Silver Claw: Los imperfectos cap 17 Final (4/4)

Silver Claw



Aquí con ustedes les vengo a traer lo que seria la segunda temporada de mi historia, titulada Silver Claw, espero que les guste tanto o mas como la anterior.
Antes que nada digo que hice mi historia basándome en el mundo y también en los personajes de los siguientes usuarios, recomiendo que las lean, son muy buenas historias ademas de entretenidas.


@edup_33 : "The deadman reborn"
@jesushola : "Jesse Cold Heart"
@gabrieljoaquinor : "Gabriel The Annihilator"
@stevenlolo : "Wolf the Killer, Jake The Samurai, El Sicario, Nexo "
@Riuken01 : "NewDeadmans Warriors"
@lucasvedda : "bienvenido a creepy-town, Alex the creepyhunter "
@BlackTheWritter : "John Crimson Knight"
@matiasoscuro : "The Hell of Luxion"
@MarcosTheKiller : "Marcos The Darkness"
@creepynightmare : "Carl The Psycopath"
@elpranyan : BloodMoon
@Lioooooo : Beyond My Eyes
@Lana1222 : "Carrie Howard"

--------------------------------------------------------------------------

Cleo espero a Kain en el mismo lugar donde se encontraba parado, ese era el mejor plan que podría tener en ese momento ya que su cuerpo estaba casi completamente destruido y no podría correr mucho, pasado unos segundos Kain ya estaba delante de Cleo, el cual se preparo para intentar golpearlo con su Garra de Plata, pero Kain en un rápido movimiento esquivo el golpe de su oponente moviendo su cabeza hacia un lado, haciendo así que Cleo recibiera su puñetazo en el estomago, lo que le hizo escupir una gran cantidad de sangre, pero antes de caer hacia atrás, Cleo se recompuso y empujando su cuerpo hacia adelante con toda sus fuerzas, chocho cabezas con Kain, pero este fue diferente a los anteriores cabezazos, el poder de este era tanto que cree una pequeña onda expansiva debajo de ellos, provocando que un poco de polvo se eleve.

Ese golpe había echo que Kain retrocediera algunos pasos hacia atrás mientras se tocaba su cabeza mareado, al ver bien pudo notar como la sangre salia de aquella herida en frente, al igual que la de Cleo, quien en vez de preocuparse por eso lo miraba fijamente respirando agitado, Kain sintió volvió a enojarse por la actitud de este, a continuación estiro su mano derecha apuntando a Cleo mientras en esta se creaba un arco oscuro, al igual que llevo su mano izquierda al arco, creando una flecha de energia azulada con esta, aunque era una única flecha, la energia que desbordaba de esta de notaba, a simple vista ya que mientras tensaba el arco, todo el aire a su alrededor se concentraba en la flecha, sin pensar un segundo Kain soltó aquella flecha haciendo que esta saliera a toda velocidad contra Cleo quien no se podía mover por sus heridas, parecía que ese fuera el final, pero entonces en ese instante la rodilla izquierda de Cleo falla, haciendo que este se arrodille en el suelo, lo que al mismo tiempo causo que la flecha de energia pasara de largo por el lado izquierdo de su rostro, alejándose varios metros hasta impactar contra una pared paralela a la torre donde estaban , explotando y creando una gran explosión de energia que destruyo gran parte de la muro del castillo, Cleo giro su cabeza unos segundos hacia atrás para ver aquella explosión, esta sorprendido de lo que había pasado, sobrevivió a aquel ataque gracias a cosa del destino por que su pierna no aguantaba mas, pero segundos después giro su mirada hacia Kain solo para recibir una potente patada en todo el rostro que movió toda su cabeza provocando que la sangre saliera de su boca, y la fuera fue tanta que lo mando varios metros lejos de cara al piso, Kain estaba con la respiración agitada, ademas su mirada demostraba mucha molestia.

-Y-Yo...¡Me convertiré en el Rey de la humanidad! y así... así...¡los protegeré a todos!. - dijo Kain furioso.

-¡No!...¡No lo harás!. - grito Cleo poniéndose de rodillas en el suelo para intentar levantarse. - Kain tu nunca te podrás convertir en el Rey de los humanos, no tienes el derecho a hacerlo, por que ahora mismo ya no eres un humano. -

-¿Eh?...¿que ya no soy un humano?, si lo estas diciendo por mi apariencia te digo que tu no eres quien para hablar sobre eso !tu también eres un monstruo...!. - dijo Kain, pero rápidamente fue interrumpido por Cleo.

-¡Te equivocas! no hablo de la apariencia, lo que en verdad te hace humano no es eso, sino...esto. - dijo Cleo llevando su pulgar derecho a su pecho donde estaba su corazón mientras se terminaba de poner de pie. -No importa si eres diferente por fuera lo que nos vuelve humanos es nuestro corazón y lo que sentimos, por eso yo puedo decir que soy un humano, no... ¡Soy un humano y un Hombre Lobo!. -

Al terminar de escuchar lo que su oponente quería decir Kain solo lo miro por unos segundos antes de que una pequeña risa saliera e su boca, luego se rió mas fuerte hasta que soltó una completa carcajada.

