Check the new version here

Popular channels

Ruta 666. La autopista del Diablo.



Hoy de nuevo hablaremos de un lugar especial, un lugar donde lo sucesos extraños tienden a repetirse, un lugar donde tantas coincidencias hacen plantearse si todo es casualidad o nos encontramos ante algo más. Hoy hablaremos de la Ruta 666, la conocida como "La Autopista del Diablo".

"La Autopista del Diablo" se encuentra en Estado Unidos, atraviesa Colorado, Nuevo México, Utah y Arizona, tiene una extensión de unos 200 kilómetros que recorren en su mayor parte desierto y tiene partes que atraviesan las naciones trivales de Navajo y Ute.

Acompañada en casi todo su recorrido por desierto y completamente deshabitada, es por ello por lo que algunos piensan que se ha ganando el nombre de "La autopista del Diablo", pero la verdad es que en ella hay demasiado hechos probados como para que sea una casualidad.



Ya desde sus comienzos, cuando estaba en construcción, se le asignó el número 1926 de carretera por parte la Asociación Americana de Carreteras Estatales y Transportes, basándose en la Ley de numeración de carreteras, y según el número que le correspondía. Pero lo cierto es que no pasó mucho tiempo hasta que se comenzó a asociar a esa autopista con el número del Diablo, debido a la gran cantidad de accidentes, sucesos extraños y muertes que allí se producían, sobre todo en el tramo que pasa por Nuevo México.

Esa número de sucesos y víctimas no pasó desapercibido para nadie, llegando a ser nombrada la Ruta 666, como una de las 20 más peligrosas de Estados Unidos.

Hay voces que afirman que los sucesos que allí se producen, la inmensa mayoría tiene una explicación mucho más sencilla que sobrenatural, ya que afirman que la monotonía del paisaje, unido a las altas temperaturas y las condiciones en lass que en muchas ocasiones se encuentran las calzadas, todo unido hace que los sucesos aumenten, sin tener que dar otra explicación.

Pero lo llamativo es que, a medida que pasaron los años, la Ruta 666 se fue haciendo muy conocida no solo por los conductores, sino también por las autoridades, que en demasiadas ocasiones se vieron obligados a acudir a ella para tomar acta de lo sucedido.


Las gran mayoría de los que por la Ruta 666 han pasado, afirman que a medida que avanzan por ella, se sienten como invadidos por sentimientos de ansiedad, miedo e incluso la sensación de saber que algo malo va a suceder en cualquier momento.

También afirman que el número de averías que se producen en los vehículos que por la Ruta 666 transitan es elevadísimo e inexplicable. Desde sobrecalentamientos en plena noche, como extraños fallos eléctricos que provocan la parada completa del vehículo, reventones de ruedas o problemas de motor, así como innumerables accidentes que los mismos conductores no alcanzan a encontrar sentido.

La sensación de miedo cuando se circula por la Ruta 666, los accidentes, las muertes producidas y los fallos constantes de los vehículos que la atraviesan, hacen que el nombre de "La autopista del Diablo" le venga perfecto.

Además de todos los hechos anteriormente citados, de los que en su mayoría han quedado recogidos en partes de accidentes, informes de actuación de las autoridades o intervención de los servicios sanitarios, muchas otras historias no recogidas "oficialmente" estás también asociadas de la "Autopista del Diablo", se trata de las experiencias vividas por aquellos que la transitaron y tuvieron la suerte de contar lo que allí les sucedió.

Unas de las historias que más han repetido aquellos que recorrieron la Ruta 666, ha sido que durante su recorrido, justo antes de la puesta de sol, una sensación de miedo se comienza a apoderar de ellos, un sentimiento de terror que los asuste de verdad. En el momento justo en el que el sol ha desaparecido, aparece en la carretera un coche, un sedán negro, que acosa y llega a envestir a los conductores. Todos los que han vivido esta experiencia coinciden en las características del vehículo, un sedán negro al que se conoce como el "Sedán de Satanás", que tras acosarlos en la carretera, los adelanta para desaparecer en la inmensidad de la carretera. Afirman quienes lo vieron, que el conductor del "Sedán de Satanás" estaba conducido por una figura totalmente negra, y otros afirman que los cristales eran tan oscuros que no alcanzaron a ver el conductor.
Afirman muchos testigos que en muchas ocasiones el "Sedán de Satanás" impacto contra los vehículos provocando terribles accidentes antes de desaparecer en la carretera.


