Check the new version here

Popular channels

Silver Claw: Los Imperfectos cap 7

Silver Claw



Aquí con ustedes les vengo a traer lo que seria la segunda temporada de mi historia, titulada Silver Claw, espero que les guste tanto o mas como la anterior.
Antes que nada digo que hice mi historia basándome en el mundo y también en los personajes de los siguientes usuarios, recomiendo que las lean, son muy buenas historias ademas de entretenidas.


@edup_33 : "The deadman reborn"
@jesushola : "Jesse Cold Heart"
@gabrieljoaquinor : "Gabriel The Annihilator"
@stevenlolo : "Wolf the Killer, Jake The Samurai, El Sicario, Nexo "
@Riuken01 : "NewDeadmans Warriors"
@lucasvedda : "bienvenido a creepy-town, Alex the creepyhunter "
@BlackTheWritter : "John Crimson Knight"
@matiasoscuro : "The Hell of Luxion"
@MarcosTheKiller : "Marcos The Darkness"
@creepynightmare : "Carl The Psycopath"
@elpranyan : BloodMoon
@Lioooooo : Beyond My Eyes
@Lana1222 : "Carrie Howard"

---------------------------------------------------------------------------

Han pasado unos tres días desde aquella pelea que tuve contra Ingrid en la cual ella murió por segunda vez, pero no sin antes haberme dado una trozo de papel en el cual dentro suyo se encontraba la dirección que indicaba donde estaba Kain, también me revelo algunas cosas sobre quienes son o "que" son los Imperfectos, también supe la clase de persona que es Kain pero por alguna razón presiento que todavía me faltan saber muchas cosas mas sobre él. no entiendo cual es su plan, ni lo que tiene planeado para esta ciudad, el por que me persigue y me quiere muerto, o que quiso referirse aquella vez con "yo te enseñare lo que es ser un rey" la mirada que puso sobre mi ese día, no era la de alguien con fines pacíficos, daba escalofríos.

-Oye por que estas tan pensativo?. - pregunto Daimon quien caminaba al lado mio sacándome de mis pensamientos

-Ah? que? perdón por eso. -

-No tienes por que disculparte, en la situación en la que estas, es normal estar perdido en tus pensamientos

-Si... pero hay cosas de las que uno no puede solo dejar en la mente. -

-Oye, no te apures y disfruta el día quieres?. - decia Daimon mientras me daba una palmada en mi espalda.

-Tienes razón,no debo preocuparme por eso todo el tiempo. -

Si se preguntan el por que Daimon esta con migo, es por que ambos nos encontramos caminando por el centro de la ciudad, ya que los dos cruzamos caminos mientras yo estaba comprando los víveres para la cena de hoy, Destiny como la mayoría de los días, se comía toda la comida del refrigerador dejándome sin nada para desayunar o hacer para comer luego, así que tengo que salir para volver a comprar todo otra vez, esa chica me esta dando varios problemas, por suerte, ahora sabe como cuidarse sola en casa, así que no tengo que preocuparme tanto, aunque lo sigo haciendo, es que uno no sabe que esperar con alguien así, bueno en todo caso es que al encontrarme con Daimon quien no me contó que hacia en plena ciudad, comenzamos a conversar y ahora estamos caminando un rato para ponernos al tanto de nuestras vidas, él luego de abandonar los Deadman o cosas que no contare por ahora.

-Toma quieres una?. - pregunto Daimon mientras estiraba su mano con una botella de cerveza en esta.

-No gracias, prefiero tomar jugo de naranja. - conteste al momento de meter una moneda en la maquina expendedora que a los segundos dejo caer una caja con jugo de naranja natural.

-Que eres un niño?. -

-No, pero por alguna razon siempre me ah gustado tomar jugo de naranja, creo que es algo natural. -

-Como caminar por la ciudad? nunca te eh visto conduciendo. -

-Tengo 16 años no puedo conducir con mi edad, en todo caso me arrestaría la policía, y con mis padres muertos, dudo mucho tener un permiso especial. -

-Bueno tienes razón, también me ah resultado raro que no preguntaras el por que de mis acciones.