-Jaja...JAJAJA! no importa cuantas veces lo escuche todavía me sigue dando risa... enserio eres solo un mocoso sin experiencia alguna. - dijo Kain mirando seriamente a Cleo.

-Tal vez sea un mocoso como tu dices, pero se lo que hago, sino no estaría aquí, y ahora lo se, se que haré... ¡yo te liberare de tu carga, Kain!. - exclamo Cleo apuntando su dedo indice a Kain

-Eh?¿todavía sigues con eso? compréndelo de una vez, mi destino es convertirme en el Rey de la Humanidad, yo los protegeré, pero si sigues estorbando no podre hacerlo. -

-Estoy seguro de lo que digo, no me retractare de mis palabras. -

-Asi que no te retractaras, eh? entonces dime... ¿como piensas vencerme? desde hace rato estas parado en el mismo lugar, a simple vista me doy cuenta que tu cuerpo ya no resistirá mas, en cualquier momento caerás por el dolor. -

-Eso sera fácil, apostemos. - dijo Cleo sonriendo a Kain

-¿Apostar...?. - pregunto Kain

-Asi es. -

Kain se quedo pensando por un momento eso, pero luego dio una pequeña sonrisa.

-¿Y que tienes en mente entonces?. - pregunto él.

-Las regla solo sera una y es la siguiente, si me logras tirar al suelo perderé, nada mas que eso. si yo gano significara que te podre liberar, pero en el caso de que tu ganes, tendrás lo que querías, moriré - respondió serio Cleo.

Luego de escuchar lo que quería decir Cleo, Kain quedo sorprendido por lo que acababa de decir su enemigo, pero si era asi, entonces seria fácil, y no pareciera que hubiera alguna trampa, ¿Que era lo que tramaba Cleo? fue la pregunta que rondo su cabeza en ese momento, pero no le importo tanto, estaba listo para matar a Cleo.

-No se lo tramas, pero no me importa, ¡prepárate para morir!. - dijo Kain rodeando su mano derecha de energia azulada, luego de cerrar su puño corrió a toda velocidad contra Cleo

-¡Estoy listo!. - grito Cleo.

Seguido a eso Kain preparo su puño derecho rodeado de energia ya continuación impacto este en el rostro de Cleo con una gran fuerza, provocando una onda expansiva, Cleo dio tres pasos hacia atrás y cuando parecía que iba a caer Kain sonrió, pero en ese instante Cleo planto pie en el suelo antes de caer, lo que provoco que Kain se sorprendiera ¿Como era posible? Su enemigo que minutos antes apenas se podía levantar del piso y que le costaba mucho esfuerzo quedarse parado, se mantuvo de pie aun recibiendo semejante golpe.

-¿Eso es todo lo que tienes?. - pregunto de forma burlona Cleo mirando a Kain.

-Tu...Mocoso!. - grito Kain furioso mientras volvia a golpear a Cleo.

Al igual que antes Cleo solo retrocedió algunos pasos pero solo eso, él no cayo al suelo, se seguía manteniendo de pie, Kain solo lo miraba y eso hacia que se molestara aun mas, sin para Kain comenzó a golpear repetidas veces a Cleo, primero con un derechazo, pero él se seguía manteniendo de pie, seguido un izquierdazo, pero Cleo seguía mantenido de pie, y así sucesivamente los puños de Kain impactaban en el rostro, estomago, costillas y riñones de Cleo, quien a pesar de recibir cada golpe sin intentar defenderse, seguía plantando pie en el suelo, evitando caer, había llegado un punto en donde hasta el mismo Kain se había cansado de golpear a Cleo, al cual le chorreaba sangre tanto de su boca como nariz y ojos, de los cuales uno estaba morado por los repetidos golpes, su costillas estaban rotas, pero eso no evitaba que sus piernas lo mantuvieran en pie.

-¿¡C-Como es posible que te sigas manteniendo de pie!?...¿¡Que clase de truco estas usando!?. - pregunto un molesto Kain quien respiraba agitadamente por estar golpeando a Cleo sin parar.

