Check the new version here

Popular channels

Presencias Extrañas en Entre Rios

Un lugareño vio “presencias extrañas” en unas islas de Entre Ríos

Un lugareño identificado como Rubén Lell asegura haber visto apariciones de seres con cabeza pero sin cuerpo durante una travesía en las islas cercanas al paraje La Jaula, provincia de Entre Ríos.

Lell aseguró que partió hacia el río empujado por un “ser color negro” que tenía mucha fuerza, a tal punto que lo tiró al agua, según publica el medio ElOnce.com.

“Hasta que busqué la linterna, se había metido al río o simplemente desapareció”, contó el hombre.

Luego relató que aguas adentro, observó dos cabezas humanas que lo acompañaban en la punta de la lancha y que las mismas “se mantenían inmóviles y parecía que no tenían cuerpo.

Lo contó en el siguiente video al programa TT6 que se transmite por Canal 6 de Crespo.



link: https://www.youtube.com/watch?v=dQOQMQFqsFY#t=822

PODRÍA TRATARSE DE :
La Umita

Este asustador está muy arraigado en el noroeste argentino y en Santiago del Estero. Dicen por allá que es una cabeza humana sin cuerpo que anda flotando a ras del piso por los caminos solitarios, o aparece en taperas (ranchos abandonados). Tiene una larga y desprolija cabellera, ojos desorbitados, dientes desparejos y salientes. Cuando se desplaza emite un llanto lastimero. Se cree que se acerca a los caminantes, no para agredirlos, sino para pedirles ayuda, que consiste en elevar oraciones a fin de lograr la redención, y descansar en paz. Nadie ha contado el motivo del horrendo sufrimiento, aunque sí se acepta que pena por un castigo. Por supuesto, no consigue su objetivo, porque el terror que despierta la cara desencajada y los horrendos gritos que emite, espanta a los caminantes.

Si algún hombre vence el miedo y la pelea, debe hacerlo durante toda la noche. Nadie ha conseguido vencerla. Afirman los paisanos que en todos los casos, al llegar la madrugada se convierte en un toro o ternero, y allí le cuenta el motivo de su sufrimiento. El mortal que escucha la confesión se vuelve mudo, y de esa manera se conserva el secreto para siempre.

También creen los norteños que si alguien se anima a soportar el asco y miedo que produce el rostro desencajado, será amigo de la Umita. En ese trance, ella lo acompañará en su camino haciendo de guía, protegiéndolo de los malos espíritus y de los peligros que acechan al caminante.
0
0
0
0No comments yet