-Te refieres, al cambio de apariencia, o por que abandonaste a los Deadman o quizás por que re haces llamar "los renegados" ?. -

-Eh.. si. -

-Ya te lo dije, debiste tener una buena razón, para hacer eso, confió en ti así que seguro debe ser algo importante de verdad. - dije tomando un sorbo del jugo

-Cleo? alguna vez nos hemos visto antes? me refiero a antes de los deadman y eso. - pregunto un poco confundido Daimon.

-No lo creo, pero yo también eh tenido esa sensación de que alguna vez nos hemos conocido. -

-Tal ves nos conocimos en vidas pasadas. - dijo Daimon en tono burlón

-Jaja no me hagas reír, te refieres a que alguna ves fuimos caballeros que cruzaron espadas? jaja. -

-Si suena un poco ilógico jajaja, pero cambiando de tema... - de repente Daimon me miro en forma seriamente

-Eh? que pasa?. - pregunte tomando otro sorbo de jugo pero esta vez mi mirada también era seria

-Te gusta Destiny?. - al escuchar aquella pregunta escupí todo el jugo que estaba tomando

-Q-Que?! q-que cosas dices?. - dije un poco ruborizado mientras miraba hacia otro lado.

-Asi que si te gusta, eh?. -

-T-Te equivocas, d-digo ella es una chica tan... no se puede cuidar sola, es solo eso. -

-Vamos a mi no me puedes engañar. -

-Ella no puede siquiera prepararse la comida, necesitan que la ayuden a elegir ropa, o sacarla a pasear para que no se aburra, ademas siempre tengo que estar alimentándola para que no que queje. -

-Oye, acaso crees que es un perro?. - digo Daimon un poco confundido

Las horas pasaron rápido ya estaba volviendo a anochecer, lo que significaba que comenzarían a salir todos los "locos" o sujetos los cuales dominaban las calles, me refiero a los killers, si, aquellas personas que siempre vestían chamarras blancas con capucha cubriendo sus rostros, los cuales eran blancos, con una gran cicatriz en forma de sonrisa que ellos mismos se hicieron, y que causan daño a dondequiera que vallas, aquellos liderados por el único loco en la ciudad con influencia suficiente para crear un ejercito de muchos mas locos, el llamado Creepypasta "Jeff the killer", aunque estos no eran los únicos por los cuales había que preocuparse también se encontraban aquellos que seguían a otro Creepypasta, pero esta vez este era uno que causaba terror con solo escuchar su nombre "Zalgo" el mismo que me estuvo persiguiendo incontables días con tal de que me uniera a él para lo que sea que quisiera, ese sujeto me ataco de distintas formas, tanto con sus seguidores como con los cuerpos artificiales que tenia, en ambas ocasiones casi acabo muerto, pero la mas peligrosa fue cuando le dio poder a Ernest, aquel medio vampiro que pudo haberme matado.

-Hay algo que siempre quise preguntarte Cleo. -

-Espero que esta vez no sea una pregunta tonta como antes. - dije un poco molesto

-No, no es nada de eso, es algo mas serio. -

-Entonces esta bien, dime cual es tu pregunta. -

-Eres un candidato a rey lobo no es así? ya se que eres rey, pero eso no significaría que van a ir apareciendo mas candidatos como la ultima vez?