-¿Quieres que te diga la verdad?.... - Pregunto Cleo limpiándose la sangre de su rostro. -Tu determinación no es lo suficientemente grande!. -

Luego de decir aquellas palabras, Cleo miro furtivamente a Kain quien antes de darse cuenta lo tenia a él delante suyo, en ese mismo instante recibió un fuerte puñetazo en el rostro por parte de la Garra de Plata de Cleo, Kain fue enviado varios metros hacia atrás cayendo en el suelo, estaba realmente sorprendido por el golpe que acaba de recibir, pero al mismo tiempo una molestia en su interior creció, provocando que corriera a toda velocidad contra su enemigo, estando ya delante de él, Cleo recibió un fuerte derechazo en su estomago, pero antes de escupir sangre, aprovecho para darle un cabezazo a Kain, quien alejo la cabeza por el golpe, pero luego rápidamente dio una patada giratoria a Cleo la cual impacto contra su brazo izquierdo, haciendo que este de un alarido, seguido a esto Kain creo una espada medieval, con la que se preparo para apuñalar a Cleo, pero antes de poder hacerlo Cleo golpeo la espada con su Garra de Plata ocasionando que esta cambie su curso y de un leve corte en el brazo izquierdo de Cleo, de el cual comenzó a salir gran cantidad de sangre, sin pasar un segundo luego de recibir el corte de la espada Cleo acumulo una cantidad considerable de energia en su Garra de Plata, la cual comenzó a brillar con una luz blanca, e impacto la misma de un fuerte golpe en el pecho de Kain provocando que este salga despedido metros lejos de él, pero cayo de pie, aunque se mostraba bastante furioso

-¡MALDICIÓN!¡ACABARE CON ESTO DE UNA BUENA VEZ POR TODAS!. - grito enfurecido Kain, mientras estiraba su mano izquierda hacia atrás bruscamente.

De repente una gran cantidad de aire se comenzó a concentrar en la palma e la mano de Kain, ademas de que el aura alrededor de él, se intensificaba de una forma monstruosa, de la nada el aire que se acumulaba en su mano junto con su aura comenzaron a forma una pequeña bola e energia azulada como las demás, pero esta era diferente, su color era mas oscuro, esta vez la bola se notaba mas "inestable" como si se quisiera mover de una lado hacia otro, ademas de tener alrededor suyo lo que parecía ser un anillo de energia, no solo aquella bola azulada estab absorbiendo el aura de Kain sino que estaba absorbiendo toda la energia que se encontraba repartida en todas las partes del castillo la bola de energia creo hasta ser por lo menos del tamaño de una mano entera, Kain no dejaba de sonreír como psicópata mientras cargaba aquel ataque.

-Mierda, necesito esquivarlo. - dijo Cleo mientras intento moverse pero en ese momento ambas piernas no aguantaron mas y cayo de rodillas al suelo.

-JAJAJA ESTA VEZ NO PODRÁS ESCAPAR ¡ES EL FINAL!. -

Cleo dio unos últimos esfuerzos por intentar moverse pero no podía hacerlo mas, su cuerpo no respondía, ese ya era su limite, parece que ya había llegado su momento.

-¡AHORA!¡MUÉRETE DE UNA MALDITA VEZ!. -

Seguido a decir esto Kain lanzo con toda su fuerza aquella bola de energia inestable, la cual se dirigió a toda velocidad hacia Cleo, el poder destructivo de aquel ataque era tanto que con solo pasar encima del suelo iba creando una gran zanja, hasta llegar a un punto en donde levantaba la tierra y el polvo a su alrededor. Por su parte allí estaba Cleo de rodillas en el suelo, sin poder moverse, aunque había llegado a un punto en que dejo de intentar moverse después de todo era inútil para él, aunque esquivara el ataque de pura suerte, su cuerpo no aguantaría mas y seria presa fácil de Kain, la victoria ya estaba decidida, Cleo solo miro con los ojos fijados a aquella bola de energia que estaba a pocos metros de él, Kain solo dio una gran sonrisa psicópata por su victoria absoluta.

Pero en ese mismo cuando la bola de energia ya estaba simplemente a centímetros de Cleo, fue como si todo se pusiera en cámara lenta, allí, delante de Cleo, apareció lo que parecía ser una silueta, pero no cualquier silueta sino la de una mujer, la cual tenia ambos brazos abiertos a los lados, mirando el ataque de Kain, aquella forma estaba brillando completamente de blanco, cuando el tiempo "volvió" a la anormalidad, la bola de energia impacto contra la silueta de la mujer, la cual recibió de lleno el ataque de Kain. pero en Cleo quien se encontraba arrodillado detrás de esta lo pudo ver, noto que al chocar ambas energia la mujer misma se hizo lo que era una barrera de energiza invisible que protegía a Cleo del ataque, pero de igual forma la fuerza de ambos poderes chocando fue tanto que hizo que completamente todas las partes del castillo tiemblen como si fuera un terremoto, hasta que por fin la bola de energia desapareció, al igual que el escudo de energia invisible y la silueta brillante de la mujer, Cleo estaba totalmente confundido, no sabia lo que acaba de pasar.

-¿¡Q-Que mierda fue eso!?. - pregunto un exaltado Kain quien tampoco entendía lo que acababa de suceder.
.
-¿Y-Yo....?. - antes de que terminara de hablar Cleo fue interrumpido por una voz suave en off.

-Lo siento...Estoy es todo lo que pude hacer por ti, ahora estas solo... suerte... - Cleo miro una pequeña partícula de luz que salio de su pecho y se elevo hasta el cielo estrellado, luego sonrió.

