vez que me golpeaban. Pero eso sería algo que no vería nunca mas, ahora vería la mirada de alguien furioso, alguien al que no le importaba nada mas. Le di un batazo en la cara con la suficiente fuerza como para romperle la nariz, lo volví a golpear con tanta fuerza que lo hice caer al suelo.

Caminé hasta quedar con mis pies a 1 metro de su rostro y comencé a golpearlo con el bate sin parar, lo golpeé hasta que pude sentir el sonido de su cráneo rompiéndose, lo mire por unos segundos, era una escena bizarra, salida de alguna estúpida película de terror, finalmente lo golpeé de nuevo y fue como si golpeara una bolsa con vidrios rotos, con una gelatina dentro.

Lo había matado. Había matado por primera vez y no me importaba.

Mire a Kinn, este se encontraba peleando con Arnold, que estaba lanzandole feroces golpes, en uno de ellos este lo agarro de los brazos lanzandolo contra la pared, sin pensarlo tome el cuchillo y lo lanze contra el, Este se clavó en su espalda, a lo que Arnold dio un grito de dolor y dio unos pasos hacia atrás.

-¡Maldito seas Miguel, te juro que te voy a arrancar la piel y a dársela de comer a unos perros callejeros!. -Gritó Arnold

-¡No, no lo harás!. -Grité.

Corrí hacia él y, sintiendo una fuerza sobre humana por unos segundos, lo golpeé con el bate en la nuca, rompiéndole el cuello. Su cuerpo se quedó de pie por unos segundos, a lo que cayó sobre su espalda, clavándose mas aún el cuchillo. Lo habia hecho, habia matado a los abusones que tanto daño me habian hecho.

-Wow, eso fue sorprendente, ¿Ya habías matado antes?. -Preguntó Kinn.

-No, es mi primera vez. -Dije, sonriendo.

Un momento.

Eso no estaba bien. Eso no estaba para nada bien, yo... le había quitado la vida a dos personas. Me dejé caer al suelo de rodillas, a lo que vomité sobre los cadáveres, Kinn me miró algo confundido.

-¿Que, esto te da mucho asco?. -Preguntó Kinn.

-Yo... los maté.... soy un asesino. -

-Se, y lo hiciste genial .-

-Que dirá mi madre... cuando la policía le cuente. -

-No te pongas nervioso, tengo compañeros que se desharán de ésto. Nadie jamás sabrá que les pasó a estos idiotas. -

-Pero... -

-No te preocupes, ahora busca algo de ropa limpia por aqui y vete a tu casa. -

Le hice caso, robé algo de ropa y me fui a mi casa, pensando seriamente en todo.

Al dia siguiente, un sabado, como de costumbre fui a un parque en el centro de la ciudad a tocar la guitarra, desde hace mucho soy amante de la música y con frecuencia tomaba lecciones para no perder el toque, me sentia mas tranquilo, en paz, todo estaba como debia ser, quizás así podría olvidar que había matado a esos chicos y esas extrañas voces que me habian hablado. Aunque mi tranquilidad duro poco, unos minutos despues un extraño chico de cabello negro, ojos oscuros y vestimenta comun se me acerco.

Dijo que se llamaba Gabriel, que necesitaba hablar conmigo, asi que nos sentamos en una banca a charlar.

-Bueno, ¿Que necesitas?- Pregunte

-Sabes..no necesariamente todo se debe resolver con el mal, hay otras maneras- Me dijo con una sonrisa

-¿De que hablas?- Pregunte nervioso

-¿Crees que no lo sé?. -

-¿Q-que cosa?

-Se muy bien lo que hiciste con aquel killer, esos chicos eran malos pero no para tanto, no te estoy amenazando, te estoy advirtiendo que te alejes de los killer, sobre todo de Jeff, si te haces amigo de él quizás puede que me enoje contigo. -

-N-no se de que me estas hablando. -

-Si, lo sabes, lo sabes perfectamente, tienes la mirada de un mentiroso, aquella noche parecías muy satisfecho rompiéndole la cabeza a batazos a aquel chico, yo hago lo mismo con los killers, sería una lastima que tu te les unieras y acabaras así. -

Lo mire asustado, comence a sudar, el solo me veia con esa sonrisa, senti nuevamente aquel chirrido que me paralizo.