-Esto es información que eh leído en la biblioteca del castillo antes de que se quemara, allí me contaba toda la historia sobre los Candidatos, nosotros somos una raza de licantropos "especiales" tu no vas a encontrarte muchos de ellos por todos lados como mínimo unos 12, pero ya que el rey fue decidido no volverán a aparecer, por lo menos hasta que yo muera, así que si me preguntas por que nunca mas me han atacado los candidatos es por que solo aparecen un pequeño numero y ya todos los que hubieron están muertos. -

-Es algo bastante complicado, pero pensé que eso solo pasaba por que un humano tenia una sangre diferente y eso hacia que su licantropia sufriera una mutación genética. -

-De cierta forma es asi, pero como vuelvo a decir, esa sangre es muy escasa, no aparecerán 20 candidatos de la nada, se podría decir que para que nazca un candidato la probabilidad es de una en un millón. -

-Esos libros en verdad sirvieron de mucho esa información es valiosa. -

-Si, pero es una pena que se hayan quemado junto a todo en el castillo, pero tengo la esperanza de que algún día alguien lo vuelva a transcribir, o quien sabe tal ves existen mas como ese libro en algún oto lugar. -

Ya había terminado de anochecer pero Daimon y yo seguíamos conversando, rabiamos los peligros que se avecinaban pero no nos importo después de todo ambos podríamos encargarnos de esas "pequeñeces" nunca nos habían supuesto un problema, era como un juego para nosotros, estábamos pasando por una plaza en la cual a mi me traía varios recuerdos, ya que esta era donde por primera ves me encontré en el mundo de los "extraño" me refiero a la primera vez que vi a un hombre lobo y cuando fui mordido por este, recordé el miedo que tuve en aquel momento, la desesperación, la confusión de no saber que rayos pasaba, sinceramente es algo que nunca se podrá olvidar. Mientras me encontraba otra vez perdido en mis pensamientos, no me di cuenta de que se acercaban a nosotros un grupo de de los killers.

-Oigan chicos miren a quienes tenemos aquí un par de sujetos que no saben que están en nuestro territorio. - el killer aviso al resto de los sujetos que se encontraban con él que serian unos 12 mas o menos.

-Parece que esta noche tendré que encargarme de un poco de basura. - los ojos de Daimon se volvieron fríos y sin emoción, era la mirada de una asesino.

-Sera mejor que se vallan, sino no puedo asegurar que algunos estén vivos para mañana. - Dije mientras preparaba mi pistola.

-Ustedes son los que no estarán vivos mañana!. - uno de los killers del grupo se abalanzo hacia nosotros

-Nunca lo entiendes. - desenfunde mi pistola y dispare 3 balas las cuales impactaron en sus dos muslos y el hombro derecho.

-Hijo de puta!. - el resto del grupo también corrió hacia nosotros.

Como solo quedaban diez decidimos separarnos cinco killers para cada uno de nosotros, pude ver como Daimon sacaba su pistola de la funda mientras esquivaba las estocadas o cortes de los killers, este disparo a la cabeza contra dos de estos, mientras luego dio una patada giratoria a la cara de otro volando le los dientes y dejándolo seguramente muerto, con los últimos dos que quedaban transformo todo su brazo derecho en lo que parecía ser el de un Werepyre, esto me dejo sorprendido, con esta garra sujeto la cabeza de uno de los killer y comenzó a hacer presión en su brazo hasta aplastarla como si nada, la sangre recorría su brazo, con el peso muerto que seguía sujetando apunto y se lo lanzo al ultimo de los sujetos, quedando este aplastado por el cuerpo del que alguna vez fue su compañero, el killer tenia una mirada de miedo en su rostro pero Daimon solo puso su pie sobre la cabeza de este y comenzó a aplastarla lentamente hasta que finalmente exploto dejando manchado de sangre tanto su zapato como el suelo de abajo.