-Me haz protegido hasta el ultimo momento, eh?. - dijo Cleo sin dejar de sonreír. - No puedo rendirme aquí así como así, por favor ¡Cuerpo resiste un poco mas!. -

En ese momento Cleo intento moverse, al principio no pudo, pero siguió y siguió intentando hasta que llegado un punto pudo mover su pierna derecha, luego la izquierda, seguido a eso, con todas las fuerzas que le quedaban planto pie en en el suelo y aplicando todavía mas esfuerzo pudo ponerse de pie, miro por un segundo su brazo izquierda el cual estaba colgando de su cuerpo como peso muerto, la sangre de la cortadura no había parado de salir lo que ocasiono que quede inservible, sin importarle eso, aunque le doliera como nunca antes Cleo comenzó a caminar, al principio solo arrastraba los pie, pero luego pudo caminar, aunque su cuerpo seguía doliendo

-P-Pero...¡eso imposible!. - decía Kain quien seguía sin entender la situación.

Kain solo podía mirar a Cleo, y por alguna razón sintió algo que no sentía hace mucho tiempo, algo que pensó que había perdido, sintió... El miedo. Era de esperarse Cleo se estaba acercando a él a paso lento pero aunque fuera así, no podía evitar temer, el brazo izquierdo de Cleo estaba colgando y lleno de sangre, al igual que de su rostro salia sangre por todos lados, ya sea de su boca, oídos, nariz y hasta los ojos, uno de ellos estaba rojo por las contusiones, por ultimo para caminar rengueaba por su pierna derecha.

-¡No!¡NO!¡ALÉJATE!¡ALÉJATE DEMONIO!. - grito Kain al ver que Cleo estaba a pocos metros de él.

En ese momento Kain intento retroceder algunos pasos cuando veía que Cleo se acercaba pero llego a un punto en que al ver hacia atrás se dio cuenta que estaba en la orilla de la plataforma del castillo donde si daba un paso mas le esperaba una gran caída, al darse cuenta de esto Kain intento crear un una bola de energia, pero no paso nada, también intento crear alguna arma en su mano derecha pero tampoco paso algo, luego se dio cuenta, por su furia él había usado en ese ultimo ataque, toda la energia que le quedaba, pero no solo la de su cuerpo sino la del castillo, en ese momento supo que ya no tenia mas energia que usar, estaba atrapado.

En ese momento Kain intento retroceder algunos pasos cuando veía que Cleo se acercaba pero llego a un punto en que al ver hacia atrás se dio cuenta que estaba en la orilla de la plataforma del castillo donde si daba un paso mas le esperaba una gran caída, al darse cuenta de esto Kain intento crear un una bola de energia, pero no paso nada, también intento crear alguna arma en su mano derecha pero tampoco paso algo, luego se dio cuenta, por su furia él había usado en ese ultimo ataque, toda la energia que le quedaba, pero no solo la de su cuerpo sino la del castillo, en ese momento supo que ya no tenia mas energia que usar, estaba atrapado.

Pasado unos segundos Cleo quien caminaba a paso lento con todas las fuerzas que le quedaban, ya había llegado hasta donde estaba Kain, quien lo miraba con miedo, tal era su miedo que no podía mover su cuerpo por este, Cleo se había acercado tanto a este que ya estaba delante suyo, solo una distancia de unos 40cm los separa, todo se había envuelto en el silencio, Cleo solo miraba a los ojos a Kain quien tampoco podía dejar de mirarlo con horror, hasta que llegado cierto momento Cleo rompió el silencio.

-Tenias razón, a llegado el momento, pero parece que yo eh ganado la apuesta. - Cleo sonrió. -Ahora es cuando me toca liberarte.

-¿L-Liberarme?. - la voz temblorosa de Kain demostraba confusión. -¿¡Como piensas hacer eso bastardo!?. -

Luego de decir eso Kain intento golpear en un ultimo y tapido movimiento a Cleo con un izquierdazo pero en ese instante la Garra de Plata de Cleo se interpuso parando el golpe, aunque este no quitaba su mirada de Kain, el cual lo volvió a mirar con una expresión que mezclaba tanto el miedo, como molestia y furia. A continuación Cleo estiro su brazo derecho hacia atrás al igual que su pierna derecha, mientras que su pierna izquierda hacia adelante, su brazo izquierdo estaba colgando pero eso no le importo, en ese mismo instante el aire alrededor de Cleo comenzó a intensificarse al igual este empezó a concentrarse en grandes cantidades en su Garra de Plata, la cual estaba comenzando a ser rodeada de energia blanca como antes, pero al igual que paso con el ataque de Kain, el la Garra de Plata fue rodeada por 3 aureolas de energia luminosa que giraban alrededor de esta, la luz blanca de la energia no dejaba de intensificarse, lo que provocaba que Kain no pudiera ver muy bien por el brillo, pero ya sabia que lo que se venia.

-El destino del que tanto has intentado escapar por fin te encontró, ya no tienes escapatoria, este es el puño que te liberara de todas tus cargas Kain, esto es por todas las Almas a las que haz obligado a asesinar y sufrir, míralo bien esto es el Soul... no ... !Destiny Impact!. - grito Cleo.

