About Taringa!

Popular channels

OVNIS en la famosa batalla Los Angeles

Muchas personas afirman con suma certeza de que los gobiernos saben algo que nosotros no. A pesar de que los accidentes OVNI han sido reportados alrededor de todo el globo, una y otra vez han sido desmentidos con las excusas mas extrañas que podrías escuchar. Esta es una de ellas, una que hasta el día de hoy sigue creando controversia y que el gobierno no ha sabido defender..


Era la media noche del lunes, 23 de febrero de 1942.
Durante la 2da Guerra Mundial.
Un submarino japonés se dirigía a la costa de Santa Barbara - California, con las intenciones de atacar. Emergió a la superficie en un campo abierto donde se encontraba la Petrolera de Ellwood, aparentemente ese era su objetivo.

Aquel submarino logró propinar 25 disparos, el ataque duró entre 20 y 25 minutos sin producir ningún daño a grandes rasgos.




Al darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, el Fourth Interceptor Command ordenó un apagón general para lograr dejar todo a oscuras desde Ventura hasta Goleta, pero a pesar de esto, no enviaron ningún avión para repeler el ataque y hundir el submarino.

Los Ángeles Times informó a sus lectores:
El Condado de Santa Bárbara es un área restringida para los enemigos y también para los japoneses nacidos en Estados Unidos. “Hay pruebas convincentes de que hubo personas haciendo señales desde la orilla guiando al enemigo”.

Los oficiales del ejército, mientras tanto, estudiaban más de 200 libras de fragmentos de misiles disparados por el submarino, que causó daños de solamente $500 dolares en el campo petrolero de Ellwood.

Se extendió el rumor entre los vecinos que el capitán en el submarino japonés había trabajado en el campo petrolero de Ellwood algunos años antes de iniciar la guerra.

Se decía que estaba resentido por sus antiguos compañeros de trabajo, ya que lo molestaban por sus rasgos orientales. Antes del inicio de la guerra habría regresado a Japón, y ahora regresaba para guiar y dirigir el submarino al área para atacarla.

No se sabe si este fue un hecho real o algo inventado por los servicios de inteligencia para crear temor entre la población americana de la costa Oeste.

Después de todo, a pesar de estar bajo ataque, no se envió ningún avión para defender las instalaciones de la refinería. El rumor sobre el antiguo trabajador japonés sería parte de esta campaña xenofóbica.
El gobierno algo se traia, si no.. ¿para que habría sido este apagon?
¿Querían cegar al enemigo para que no pudiera ver.. o a la población para que no vieran que era en realidad lo que estaba en ese lugar?

Todo esto ocurrió unas semanas después del ataque japonés a Pearl Harbor, del 7 de diciembre de 1941. Era de entender el grado de psicosis al que estaba sometida la población civil, y algo extraño podría desembocar un caos.



Dos días después, el miércoles 25 de febrero, las sirenas antiaéreas comenzaron a sonar en Los Ángeles poco después de las 2 de la mañana. Millones de californianos se despertaron con el sonido de las sirenas. Muchos otros que estaban despiertos en los bares y clubes nocturnos se metieron debajo de las mesas.

Esta actitud es muy comprensible.
En medio de una guerra mundial, aviso sobre un presuntuo ataque rápidamente hace que el pánico entre los pobladores se extendiera en solo segundos.

A las 2:25 se ordenó un apagón en toda el área para "cegar" a los aviones enemigos.
También se prohibió el uso de teléfonos, por si algún infiltrado quería contactarse con estas aviones desde tierra firme. A las 3:08 de la mañana se ordenó que todas las estaciones de radio del area salieran del aire.

Hubo detenidos por no acatar las ordenes.
Curiosamente todos fueron ciudadanos americanos de descendencia alemana, italiana o japonesa. Pero pasaron los minutos y nadie veía algo fuera de lo común en los cielos. Algunos civiles incluso regresaron a la cama.. tranquilos.

A las 3:36 se disparó nuevamente la alarma.

Esta vez fue seguida por el retumbar de las armas de la Brigada de Artillería Army’s 37. El cielo destellaba con la explosión de cañones y armas de fuego. La mayor parte de los californianos estaban aterrados.

El ufólogo Ralph Blum, que en ese entonces tenía nueve años, pensó que “los japoneses estaban bombardeando Beverly Hills”.

“Había sirenas, reflectores, incluso armas antiaéreas rugiendo a lo lejos en los cielos sobre Los Ángeles. Mi padre había estado en la Primera Guerra Mundial y él sabía cómo se escuchaban las grandes armas cuando las oyó. Le ordenó a mi madre llevar a mis hermanas, que eran bebés, al cuarto subterráneo mientras él y yo salimos al balcón”.



Los disparos continuaron hasta las 4:14.
Se dispararon 1,430 balas enormes de artillería. Las ametralladoras de las torres de vigilancia dañaron a varias personas. Una manada de vacas lecheras fue golpeada por estos tiros pero solamente murieron algunas. Varias propiedades resultaron dañadas por los cañones antiaéreos.

Otras bombas sin explotar destruyeron las calles, hogares y edificios públicos. Milagrosamente, en términos de las toneladas de misiles lanzados, sólo se reportaron dos personas heridas por los fragmentos de los disparos que cayeron, dos personas murieron en accidentes, dos debido a los cañones antiaéreos y dos más murieron de ataques del corazón por el operativo.