En mi caso yo solo me encontraba esquivando los ataques de los killers, mientras estos seguían intentado golpearme sin resultado alguno, tenia mi pistola en mano, pude ver que uno intento atacarme con su cuchillo por la espalda, me di vuelta rápidamente y le golpee en la cara con el mango de mi arma, seguido lo tome de la camisa, luego lanzar lo contra sus compañeros, haciendo que estos cayeran uno en sima de otro, algunos los esquivaron y se abalanzaron contra nuevamente, antes de que me alcanzaran les dispare eran dos, a los cuales las balas impactaron en sus hombros, dispare otra ves para darle en sus piernas, los tres últimos que quedaban se volvieron a levantar, esta vez me atacaran en orden de a uno, para mi esto fue mas fácil ya, que sobre el brazo del primero poniéndotelo en la espalda, luego le dispare, dejándolo en el suelo, a los últimos dos tome el cuchillo de uno de los que ya había dejado fuera del combate del suelo, con ese cuchillo, me defendí de las estocadas de los otros, hasta poder apuñalar en el brazo a uno de ellos, mientras que con mi pierna izquierda di una patada de talón el cual noqueo a el ultimo killer detrás mio.

-Oye que haces?. - me pregunto Daimon un poco molesto.

-A que te refieres?. - le respondió mientras revisaba los bolsillos de los killers quitando sus billeteras y con eso todo su dinero.

-Por que los dejas vivos?. -

-Por que no debería, no es necesario matarlos. - en ese momento recordé cuando Destiny me hablo sobre como mataba sin pensar, lo que me hizo sonreír.

-Pues yo creo que deberían estar muertos como las escorias que son, no merecen siquiera vivir. - Daimon se acerco a uno de los killer y le apunto con su pistola

-Te recuerdo que nosotros también somo asesinos Daimon, no nos importa si dejamos vivir a uno o matamos a otro. - Dije mientras el cañón de mi pistola estaba justo apuntando a su cabeza.

-Que crees que haces?. - Daimon me giro sus ojos fríamente en mi dirección.

-Ya te dije somos asesinos, no nos importa la vida de las personas. - Seguido a esto saque el seguro de mi pistola, mis ojos también eran fríos y sin emoción alguna en ese momento.

-Esta bien, tu ganas. - Demon volvió a guardar su arma un poco molesto.

-Te lo agradezco. -

-Pero sera tu culpa lo que hagan en su futuro. -

-No harán nada, llamare a la policía y estos los juzgaran como se debe. - dije mientas enfundaba mi arma.

Ya que pensábamos que habíamos terminado nuestros asuntos estábamos listos para cada uno volver a su respectivo hogar, nos iríamos por caminos separados yo iría para mi casa, donde Destiny seguro se preguntaba por que no llegaba, o mas importante seguro se debe estar quejando por que todavía no llevo la comida, mientras que Daimon volvería a donde sea que se encuentre viviendo ahora, pero en el momento que estábamos por irnos sentí una presencia sumamente peligrosa, y creo que Daimon sintió su olor acercarse a nosotros, no era solo una persona eran un pequeño grupo. Amos nos pusimos en guardia, seguido a esto cayeron de entre los arboles del parque unos 8 sujetos, todos vestían ropas oscuras, excepto uno que parecía tener un gorro rojo al igual que su atuendo, y unos lentes colo amarillos, este era bastante grande en lo que respecta a físico.



-Quienes son ustedes?. - pregunte apuntando con mi pistola al de gabardina roja.

-Nosotros somos vampiros y tu tienes que morir ahora. - el sujeto saco de su bolsillo una pistola con la cual disparo en mi dirección

-Mierda. - yo no había previsto esto la bala venia a mi cabeza, pero cuando estaba por impactar, puedo ver que el brazo de Werepyre de Daimon me cubrió de la bala.

-Que es lo que buscan?. - el tono el tono seco de Daimon había vuelto otra vez

-Buscamos la muerte del rey de los licantropos, son ordenes de nuestro líder. -

-Con líder te refieres a... su Rey?. - pregunte un poco confundido

-Asi es, el me mando específicamente a mi para acabar contigo. -

-Pero eso no tiene sentido, el reino de los licantropos y los vampiros están en paz, hasta firmamos un contrato que lo indicaba!. -

-Pero eso fue cuando tenia un reino al cual mandar. - estas palabras me dejaron congelado, tenia razón.