-Miguel alejate de él, a simple vista parece tener buenas intenciones pero si no cooperas Gabriel sera peligroso, te lo está demostrando ahora mismo, incluso podría matarte en éste momento.

Al reaccionar tome mi guitarra, me levante de la banca y me empece alejar de Gabriel.

-G-gracias por todo pero d-debo irme

-Espera no te vallas, no te are daño, solo estaba bromeando

No hice caso, sali corriendo, Gabriel empezó a seguirme, para mi suerte cerca de aqui se encontraba Fernando, un policía amigo mio, al verme se me acerco.

-¡Fernando necesito tu ayuda!. - Grite asustado

-Que sucede Hijo?, por que estas tan nervioso?

-Un chico llamado Gabriel me quiere matar . - Grite asustado

Fernando me miro extrañado, me detuve en seco y me di la vuelta, Gabriel ya no estaba.

-mmm quien haya sido al parecer se fue, Tranquilo Hijo todo estará bien, sera mejor que vallas tu casa, tu madre debe estar preocupada por ti

Yo solo Asenti, el resto del dia fue normal. Ya era lunes, hice mi rutina diaria solo que esta vez me puse la misma ropa que use para matar aquellos brabucones, (Olvide mencionar que la ropa que use esa noche, no la tire ni nada, la guarde en un lugar especial, aun tiene pequeñas manchas de sangre, por suerte mi familia no las vio.).

antes de que la muerte llegara las ultimas palabras que llegue a decirle a mi familia fue: "Los quiero", Sali de mi casa pero al hacerlo note que una extraña chica con una capucha puesta estaba al otro lado de la calle, observándome, me asuste por ello, decidí ignorarla y corrí lejos de mi hogar, ese fue uno de los peores errores que he cometido. Quizás si hubiera hablado con ella, todo habría sido diferente.

Media hora despues, llegue y como siempre me sente en mi pupitre, pensando en lo que sucedia, Mi cabeza me daba vuelta, sentia que iba a colapsar en cualquier momento. Mis compañeros me preguntaron que me sucedía, que me notaban raro, yo solo respondí friamente.

-Problemas personales . -

Al decir eso, recorde la mirada de horror de los matones, al ver como eran asesinos, eso me lleno de panico, el sentimiento de culpa volvia, tal que desea llorar. Asi que le pedi al profesor si podia ir al baño y este acepto.

Del camino al baño de la escuela, tuve la sensación de alguien me seguia, pero como era una escuela muy grande, supuse que era algo normal, que hubiera otros alumnos, merodeando por los pasillos al igual que yo. Escuche unos pasos que se me acercaban y yo comenze a caminar un poco mas rapido, comenze a ir mas rapido pero al mismo tiempo los pasos que me seguian, se iban intensificando, me altere y me di la vuelta, el pasillo estaba completamente vacio, solo estábamos yo y mi sombra.

Eso hizo que sintiera mucho mas miedo que cuando escuche los pasos, corri rapidamente al baño, cerrando la puerta, revise que no hubiera nadie, me lave la cara y me vi en el espejo. Era extraño, cuando me veia en el espejo, senti que algo habia cambiado en mirada, que ya no era yo. Me quede hay viendo un par de minutos, sin encontrar la respuesta, por lo que decidi que era mejor regresar a clases e intentar olvidar todo.

A la salida del colegio note que en la entrada se encontraba Marshall, se veía furioso y drogado, me tomo de la camisa tirándome contra una pared.

-!Tu¡, Maldito infeliz, ¿que le hiciste a mis amigos?, ellos desaparecieron y estoy seguro que tu sabes donde estan

-¡Dejame en paz, no tengo nada que ver! - Grite furioso

Me solte de su agarre, el me lanzó varios puñetazos, los cuales esquivé con facilidad, desde ese dia por alguna razón mis sentidos habían mejorado, creo que de alguna manera tenia que ver con las voces en mi cabeza.