Seguido a esto cerro con todas sus fuerzas el puño de su Garra de Plata, en un rápido movimiento impacto a una gran velocidad su puño contra el pecho de Kain, haciendo que este escupa una gran cantidad de sangre pero no sin provocar que se creara una gran explosión de energia blanca en en lugar donde se encontraban parados, el poder del ataque fue tanto que no solo hizo que la tierra temblara sino que también provoco que el suelo debajo de ellos se agrietara tanto que termino derrumbándose, haciendo que ambos cayeran de lo alto de la torre hacia abajo, mientras caían Cleo no separaba su puño del pecho de Kain, lo que al caer en picada creaba una gran cantidad de energia alrededor de ambos, como si fuera una estrella fugaz.

-¡KAAAAIN!. - grito con toda su fuerza Cleo mientras caía en picada del castillo y miraba a Kain.

Entonces desde la perspectiva de Kain quien estaba siendo golpeado por el puño de Cleo, se encontraba mirando a los ojos a este, por unos segundos le pareció ver que el rostro de Cleo cambiaba a el de una bestia muy conocido para él.

-Asi que un lobo... eh?. - Kain sonrió con tranquilidad mientras cerraba los ojos.

Ya faltaba poco para que ambos tanto Cleo como Kain terminaran su caída en picada, Cleo podía notar como todo el castillo comenzaba a derrumbarse a sus espaldas, los escombros caían en grandes pedazos, de repente pudo notar que ya estaba cerca de impactar contra el suelo, pero esto no parecía importarle mucho, ambos estaban cayendo en forma de picada rodeados de energia como una estrella fugaz hacia el suelo, al llegar a este, se creo una gran explosión que se expandió por un gran terreno de la isla en donde estaba el castillo, volviendo todo de blanco en un pestañeo.

De repente Cleo abre sus ojos muy exaltado, al hacerlo pudo notar que no se encontraba en el castillo ni tampoco en el suelo, todo estaba completamente oscuro, pero ese lugar le parecía conocido, miro por unos segundos sus manos y pudo notar que tenia un par de grilletes con cadenas en ambas, pero antes de que pudiera darse cuenta de algo mas, cerca suyo se encendió lo que parecía ser un cristal azul que lo tomo por sorpresa, luego de ello, se encendió otro cristal azul y luego otra mas y así sucesivamente hasta dejar aquel lugar "iluminado", Cleo pudo notar a la distancia algo, parecía ser una persona, así que se decidió caminar hasta allí, al llegar se sorprendió por lo que vio.

Allí mismo, en ese lugar, se encontraba entro todos esos cristales reposando nadie mas que el mismísimo Kain, quien parecía que había vuelto a la normalidad, ademas de tener una mirada mucho mas tranquila.



-¿Donde estamos?. - Pregunto Cleo confundido.

-Estamos en el lugar donde yacen las Almas de los muertos, osea el lugar después de la muerte si se puede decir. - respondió Kain sin levantarse el suelo.

-Entonces eso significa que yo estoy.... - Cleo puso una preocupante, pero fue interrumpido por Kain.

-No te preocupes, no lo estas. -

-Pero entonces ¿que hago aquí?. -

-No lo se pero bueno, parece que tenemos tiempo para hablar. -

-Hablar... ya que lo dices tengo algunas dudas. - dijo Cleo mirando a Kain fijamente. -Cuando luchábamos había una clara diferencia en nuestras fuerzas y en varias ocasiones tuviste la oportunidad de acabar con migo de una vez, pero no lo hiciste, sino que te haz puesto a explicarme las cosas, cosas de las yo no tenia idea, como lo es la energia y las Almas, ¿Por que no lo hiciste?¿Por que no me asesinaste?. -

Al escuchar las preguntas Kain miro extrañado por unos segundos a Cleo, luego de eso procedió a ponerse de pie y se acerco un poco a donde estaba Cleo.

-Quien sabe, cuando peleábamos tal vez una parte de mi no quería matarte y de cierta forma me recordabas a mi, es extraño. - Kain dio una pequeña risa y miro hacia arriba como si fuera el cielo aunque solo era oscuridad. -También me siento extraño ¿sabes?.