-Asi que el rey vampiro quiere muerto a Cleo por que ya no tiene un reino?. - agregaba Daimon

-Tal vez antes estaban en paz, pero ahora que el reino de los licantropos esta casi extinto sera fácil acabar con los que quedan, pero antes que nada tenemos que acabar con su Rey, para evitar que este reino se vuelva a alzar, es una oportunidad única que aprovechar. -

-Asi que eso es lo que planea su rey, eh? pero antes que nada dime, como te llamas?. - pregunte transformando mi guante en la garra de plata.

-Yo soy Severus Moriarty, el vampiro cazador de Hombres lobos mas famoso del reino. - dijo este mientras preparaba su pistola.

-Bueno entonces Severus... Pelemos para ver si en verdad puedes matar al Rey cazador de Hombres lobos "Silver Claw. -

-Es lo que estaba esperando escuchar. - Severus puso una sonrisa en su rostro.

-Oye y que pasara con migo. - Daimon estaba molesto por mi acción

-Te encargo a los otros sujetos, yo acabare con esto rápido. - los demás vampiros que vinieron con Severus comenzaron a rodear a Daimon

Comencé a caminar hasta quedar del otro lado de la calle del parque, estábamos parados ambos Severus y yo en medio de la calle, nos encontrábamos frente a frente, me sentía una poco preocupado ya que nunca había peleado contra un vampiro, ademas el único contra el que lo hice fue Ernest y este no era un vampiro del todo, pero ahora que lo pienso no puede ser una pelea peor a lo que fue aquella, este sujeto es llamado el mejor cazador de Hombres lobos, por algo, debo estar al tanto de todos sus movimientos.

-Comencemos esto. - acto seguido Severus apunto su pistola hacia mi con una sonrisa psicótica



-Estoy de acuerdo. -

Al igual que mi oponente también apunte mi arma hacia él. ambos comenzamos a jalar los gatillos de estas, haciendo que una lluvia de balas saliera de nuestras armas, las mismas chocaban entre si, era una tras otra tras otra, las chispas se veían como su fueran pequeños fuegos artificiales, las casquetes de estas caían al suelo, ambos terminábamos de gastar el cartucho actual y lo volvíamos a cambiar por otro, al mismo tiempo, nuestro velocidad con las armas eran casi iguales.

-Tengo que admitir que eres bueno, para ser un niño. -

-Por algo me gane un apodo como cazador de Hombres lobos. -

-Pero de igual modo no es suficiente para poder vencerme. - una bala de Severus golpeo contra una de las mías desviándola, pero no pude ver que detrás de esta venia otra bala, la cual no pude esquivar e impacto contra mi hombro izquierdo.

-Mierda, todavía no estoy acabado. - mientras caía al suelo dispare hacia él

-Con una bala no harás mucho. - pude notar que este literalmente mordió la bala con su dientes quedándose en su boca.



Sin poder hacer nada note que Severus guardo su pistola, pero se comenzó a acercar a mi como si de una sombra se tratase, empece a disparar contra él pero esquivaba cada una de mis balas, mi hombro izquierdo ya se había curado así que ya lo podía mover otra vez, así que trasforme mi antebrazo izquierdo en el de un licantropo, guarde mi arma y espere el ataque de él, cuando esto en frente de mi intente darle una zarpazo, pero este lo esquivo al igual que mis balas, dándome un fuerte rodillazo en el estomago, me hizo escupir sangre, seguido a esto, me tomo de mis ropas, haciéndome girar para luego lanzarme contra una pared de una edificio, quede estrellado en este, vi como se acerco a mi, dándome otra patada en el estomago, esta me hizo traspasar la pared de ladrillos destruyéndola, quede dentro del edificio pude notar que estaba abandonado, todo adentro estaba lleno de polvo, mientras que los muebles se encontraban destruidos y la madera chamuscada como si la hubieran quemado y luego dejado allí.

