Check the new version here

Popular channels

¿Por qué nos gustan las películas de terror? Gif´s Mega-Post









Puede que seas de los que no puede con el género, que la sola imagen de un escenario tintado de claroscuros, casas abandonadas y voces distorsionadas llegadas del más allá, sean suficientes para cambiar de canal o girar el rostro, es posible, pero también es verdad que el terror es una temática lo suficientemente atractiva para que sea explotada en cualquier medio, ya sea el literario, el cinematográfico o mediante series de televisión. Recientemente, por ejemplo, estamos viviendo una renovación por el género zombie, producciones como “Walking Dead” mantienen semana a semana a miles de telespectadores en la seguridad de su hogar disfrutando de esos seres lentos y desmembrados con ansias caníbales, es un terror que está de moda, pero el fenómeno no es reciente, la historia del género se inició ya con esa fabulosa película de Murnau con el Nosferatu más singular y siniestro que podamos recordar, prosiguió de modo exitoso con Frankenstein, con el Drácula de Bela Lugosi, y encontró su edad de oro con esos años de los 50 y los 60 con el cine de serie B, y esas famosas adaptaciones de Edgar Allan Poe con el magnífico Vincent Price a la cabeza trayéndonos el tortuoso mundo interior de uno de los maestros del género.

Los años 80 nos regalaron producciones de todos los tipos y calidades, el mundo se aterró con películas como “La matanza de Texas” , “Halloween” o “Freddy Kruger” y la modernidad, nos envuelve ya con un efectismo tan real, y tan explícito, que es imposible disimular un escalofrío casi a cada instante…

Nos quitan el sueño, la niña del exorcista o la de The Ring, siguen estando presentes en nuestras pesadillas y sin embargo, no nos duele pagar dinero por una entrada para ver todo lo nuevo que llega sobre el género de terror. ¿Por qué? ¿Qué hay tras esta contradictoria afición?



El placer de sentir terror.

Así es, sentimos placer. O excitación. Un equipo de científicos de las universidades de California y Florida determinaron que cuando estamos viendo una película de miedo, nuestra amígdala, esa pequeña estructura cerebral asociada al miedo y al instinto de supervivencia, se activa de inmediato, pero al valorarlo como un miedo “no real” nos gratifica con una sensación de placer. Se trata de una mezcla de excitación y alivio, el radar del miedo se activa de inmediato, pero nuestra corteza prefontal evalúa al instante que no existe peligro evidente, son una mezcla se sensaciones contrapuestas que los expertos catalogan como “ser felices al percibirnos infelices”.

La adrenalina también está asociada a estas situaciones. Hay personas que disfrutan más que otras de determinadas experiencias, para los que aman las películas de miedo producen mayores cantidades de adrenalina en su cuerpo que las que, simplemente, las evitan o no disfrutan viendo un exorcismo o un campo solitario por donde avanza un muerto viviente con ansias de devorar al protagonista. El umbral de sensibilidad es diferente en cada persona, la adrenalina nos activa y nos inyecta a su vez de una agradable sensación de placer. Entonces ¿Es que somos retorcidos? ¿Disfrutamos con algo que nos debería causar sufrimiento?

En absoluto, las personas reaccionamos de modo diferente ante el mismo estímulo, para algunas esta activación neuroendocrina no es placentera porque tal vez fortalezca en ellas el recuerdo de experiencias pasadas negativas o trágicas, lo cual les dificulta analizar con objetividad que no hay riesgo alguno. El estrés las colapsa evitando que puedan disfrutar y provocando además, que determinadas imágenes se queden en su memoria en forma de impronta que, más tarde, será revivida posiblemente en modo de pesadilla.



Sea como sea, el cine de terror siempre tendrá fieles amantes y detractores, pero la industria del miedo seguirá explotando toda esta complejidad emocional regalándonos producciones de mayor o menos calidad, pero embelesándonos con cada sombra, con cada quejido, cada invocación y cada grito de sus infortunadas víctimas.



No hace falta dudarlo

Les dejo una recopilacion de Gif´s para que se prueben a si mismos







































0
2
0
0
2Comments