A pesar de la enorme cantidad de disparos por cañones antiaéreos, ametralladoras y rifles de los soldados.. no se derribó ningún avión enemigo. Y curiosamente estos supuestos aviones no dejaron caer ninguna bomba.

Más extraño aun.
No se escuchaba el motor de ningún avión.

Los especialistas en aparatos más ligeros que el aire, como lo son los Dirigibles, dudaron que pudiera ser un dirigible japonés. Los japoneses no tenía ninguna fuente conocida de helio, y el hidrógeno era demasiado peligroso de utilizar bajo condiciones de combate.

El único que habló de una formación de aviones enemigos fue el redactor Peter Jenkins, escritor de Los Ángeles Herald Examiner: “Podía ver claramente la formación de V. Eran cerca de 25 aviones plateados que se movían lentamente a través del cielo”.



El reportero Hill Henry de Los Ángeles Times escribió: “Yo estaba suficientemente lejos como para ver un objeto sin poder identificarlo…y estaría dispuesto a apostar todo el dinero que tengo a que hubo varios golpes directos sobre el objeto”. .

Algunos incluso informaron duelos entre los supuestos aviones japoneses y los americanos, cosa que nunca ocurrió simple y sencillamente porque no fue enviado ningún avión. Tal vez fue una confusión al ver las balas disparadas desde estaciones de tierra militares y algunas personas confundieron el patrón de fuego hecho por estos proyectiles con combate aéreo.

Otros observadores reportaron objetos luminosos que fueron descritos como bengalas rojas y blancas en grupos: tres rojas y tres blancas, encendidas alternativamente, o de cadenas de luces rojas que parecían algo como un dirigible iluminado.



Una investigación del Long Beach Press-Telegram estableció que:
1) No había caído ninguna bomba enemiga.
2) Todas las investigaciones indicaban que nadie guiaba al enemigo desde tierra.

Franklin D. Roosevelt emitió la orden ejecutiva 9066, por la cual más de 80,000 japoneses americanos fueron enviados a campos de concentración en el centro del país al creer que ellos estaban detrás de todo el ataque japones.

A las 7:21 de la mañana, el teniente general John L. DeWitt dio la orden de alto al fuego, las sirenas anunciaron el fin de la “Batalla Los Ángeles”. Las estaciones de radio volvieron al aire a las 8:23 de la mañana.

La policía negó los rumores de varios informes de aviones que habían sido derribados, dijo que todos eran falsas alarmas. La oficina de Pasadena del sector sur de California del Army Western Defense Command anunció que no se había identificado ningún avión enemigo; no se había derribado ningún avión; no había caído ninguna bomba; y ningún interceptor americano había salido de tierra para perseguir al intruso.

El mismo secretario de la Marina Frank Knox anunció que no se había avistado ningún avión. El fuego antiaéreo había sido accionado por una falsa alarma y el nerviosismo de la guerra.

Los Ángeles Times exigió una explicación completa de Washington.
Y el Long Beach Independent observó que: “Hay una misteriosa reticencia sobre todo esto y parece que una cierta forma de censura está intentando parar la discusión del asunto. Aunque era noticia candente ningún comentarista de radio nacional le dio más que una simple mención”.

El gobierno anunció públicamente:
"El ataque fue una falsa alarma, era solo un globo aerostático que transitaba por los cielos de California sin permiso."

Aquí es donde comenzamos a cuestionarnos.
¿Si solo era un globo aerostático, por que no se encontró al amanecer por los alrededores?, después de todo.. por la cantidad de disparos efectuados algo debieron haber derribado.



Por lo menos debieron darle, y eso debe haber sido suficiente para echar un globo aerostático abajo con tan solo una bala, de mas de 1400 disparos, una debió haberle dado.

Seamos realistas, un globo de estos no posee blindaje, ni plástico antibalas. Por lo que el gobierno esta mintiendo, un globo como esos para haber resistido tan feroz ataque debe tener las características de lo que estas viendo aquí abajo.



Muchos ufologos creen que esto se debe a una conspiración, las personas lo apoyan pero el gobierno lo niega. Si observas esta imagen tomada el mismo día de la Batalla de los Ángeles, te darás cuenta que esto no se parece en nada a un globo aerostático.



Años despues de este evento, hubo un hombre al que le llamo poderosamente la atencion este suceso. Y como todos, decidió investigar.. pero el tenia algo que lo hacia una persona con el derecho e incidencia suficiente como para obtener lo que queria de manera rapida.

Jhon Fitzgerald Kennedy
El trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos.



Este hombre se intereso en el caso de la "Batalla de los Angeles", durante su gobierno el se dirigió a las instalaciones de la NASA para exigir respuestas concretas de lo que en verdad ocurrió ese día.

La NASA no pudo negarse, nadie le puede negar información al presidente.. ¿no es así?. Este hombre volvió de su asamblea con la verdad en su mente, y estaba dispuesto a revelarla al publico de manera abierta en una audiencia que estaba programando.

10 días después.. fue asesinado.

¿Coincidencias? puede que si.
Pero de algo podemos estar seguros, todo lo que sabemos sobre este hecho es una brutal mentira de la que no quieren que nadie se entere.. a cualquier costo.
0No comments yet
      GIF