-¿Extraño?-

-Como haz visto antes, desde que era un niño siempre me crié para ser un rey, y cuando por fin lo fui, me obsesione con salvar a los humanos, hasta llegue a sacrificar mi propia humanidad solo para poder cumplir mi objetivo, pero ahora veo que estaba equivocado, hice sufrir a personas que no tenían nada que ver con esto y los obligue a obedecerse ¿Que clase de Rey hace eso?, todo lo que hice fue inútil, pero por alguna razón ahora me siento bien, como si... me hubiera quitado cadenas que me ataban. - Kain transformo su sonrisa por una expresión de melancolía pero rápidamente la voz de Cleo lo exalto

-¡No fue en vano!. - dijo Cleo mirando a Kain con una sonrisa. -Todo lo que querías era proteger a la humanidad a tu forma, pero aunque fuera incorrecta tus intenciones lo eran, sabes... yo nunca tuve un motivo por que pelear solo me encontraba envuelto de un día para otro en una situación de vida o muerte sin saber lo que pasaba, pero ahora lo se... gracias a ti Kain eh podido por fin decidir lo que quiero hacer, mi propia meta a llevar a cabo. -

Mientras decía eso Cleo miro a Kain con una sonrisa, quien lo miraba sin poder entender del todo lo que acababa de escuchar,

-Ademas, aquel Imperfecto creo que se llamaba Archeron, dijo que cuando me encontrara contigo te dijera algo... que lo perdonaras por haber fallado, él te respetaba mucho, sus palabras eran de verdad, tu eres su Rey. - termino de decir Cleo a Kain quien lo miro, por un momento pareciera que sus ojos brillaron pero luego pestañeo y volvió a dar una pequeña risa.

-Entonces tengo algo que pedirte, Cleo... -

-¿Que cosa?. - pregunto confundido.

-Tal vez yo estuve errado en la forma de cumplir mi objetivo de defender a la humanidad, así que si es verdad lo que decías antes sobre ser un Humano y Hombre lobo, te pido esto como un favor de un Rey a otro, por favor... protege a la humanidad, pero hazlo a tu manera que creas correcta, se que lo harás bien, dejo a los humanos a tu cuidado. - dijo Kain apoyando su mano izquierda con la Garra de Oro en el hombro de Cleo

-Yo... lo haré. - respondió determinadamente Cleo lo que hizo que Kain sonriera

-Creo que ya a llegado el momento definitivo. - dijo Kain mientras detrás suyo parecía una luz azul casi cegadora que obligo a Cleo a poner su brazo delante de sus ojos para ver.

-Espera ¿Que?. - preguntaba Cleo confundido pero luego pudo ver 7 siluetas detrás de Kain.

Las siluetas eran, Ingrid, Archeron, Abel, Dunkel, Nova, Kudlak y por ultimo Mariet, todos estaban sonriendo con felicidad, esta ultima tomo la Garra de oro de Kain e hizo señas de que la acompañara, pero Kain se detuvo por un momento para volver a ver a Cleo.

-Parece que aquel sujeto tenia razón... - dijo con una sonrisa Kain.

-Eh?. -

-Ah, por cierto, tienes a alguien esperándote hace rato por allí, así que no la hagas esperar. -

seguido a esto Kain se giro y junto con los demás Imperfectos "entro" a aquella luz, desapareciendo en un fuerte destello dejando solo la Garra de Oro en el suelo oscuro, la cual pasados unos segundos poco a poco se fue desintegrando dejando solo pequeñas partículas de luz. que brillaban en la inmensa oscuridad hasta desaparecer.

Luego de que Kain desapareciera junto a los demás, todos los cristales que estaban brillando se volvieron a apagar, dejando otra vez a Cleo en un espacio de solo oscuridad, donde se pregunto lo que le había dicho Kain "Alguien te esta esperando", Cleo pensó esto por unos segundo, seguido se dio vuelta lentamente y como si siempre hubiera estado allí, se encontraba Destiny con una sonrisa, la cual estaba parada con ambas manos tomadas hacia atrás, al parecer ella era la persona que estaba esperando a Cleo.

-Yo... lo siento. - fueron las primeras palabras que salieron de la boca de Cleo al ver a Destiny.

-¿Lo...sientes?. -

-Si, lo siento, si hubiera sido mas fuerte o por lo menos si no me hubiera dejado herir tanto tu... -

-Cleo, yo ya estoy muerta, siempre lo estuve. - dijo ella

-Eh?. -

-Yo no morí, solo volví a donde debía. -

-....Si, tienes razón.... - Cleo miro con tristeza al suelo, lo que llamo la atención de Destiny

-Pero, nos divertimos!, ¿no es así?. - pregunto ella acercándose a Cleo quien levanto la mirada para verla.

Pasaron unos segundos de silencio, pero en ese momento parece que Cleo entendió lo que pasaba.

-Eso también es verdad. - dijo Cleo con una sonrisa.

-¿Recuerdas cuando nos conocimos? te lleve de un lado hacia otro haciendo que gastaras todo tu dinero. eso fue divertido. - dijo con una pequeña risa Destiny, pero Cleo la miro extrañado.

-No tendrías que reírte de eso, aquella vez tuvimos que pedir una pizza por que no tenia para mas. -

-¿Pero por que te quejas? Ese mismo día también habías dicho que te encantaba comerla ya que nadie te evitaba hacerlo. -

-E-Eso bueno.... - Cleo se ruborizo un poco mientras miraba hacia otro lado.

-Y ahora te avergüenzas, sabes eres muy tierno cuando te sonrojas, parecer un pequeño perrito. -

-T-Tu.... - Cleo no podía salir de su vergüenza, pero luego miro a Destiny quien se alejo un poco de él solo para mirar hacia arriba.