-Basta de juegos. -Dijo Marshall.

Marshall sacó un cuchillo y se me tiró con rapidez, clavándome el filo en mi brazo, di un grito de dolor, me llene de ira. Tome una barra de metal que estaba en el suelo y le di un fuerte golpe al rostro, Marshall cayo al suelo escupiendo sangre, antes de que reaccionara, lo golpeé nuevamente con el mismo fierro, me estaba cegando por la ira y me gustaba. Le hice lo mismo que a Sebastián, le reventé el rostro a golpes, pero tal y como la ultima vez, ya terminado el trabajo, me llene de pánico, solte la barra cubierta de la sangre de marshall, vi mis manos llenas de sangre, era un monstruo, lo había vuelto a hacer hacer, había vuelto a matar.

Senti algo en mi bolsillo, al revisar vi que era mi telefono, en el tenia un mensaje de mi madre, este decia: "Hijo, este dia no tengo que trabajar, asi que me quedare con tu hermano todo el dia, te esperamos para la cena, te quiere tu madre ".

No podia dejarlos solos, necesitaba su ayuda, debía contarles lo que paso, fui corriendo a casa, no se por que pero sentía mis pasos lentos, Mi bufanda se movia con el viento que era producido por mi desesperada corrida, no me importaba, quería llegar a casa, abrazar a mi madre, decirle lo mucho que la queria, estar la tarde con mi hermano, ayudarle con sus tareas, jugar videojuegos con el o hacerle caballito como siempre, reir con mi familia, comer los deliciosos platos que ella siempre hacia.

Quería contarles todo, yo se que con el tiempo mi madre me perdonaría, quizás pasaría algunos años encerrado, pero luego todo volvería a la normalidad. Demonios no sabia que me pasaba pero a cada paso sabia que algo estaba mal, y les digo algo gracioso, esta vida es tan injusta, pero que mas da, con el paso de los años he aprendido esto:

la vida no es justa, la naturaleza no es misericordiosa y lamentablemente los humanos no somos perfectos. Creía en un Dios, creía en un paraíso y en un infierno, que todos teníamos un plan en esta vida y que todos teníamos una recompensa o una condena por nuestros actos , pero con el paso de los años he visto como la vida juega con las personas de muchas forma, desde entonces decidí que si la vida ni Dios nos pueden dar soluciones a nuestros problemas, bueno, entonces seria yo quien aria algo al respecto.

Lo que paso despues aun se me es confuso, sera el hecho de que a pasado tanto tiempo o intento reprimir aquellos recuerdos de mi mente, solo recuerdo que vi una infernal llama consumir mi casa, esos gritos aun me siguen atormentando, el calor de las llamas contra su piel debió ser una tortura horrible, cada vez que cierro los ojos en mi cabeza pasan imágenes de como mi familia era quemada viva, esos recuerdos son horribles, pero si las llamas no pudieron conmigo menos ella.

Entre desesperado a mi hogar, ya era tarde, mi madre estaba tirada en el suelo, carbonizada, abrazando a mi hermano, también carbonizado. Me arrodille en el suelo, rodeado por las llamas, mis lagrimas caían sin cesar, estaba decidido a morir, sin embargo un brillo me ilumino, algo que me lleno de esperanza, era un cuchillo pero no uno cualquiera, era un cuchillo que le pertenencia a mi madre,uno que ella tenia de hace mucho, uno que ella apreciaba mucho.

¿La razon?, este cuchillo 2 años, Pertenecia a mi Difunto Padre, el cual era un heroe de Guerra. Mi madre se lo habia regalado hace mucho y el solía usarlo en la casa para tontear por la casa o cuando iba a las misiones. El dia que Murio, solo se encontro el cuchillo, y mi madre lo guardo, como recuerdo. Ahora yo lo guarde, como el ultimo recuerdo que tengo de ella.

