Check the new version here

Popular channels

Sexto sentido en los animales

Los animalesposeen un extraordinario desarrollo de sus facultades perceptivas, que lespermiten ver lo que los humanos ni siquiera intuyen. Con una capacidadpremonitoria excepcional son capaces de detectar la proximidad de terremotos oincluso conocer si una persona está diciendo la verdad o está mintiendo.
Cualquier persona que haya estado en un seísmo o temblor de tierra recordaráque poco antes de que empiece a temblar, los perros empiezan a aullar conansiedad, y otros animales también empiezan
a manifestar un comportamiento extraño, tales como peces que saltandel agua, topos que se salen de sus madrigueras y animales en hibernación quesalen de sus escondrijos antes del temblor.
Sentidos más desarrollados que los de los humanos

Pero no es su percepción lo más llamativo del comportamiento animal. muchos deestos hechos tienen una explicación: Los sentidos de la mayoría de los animalesestan mucho más afinados que los del hombre, nuestro cómodo modo de vida noprecisa de unos sentidos desarrollados y muchas veces no podemos oir u olercosas que ellos pueden sentir con claridad, por dar algunos datossignificativos:


-Los perros tienen 40 veces más células olfativasy aunque su vista no le permite identificar un objeto inmóvil a más de 300metros, si lo puede oler; su rango de sonidos audibles es mucho mayor, pudiendoademás orientar sus orejas, lo que les permite una mejor captación de lossonidos.

-Los gatos poseen unos sentidos sumamente agudos. Reaccionan a sonidos yvibraciones que nosotros somos incapaces de percibir, ya que están equipados deun oído sumamente agudo, capaces de escuchar sonidos inaudibles para el oídohumano, una vista excepcional incluso en la oscuridad y un olfato muydesarrollado, siendo muy sensibles a los fenómenos eléctricos y barométricos,de modo que no es sorprendente que puedan sentir que va a llover, o detectar unterremoto o una erupción volcánica.


Comportamientos  incomprensibles

Sin embargoexisten testimonios y hechos probados que llevan este "Sexto Sentido"a otros niveles que escapan de toda explicación científica.

Un ejemplo histórico, es el comportamiento del gato de Sir Winston Churchill,que se encontraba muy enfermo, en cama, atendido por sus médicos. Una nochecuando ya parecía que estaba fuera de peligro, su gato empezó a maullar parasalir de la habitación. Al día siguiente, Churchill amaneció muerto, habiendopresentido su gato su muerte, mejor que los doctores.



No es raro que un gato intente descolgar elteléfono que suena, sólo si es su amo el que llama, o el caso de felinos quehan recorrido miles de kilómetros para encontrar a su amo.
Algunos perros, saben cuando su amo está enpeligro y se ponen tristes, o saben cuando su amo va a llegar a casa, inclusolos días que llegan a horas distintas a la habituales.


Animales quedetectan fantasmas

Enocasiones vemos animales como perros y gatos que se quedan ladrando o aullandoa un punto fijo en la nada. Dicen que los animales tienen un sexto sentido, unsentido que les permite ver o percibir la presencia de seres espectrales,detectar si un fantasma esta en una habitación y desde luego
En una noche tranquila donde no se oye ningúnruido, ni parece haber ningún movimiento, de repente nuestro gato echa lasorejas planas, hacia atrás, con las pupilas dilatadas, el dorso arqueado, elpelo erizado, moviendo el rabo, soplando, y mirando fijamente en dirección deaparentemente nada. Aterrado, el felino parece prepararse para defenderse ¿Perode qué? ¿Tal vez puede ver o intuir algo que nosotros no podemos? Y si es así¿No os parece escalofriante pensar que tiene un miedo tan irracional a lo queesta viendo?

La sensibilidad de los animales, especialmente de gatos y perros, hacia losfenómenos paranormales es inquietante. El parapsicólogo norteamericano doctorRobert Morris utilizó animales como «controles» en sus experimentos durante losaños sesenta. En una ocasión estuvo estudiando una casa habitada por fantasmas,y concretamente una habitación en la que había ocurrido una tragedia.

Utilizó un perro, un gato, una rata y unaserpiente de cascabel: 

- Cuando hice entrar al perro menos de 1 mdentro de la habitación, empezó a gruñir a su dueño y volvió a salir por lapuerta. De ningún modo pudimos evitarlo, y además se negó a entrar de nuevo.

- El gato fue introducido en la habitaciónen brazos de su amo. Cuando llegó a una distancia parecida dentro de lahabitación, saltó inmediatamente sobre la espalda del amo, clavándole las uñas;luego saltó al suelo dirigiéndose hacia una silla. Pasó algunos minutos bufandoy mirando fijamente una silla vacía situada en una esquina de la habitación,hasta que le sacamos fuera...



- La serpiente decascabel adoptó inmediata  su compañía no les gusta.
mente una postura de ataque, dirigida contra lamisma silla que había intrigado al gato. Al cabo de un par de minutos girólentamente la cabeza hacia la ventana, para luego apartar la vista de ella yadoptar de nuevo la posición de ataque al cabo de cinco minutos.


- El único animal que no reaccionó fue la rata; sin embargo, al cabo de un rato los cuatroanimales fueron examinados en otra habitación de la casa, y allí se comportaroncon toda normalidad.

Así que ya sabes si sentís un escalofrío por la espalda y tu mascota secomporta de una modo extraño puede que no estes tan solos como creías...
0
0
0
0No comments yet