Aunque su mirada estuviera fija en la completa oscuridad parecía que en verdad ella estaba viendo algo cuando miraba hacia arriba con una sonrisa.

-Cuando veo esta oscuridad me recuerda a la noche, ya se que no se puede ver nada, pero de alguna forma, cuando recuerdo aquella noche es como si las estrellas estuvieran frente a mi. -

-Antes de revivir, ¿Hacia cuanto que no veías el mundo de los vivos?. -

-Mucho... mucho tiempo, a veces cuando mi alma vagaba, intentaba recordar como era pero nunca pude acertar una imagen del todo correcta. -

-Hasta que apareciste frente mio.

-Exacto. - respondió felizmente Destiny, pero Cleo solo la miro un poco raro

-Oye, ahora que me doy cuenta, estas hablando normal. -

-Eh? ah, eso es por que al estar en este mundo todas las partes de mi Alma están completas, ya no tengo ningún "defecto" por así decirse. -

-Aaah, que pena tu forma de hablar de antes parecía mas tierna. - dijo Cleo rascándose la cabeza, pero al hacer esto noto que aun seguía teniendo los grilletes con las cadenas.

-Ups, parece que me olvide de quitarte los grilletes. - dijo Destiny al mismo tiempo que estirando su mano hacia Cleo los grilletes se desintegraron desapareciendo. -Listo, como te sientes?. -

-Mas...¿Liviano?. -

-Eso es bueno, ahora eres un perro sin collar. - dijo en tono burlo Destiny a lo que ambos comenzaron a reír.

Pasados unos segundos de risa, Destiny fue la primera en dejar de reír de repente, su rostro de felicidad cambio a ser uno de tristeza, Cleo al notar esto también paro de reír para mirar preocupado a su amiga, quien comenzó a hablar.

-Cleo, yo solo estoy aquí por que quería despedirme de una manera adecuada, simplemente no podía irme sin decir nada. -

-Si, lo se, tu no eres de aquellas personas que no se despiden sin avisar. - dijo Cleo con una sonrisa simpática.

-Asi es, eso significa que ya no me queda tiempo, ya están reclamando mi Alma, necesito irme ahora. - Destiny sonrió con alegría mientras detrás suyo al igual que paso con Kain apareció un gran luz, pero esta vez blanca. -

-Entonces esto es la despedida, eh?. - dijo Cleo manteniendo su sonrisa aunque su tono demostraba tristeza

-¿Despedida? tal vez si, pero eso no significa que estaré muerta, no conoces el termino llamado "reencarnación" volveré a nacer y quien sabe, tal vez en ese momento nos volvamos a encontrar. - dijo Destiny feliz.

-.... -

-Entonces esto es todo Cleo... Yo... no, no importa... Gracias a ti pude volver a vivir entre los humanos, pude volver a probar la felicidad, tuve varias experiencias pero lo mas importante, me haz echo recordar que no solo soy un Alma que se salvo de suerte, sino que soy una persona...Gracias. - dijo Destiny llevando ambas manos a su pecho, mientras se daba media vuelta para estar frente a aquella luz brillante, susurrando algo en el instante. -Espero alguna día volvernos a encontrar.... -

Seguido a eso Destiny procedió a caminar hacia aquella luz, pero entonces Cleo quien se había mantenido callado todo ese tiempo, al ver como su amiga se alejaba cada vez mas, por su cabeza comenzaron a pasar recuerdos en forma de Flashbacks de todos los momentos que habían pasado pasado juntos ambos. En ese mismo instante Cleo se abalanzo hacia su Destiny segundos antes de que esta tocara la luz tomándola por su mano, haciendo que esta se volviera a dar vuelta para mirarlo.

-¡Espera!¡No te vallas!¡Por favor, Destiny!. - la mirada y tono de Cleo demostraban una mezcla de miedo con tristeza, Destiny solo miro a Cleo sorprendida pero luego puso una pequeña sonrisa de consuelo.

-Te lo dije antes¿No?, todo estará bien... -

-¡Pero...!. -

Al ver la mirada de preocupación de su amigo Destiny, pensó por un momento y luego llevo su mano izquierda al a su pecho donde se encontraba una especie de colgante bastante pequeño, este tenia lo que parecía ser una pequeña piedra de color celeste profundo, siendo colgado por unas pequeñas cadenas plateadas, Destiny solo se lo quito para después, llevarlo a el cuello de Cleo donde lo engancho ahora quedando colgado del cuello de este, quien lo miro por unos segundos confundido.



-¡Que es esto?. - Pregunto él.

-Es mi collar, te lo dejare de recuerdo, espero que lo cuides es un preciado recuerdo de mi familia. -

-¡Entonces yo no...!. -

-Tal vez sea un recuerdo de mi familia cuando estaba viva, pero ahora es un recuerdo de Mi para que tu me recuerdes ¿Entiendes? Asi que es mejor que lo aceptes. -

-Esta bien.... - Respondió Cleo levemente triste, pero no se dio cuenta que Destiny se acerco mucho mas a él.