No había tiempo que perder, tome el cuchillo con todas mis fuerzas, como pude salí corriendo de mi casa que estaba cayendo por las llamas. Una vez fuera, me tire al piso rompiendo en llanto, ellos eran los inocentes yo el pecador, el que merecía morir era yo, ellos no, maldición, todo había sido mi culpa, mi maldita culpa.

L-lo...la-lamento- Escuche una voz desde la oscuridad, sonaba temblorosa.

Me seque las lagrimas con la manga de mi sudadera y mire de donde provenía la voz, de la oscuridad salio aquella encapuchada, se acerco a mi, al ver mas de cerca...vi que se trataba de..la mismísima...¡Jane The killer!, al igual que yo tenia los ojos llenos de lagrimas, me miraba con lastima y remordimiento.


-¿P-por que?. - Dije llorando

-No quería hacerlo, pero tu me obligaste...en verdad lo lamento Miguel . - dijo igualmente Llorando

-Y-yo...¡TE HARÉ PAGAR POR ESTO!

Sujete con fuerza el cuchillo, corrí hacia ella alzando el cuchillo pero Jane saco de su espalda una pistola y me disparo en el corazón. Me quede en shock, solté el cuchillo, cai al piso de rodillas y ella se me acercó, me abrazó y me susurró al oído.

-Lo lamento tanto... pero no te preocupes, todo estará bien, la que cargará con el peso de sus vidas seré yo. -

La vida se me escapaba de las manos, ella me dejó en el suelo, solo observe como se fue dejándome morir, cerré los ojos llenos de frustración, odio, rencor.

En mi pecho solo sentia un dolor, como mi corazon se detenia, como un frio me envolvia. Era el frio de la muerte.

¿Saben?, dicen que al morir uno ve una luz blanca pero yo jamas la vi.

En mi cabeza pasaban millones de recuerdos, todo lo que había vivido, sentía como era arrastrado, como si algo me consumiera. Pero el sentimiento desapareció. Abri los ojos

Solo veía oscuridad y escuchaba un millón de susurros en mis oídos, y, entre la oscuridad, podía ve algo, una sombra, no, miles y miles de sombras. Todas actuaban como su fuesen un mismo individuo. No podia pensar bien, solo podia sentir el dolor en la zona de mi corazon, a causa de que este no latia

-¿Quien eres?. -

-Solo soy algo que compaña a la gente desafortunada como tu, he estado contigo estos 17 años que has vivido, tienes potencial, Miguel. Es una pena que hayas terminado asi. Sin embargo, te ofrezco volver a la vida. Te ofrezco volver a caminar entre los vivos, no como un simple humano, si no como un ser incompleto, pero poderoso, saciaras nuestra sed de sangre, matarás por nosotros, bañarás las calles en sangre, y a cambio, te ayudaremos a vengarte de Jane. Te hemos acompañados durante estos años porque este es tu destino. Y solo los cobardes huyen de su destino. Tu no deberías ser un cobarde. Tu deberías ser el demonio al que todos han de temer.

-Yo no soy ninguno cobarde, -Dije con firmeza

-Entonces debes luchar, te guiaremos al camino de la muerte, solo de esa forma podrás asesinar a Jane, ahora, aceptamos. -

-Lo acepto. No me importa cuantos tenga que matar, no me importa que tenga que hacer, tampoco me importa volverme un demonio, pero saciaré tus ansias de sangre. Y tu saciaras la mía. -No me quedaba nada mas, solo sangre. Y viviría para ello de ahora en mas.

Sentí mi cuerpo entero envolviéndose en una fría oscuridad. Era una sensación incluso mas fría que la muerte en si. No se en que momento fue, pero dejé de sentir el dolor en mi corazón. En cambio, podía sentir un pulso en mi pecho. Mi corazón estaba latiendo, pero seguía frío. Me sentía diferente, me sentía inhumano, incompleto... imperfecto.

Ahí fue cuando todo comenzó. esa fue una de las decisiones que me convirtió en lo que soy.

Lentamente empece abrir los ojos, ¿realmente estaba vivo o solo fue un sueño?, unas manos me ayudaron a ponerme en pie, era Fernando.