El problema de la Ruta 666 y su coche fantasma, el "Sedán de Satanás", es que hay informes de autoridades que afirman que no es el único, ya que testigos afirman haber visto a un inmenso camión a velocidades increíbles provocando accidentes al empujar a los vehículos con los que se encuentra.


Y por si no fuera suficiente con la aparición de vehículos fantasma, en la Ruta 666 hay muchas otras apariciones que no se pueden explicar. La gran mayoría están documentadas con informes policiales, ya que los testigos, aterrorizados acuden a las autoridades a contar lo sucedido. Hablamos de las apariciones fantasmales.

Son cientos los testigos que afirman haber visto, cuando se encontraban en mitad de la Ruta 666, el fantasma de una joven vestida de blanco al margen de la carretera. Afirman los que la han visto, que han sentido verdadero pavor al verla y han acelerado para no parar, y han observado como ella los miraba y acto seguido la veían sentada en la parte posterior de su coche para después desaparecer. Otros afirman que cuando la vieron, al parecer una autoestopista desorientada, pararon y la recogieron, pero que al subir al coche y mirarla, todos aseguran que ven una cara pálida, blanca como la nieve y que a continuación desaparece ante sus ojos.

Además de las visiones de la joven de blanco, se han registrado muchas denuncias de jauría de perros que han atacado violentamente a los vehículos. Los conductores afirman que jaurías de perros negros aparecen de repente o bien de los lados de la carretera o por detrás del vehículo y lo atacan. Puede resultar increíble, pero hay partes de talleres que afirman que los daños causados en la chapa de los coches o los desgarros en los neumáticos son de mordeduras de algún tipo de animal.

Quienes afirman haber visto a estas jaurías, aseguran que son unos perros que por mucho que aceleran el vehículo, ellos lo alcanzan, tienen una velocidad increíble, así como en ocasiones algún conductor afirmó en una denuncia que atropelló a uno de estos perros negros en su huída, pero éste se levantó como si nada y continuó persiguiéndolo.

Otro de los extraños fenómenos que se da en la Ruta 666 es el del "Tiempo perdido". Hay informes oficiales muy bien documentados de casos de personas que tardaron mucho tiempo en recorrer distancias muy pequeñas, y de personas que, en el caso contrario, fueron llegadas a dar por desaparecidas al haber tardado un tiempo extremo en ir de un lugar a otro. Los conductores que han vivido esta experiencia no afirman ser conscientes de este hecho, incluso muchos de ellos llegan a desconfiar de las afirmaciones de familiares, amigos o incluso autoridades que les cuentan lo sucedido.

Hay conductores que han desaparecido durante su camino por la Ruta 666 y han aparecido horas o días más tarde en lugares muy alejados de donde desaparecieron sin ellos ser conscientes de haber recorrido tal distancia. Hay expedientes de personas que llegaron a desaparecer semanas e incluso meses, para después aparecer como si el tiempo no hubiera pasado, en el mismo sitio donde desaparecieron.


Pero también hay que decir que estos casos contados son los casos en los que los conductores tienen la suerte de regresar, antes o después, porque hay una enorme cantidad de casos de personas que aun siguen desaparecidas y que el último dato que se tiene de ellas es que se encontraban atravesando la Ruta 666. Muestra de esto son la gran cantidad de vehículos abandonados que se puede apreciar en los márgenes de la "Autopista del Diablo".

No debemos olvidar que la Ruta 666 atraviesa uno de los lugares sagrados para los indígenas americanos, incluyendo montañas como Ute Mountains y Shiprock. Muchos nativos afirman que todos los hechos que en la llamada "autopista del Diablo" suceden, se deben a los "skinwalkers", espíritus de los curanderos demoníacos que habitan la zona y se transforman a placer para aterrorizar e incluso matar a quienes osan adentrarse en su territorio.

Verdad o superstición, lo cierto es que el nombre de la autopista fue cambiado por el Gobierno Americano de Ruta 666 a Ruta 491. Pero a pesar de su cambio de nombre, la "Autopista del Diablo" continua rodeada de misterio, sucesos y experiencias inexplicables para todos aquellos que la atraviesan, y sobre todo si tienen la mala suerte de ver atardecer conduciendo por ella...


+113
7
0
22
7Comments
      GIF
      New