-Cleo... No te preocupes. - Destiny puso su mano izquierda en la mejilla de Cleo.

En ese momento al recibir el toque de la mano de su amiga Cleo sonrió, ambos se miraron a los ojos, y sin darse cuenta se estaban acercando el uno al otro, los dos cerraron sus ojos mientras se seguían acercando, pero cuando sus labios estaban a unos pocos centímetros de los el otro... Cleo abrió los ojos de repente, mirando a su alrededor pudo notar que ya no estaba en aquel oscuro, sino que se encontraba recostado entre los escombros de un castillo en ruinas, estaba completamente de día, la luz del sol iluminaba todo el terreno, su cuerpo estaba completamente lastimado, tenia el pecho al descubierto y tres cortes paralelos en forma de garras en su pecho, no podía moverse bien, segundos después de esto, caminando de entre todos los escombros aparecieron Jesse y Daimon los cuales al verlo, alarmados, se acercaron a el rápidamente.

-¡Cleo! ¡estas vivo!. - grito Jesse poniéndose a un lado de él.

-Claro que lo estoy, después de todo... Soy difícil de matar. - respondió Cleo sonriendo mirando a Jesse desde el escombro en donde se encontraba apoyado.

-Y parece que estas en lo correcto, es un milagro que hayas sobrevivido al derrumbe del castillo entero, ademas caíste desde lo alto de la torre, todos vimos como caías en forma de una estrella fugaz hasta estrellarte en el suelo. -

- ¿Por en vez de estar diciendo lo obvio, no me ayudas a levantarme?. - pregunto sarcásticamente Cleo mientras Jesse lo ayudaba a ponerse de pie, llevando el brazo derecho de Cleo encima de su nuca. -¿Donde están los demás?. -

-Tanto Haytham como Carl, dijeron que tenían otros asuntos que resolver y se fueron luego de que el castillo se derrumbara, Daimon y yo, nos pusimos a buscarte después de eso. -

-Una búsqueda del tesoro a ver quien encontraba primero al lobo, eh?. - bromeo Cleo

-Bromeando en una situación como esta, realmente no tienes sentido del humor. - dijo Daimon acercándose a Cleo.

-Por cierto ahora que lo veo ¿Donde esta Destiny?. - Pregunto Jesse confundido

Por unos segundos Cleo miro al suelo, luego de ello, levanto la mirada para ver al cielo azulado, donde las nubes flotaban tranquilamente, si ningún problema y los rayos solares de la luz del sol, daban pequeños reflejos multicolores.

-¿Destiny?... Ella volvió a donde debía... - respondió Cleo con una gran sonrisa, de felicidad.


Mientras que los chicos ayudaban a Cleo a poder moverse para salir de todos aquellos escombros, aun confundidos por lo que él acababa de decir, en otra parte para ser mas específicos en un castillos dentro del gran bosque de la ciudad, se encontraba un hombre de ropas oscuras que le llegaban hasta las rodillas como si fuera una túnica aunque llevaba una capucha que no dejaba ver parte de su rostro, caminando por un gran pasillos con lo que aprecien ser varios guardias, hasta llegar al final de este pasillo, donde solo unos pocos metros mas adelante, se encontraba un gran trono echo de un material oscuro pero que encima de este tenia telas rojas, donde se encontraba sentada la silueta de una persona la cual por las sombras del lugar tampoco se le podía ver la cara, aunque si sus brazos apoyados en los apoya-brazos del trono, la mano derecha tenias bastante anillos ademas de uñas muy bastantes largas, pero la mano izquierda no tenia anillos, no, en vez de eso llevaba puesta un guante de metal de color rojizo, para ser mas específicos tenia una Garra e color rojizo, el hombre de las ropas oscuras al ver a la persona se arrodillo automáticamente enfrente de esta.

-¿Que es lo que quieres?. - pregunto la persona en el trono quien miraba con molestia al encapuchado

-¡Les traigo noticias importantes!. -

-¿Importantes?. -

-¡Si!¡es sobre la reciente pelea de los usuarios de las Garras del Rey!. -

-¿Ah si? bien, entonces dime que tal a ido con eso. -

-T-Tengo que anunciar que el usuario de la Garra del Rey de oro Kain o mejor conocido como el Rey de la antigua babilonia Gilgamesh...a muerto y la Garra de Oro a sido destruida en batalla. -

Al escuchar estas palabras todos los guardias en la sala se quedaron callados, el silencio dominaba el lugar, parece que todos esperaban las palabras de quien seria su líder sentado en el trono de allí.

-Eso es perfecto, parece que al final el chico solo a sobrevivido... simplemente oportuno...- una gran sonrisa maléfica se formo en el rostro de aquella persona.

La pregunta ahora mismo es ¿Que pasara a partir de ese momento?.





Fin?...