-¿Hijo estas bien?, ¿que te sucedio?, tu casa estaba en llamas y tu lleno de sangre..-se quedo callado, me veia como si viera un Monstruo-....Miguel, que le sucedio a tu piel?, estas realmente palido y tus ojos...

No respondí solo sentía unas inmensas ganas de matar, tanto que me le tire encima y clavé el cuchillo de mi madre en su frente, luego lo retiré lentamente, mientras un hilo de sangre caia de éste, había nacido para eso, para traer muerte, me quede quieto viendo su cadaver, senti algo humedo en mi cabeza.

Mire el cielo oscuro, habia comenzando a llover, podia sentir las frias gotas en mi rostro, me puse de pie lentamente, recogi de la bunda de Fernando dos pistolas que el llevaba.

Me aleje de hay lentamente completamente empapado en la lluvia, me cubrí con los brazos agachando la cabeza rompiendo en llanto, no sabia a donde ir, estaba solo, caminaba por las calles oscuras, en un charco de agua vi mi nuevo yo: Mi piel estaba palida como la leche, mis ojos eran grises, mi cabello negro oscuro y mi rostro estaba empapado en sangre, aquella mirada alegre que alguna vez tuve desapareció junto a mi familia, solo queda una vacía y sin emociones.

Una gota de sangre cayó de mi rostro, distorsionando todo el charco.

-Ya no me queda nada. -Dije en voz baja.

Divise dos siluetas enfrente mio, se comenzaron acercar a mi, eran Kinn, el killer que me ayudo a tomar venganza y el mismo Jeff The Killer se encontraba a su lado, no les dije nada solo me deje caer de rodillas con la mirada abajo.

-El mundo a sido cruel contigo Miguel- Dije jeff con un tono frio

-¿C-Como sabes mi nombre?

-Mis killer te han estado observado, te conosco Miguel, los conosco a todos, pude presenciar como ella te quito todo, pero puedo ver tu determinación en vivir, eres diferentes a cualquiera

-N-no lo se....yo...

Jeff puso su mano en mi hombro, me quedo viendo, esa sonrisa cortada con cada segundo se alargaba mas a medida que me miraba.

-Dime acaso no quieres que el mundo pague por lo que te hicieron?, se honesto contigo mismo Miguel, No quieres que los responsables paguen por lo que te quitaron?

Solo agache la cabeza, una lagrima se deslizo por mi mejilla.

-Acepto - dije con una voz seca

-Excelente- Me dijo Jeff riendo

Kinn me ayudo a ponerme de pie, vi como el entorno se ponia mas oscuro y la lluvia se hacia cada vez mas fuerte.

-Vamos, tenemos mucho que hacer

Asi los tres nos fuimos hasta perdernos en lo mas oscuro de la calle. Ya a pasado mucho tiempo desde aquel suceso, estoy listo para cualquier cosa, llevo conmigo aquella dos pistolas, munición y sobre todo el Cuchillo de mi fallecida Madre que Jure que usaria para matar a Jane, visto aquella sudadera negra y el pantalon negro que use para vengarme con la bufanda gris, ahora soy un aliado de los killers, el verdugo de los inocentes...Miguel The Demon....El Heraldo Del Fin de los Tiempos...ahora tengan cuidado conmigo por que ire por todos ustedes, nadie se salvara de mi, es mas puede que mi siguiente victima seas tu......


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Continuara...


No se molesten en bardear/insultar o comentar pavadas con imágenes por que les borro el comentario y si insisten los bloqueo. y Si son de aquellos que bardean dejándose llevar por el nombre y ni leen el contenido ni se molesten en comentar, Gracias. No borro comentarios ni bloqueo por cagon, lo hago para evitar que se genere bardo innecesario.

NOTA: Esto NO es una Creepypasta, es una historia de Acción, Ciencia ficción, Aventura, Fantasía que toma personajes de distintas Creepypastas y demás historias, lo aclaro para evitar comentarios ofensivos
+3
0
0
0No comments yet