¿por qué le tenemos cagazo a la oscuridad?

Para la psicología Freudiana, el miedo a la oscuridad es una consecuencia del desorden de ansiedad por separación, conocido en inglés como Separation Anxiety Disorder (SAD). Esta condición suele aparecer antes de los dos años, cuando el niño empieza a dormir en una habitación separada a la de sus padres. El evento de tener que dormir separado de sus padres genera este trauma de soledad y miedo, el cual varía según la estructura psíquica de cada niño, en algunos casos será más intenso y en otros más pasajero.




Otra explicación, menos rigurosa, reside en la propia naturaleza de la imaginación humana. La ausencia (parcial) de luz hace que instintivamente perdamos esa sensación de control sobre el entorno.

"Me c... encima": enterate por qué te dan ganas de ir al baño cuando tenés miedo



La fantasía juega un rol fundamental liberando nuestra imaginación más allá de los límites que la racionalidad impone, generando un sentimiento de miedo hacia la misma posibilidad de perder el control.

Como en la mayoría de las fobias, es tu propia imaginación la que se esconde detrás de los miedos.