Check the new version here

Popular channels

Ritual De Protección Contra Intrusos Y Ladrones

El propósito de este simple ritual mágico es, con la ayuda del Señor de la Muerte levantar una barrera mágica alrededor de nuestra casa con el fin de repeler a todos los enemigos potenciales, ladrones y otros intrusos. El ritual debe llevarse a cabo a la medianoche, un lunes dentro de la fase creciente de la luna.


Elementos

Una cazuela de arcilla con tapa
Un Litro de Agua de Manantial
Una Copa de Ron
Una Copa de Vodka
Una Cucharadita de Sándalo (polvo)
Una Cuchara de Madera Larga
3 Velas Blancas
3 Velas Negras
Una Estatua o Payé Consagrada de San La Muerte
Una Caja de Fósforos
Tela roja (para limpieza)


1. Encienda las velas del altar y diga 3 veces:

¡Salve San La Muerte!

Coloque la cazuela de arcilla en el suelo delante del altar, llene el recipiente con agua de río o de manantial, ron y vodka, agregue sándalo en polvo. Revuelva la mezcla obtenida con la cuchara de madera, mientras invoca y conjura a San La Muerte pidiéndole que le conceda su protección.

2. Coloque las tres velas blancas y las tres velas negras en círculo alrededor de la cazuela, a continuación ubique la estatua o Paye del Señor de la Muerte en una posición de pie, en el interior del recipiente. Encienda las velas con fósforos distintos (uno por cada vela) y diga:

¡Santo de la Muerte, Poderoso Espíritu Esqueleto, preséntate a mi lado y mira por sobre de mí, tu fiel seguidor, derrama sobre mí tus poderes y bendice este trabajo mágico que ahora realizo en tu nombre. Salve San la Muerte!

3. Siéntese en el suelo en una posición cómoda en frente de la cazuela. Relájese e inicie una meditación con los ojos fijos en la llama de la vela más cercana. Respire con calma, lenta y profundamente. Poco a poco empiece a sentir las energías de la imagen del Señor de la Muerte que emanan hacia fuera, consagrando el contenido del recipiente con su poder. Desplace su mirada hacia el recipiente, con su ojo interior visualice como todo el líquido se rodea con una pulsante aura de color negro y púrpura. Haga esto durante unos 10 minutos, mientras canta mentalmente:

¡Señor de la Muerte protégeme con tu guadaña!

4. Cuando sienta que el contenido de la cazuela se ha cargado con los poderes de San La Muerte y de nuestra voluntad, nos ponemos de pies delante del trabajo y las seis velas encendidas conjurando la siguiente invocación al Señor de la Muerte:

¡Señor de la Muerte, Señor de la Oscuridad Desconocida, te invoco!¡Seas ahora conmigo, tu fiel hijo, y que tú sombra protectora se derrame sobre mi trabajo!

¡Poderoso Espíritu Esqueleto, tú que dominas todos los misterios de la muerte, sacia mi cuerpo y mi alma con tus poderes tenebrosos, con tu esencia inmortal, y presta la fuerza a mi magia!

¡Santo de los Asesinos, protégeme y a todos los que están a mi lado, y bloquea los caminos de todos mis enemigos!

¡Protege mi casa que la he convertido en un templo dedicado a tu poder, con tu guadaña sangrienta destierra todos los que no he invitado, a visitantes no deseados, ladrones y otros intrusos!

¡Rey de la Muerte, que tu manto negro de sombras mortíferas se convierta en una barrera impenetrable que rodee mi casa, y con toda vuestra fuerza defiéndeme y castiga sin piedad a todos aquellos que quieran hacerme daño!

¡Salve Señor San La Muerte!


5. Levante la estatua del recipiente y vuelva a colocarla en el altar. Sirvas las ofrendas tradicionales de alimentos al Señor de la Muerte, junto con un cigarro encendido, un vaso de licor y otras ofrendas tradicionales como incienso y flores frente de la imagen. Después de aproximadamente una hora apague las velas del altar y exclame siete veces:

¡Salve San La Muerte!

Cubra la cazuela con su tapa o cree alguna tapa improvisada, mueva las seis velas encendidas una a una, desde el suelo hasta la tapa del recipiente, luego deje que todo se consuma. El trabajo deberá permanecer delante del altar durante 24 horas.

6. En la noche siguiente (que caerá bajo el poder de Marte), inmediatamente después de la medianoche, y a la luz de las velas del altar deberá pedir los poderes y las bendiciones del Señor de la Muerte. Retire la tapa de la cazuela y humedezca el paño rojo dentro del contenido, ahora totalmente cargado de poder. Use el paño para lavar todas las puertas y ventanas de su casa, rehumedezca según sea necesario. Conjure lo siguiente para cada ventana y marco que lave:

¡Gran Señor de la Muerte, en tu nombre y por tu poderosa magia, sello esta puerta/ventana y bloqueo a todos los intrusos, ladrones y enemigos!

¡Señor de la Muerte, protege este lugar con tu mortífera guadaña, destierra y castiga a aquellos que cruzan esta barrera mágica que ahora he sellado en tu nombre!

¡Salve San la Muerte!


Continúe el lavado y sellado de cada marco hasta que toda la casa se haya limpiado con los poderes del Poderoso Espíritu Esqueleto. Para finalizar el ritual pise afuera de su casa y selle el marco de la puerta exterior de la misma manera como lo hizo antes. Con el fin de "bloquear" la casa entera, humedezca el paño rojo por última vez y lo utilizan para marcar siete “X” en la propia puerta.

7. Lleve la cazuela, los restos de las seis velas, el paño de limpieza rojo y todas las ofrendas de la noche anterior a un cementerio. Colóquelos todo junto en una tumba, encienda una vela blanca, una vela negra y un cigarro, deje también siete monedas y ore al Señor de la Muerte dando gracias a El por su bendición y su protección. Deje el cementerio sin mirar atrás.

http://www.santuariosanlamuerte.com/
0No comments yet
      GIF
      New