Mientras estaba mirando aquel interior, recordé que estaba en medio de la una pelea, así que apunte hacia el hoyo de donde había entrado pero no encontré a nadie, rápidamente sentí la presencia oscura de Severus detrás mio, pero fue mas rápido que yo, el comenzó a golpearme, pero luego de un golpe, seguía otro que venia de otra dirección, me atacaba de distintos lugares, hasta que en un ultimo momento, transformo mi antebrazo derecho en el de un licantropo con sigo con garra de plata, y de alguna manera pude tomarlo de su brazo antes de que me golpeara, al hacerlo pude sentir un escalofrió recorrer toda mi espalda era como una sensación..."maligna", rápidamente Severus se dio cuenta de esto, así que me dio un golpe con su brazo libre el cual me mando a volar unos metros fuera del edificio llegando a la calle otra vez .

-Que diablos fue eso?!. - pregunte estupefacto

-Eso es algo que no te importa. - Severus se abalanzo contra mi.

-Esta vez ya te tengo!. - antes de que se terminaba de acercar pude transformar mis piernas en las de un licantropo, impulsándome a toda velocidad contra Severus, para seguido apuñalarlo con mi garra de plata

-M-Maldito!. - Él escupió sangre mientras estaba en la apoyado en la pared.

Pero algo no estaba bien en ese momento, aunque mi brazo estaba atravesando su pecho,justo en donde se debería encontrar su corazón, a única forma de matar a un vampiro, pude notar que no fue como atravesar la carne de una persona, es mas fue como si estuviera apuñalando con un lápiz un pedazo de masa, era extraño así que mire hacia arriba solo para ver algo que me dejo con la piel de gallina, Severus se encontraba con una sonrisa psicótica mirándome fijamente a través de sus lentes.



-Jajaja... te dije que no podrías matarme así como así. - de repente pude ver como una masa de oscuridad comenzó a tironear de mi guante, me puse alerta y antes de que pasara algo me impulse en la pared y salte hacia atrás, dejando a Severus parado allí

-Maldito, eres muy insistente. -

Severus corrió hacia mi, pero esta vez lo hacia de una forma mas bestial, me tomo con su mano izquierda del cuello y comenzó a golpearme repetidas veces con su puño derecho, pude sentir como mi nariz se quebraba, intente patearlo, pero él me tomo de la pierna con una fuerza que pude sentir que me quebraba el hueso, seguido me empezó a estrellarme contra el suelo, hasta que mis costillas no dieron mas, estaban completamente quebradas, al igual que mi rostro destruido, no pare ahí, volvió a lanzarme por los aires, contra los arboles del parque, quedando estancado en uno de estos, no podía moverme me encontraba completamente acabado, pude ver como Severus comenzaba a correr a toda velocidad hacia mi, levanto su brazo derecho el cual tenia las unas filosas de un vampiro listo para cortarme.

Cerré los ojos esperando que pasara un milagro, mientras veía todo oscuro pude escuchar el sonido de la carne cortándose, al principio pensé que era la mía, peor luego de unos segundos pude notar que no me dolía ninguna parte de mi cuerpo, así que estaba en duda, abrí mis ojos, con los que pude ver a Daimon el cual se encontraba con un cuchillo bañado en sangre, que seguro lo saco de los anteriores killers que nos habían atacado, por lo que se ve había acabado con los seguidores vampiros, pero eso no fue lo único que vi también note que volando por los aires se encontraba el brazo de Severus volando, al parecer Daimon se lo había cortado en un rápido movimiento, ademas de que el mismo se encontraba gritando de dolor por ver su brazo desprendido.



-Parece que el que estaba en problemas eres tu. - dijo seriamente

-Solo cállate, y ayúdame a levantarme, mis piernas todavía se encuentran bien. - Daimon me ayudo a reincorporarme aunque me estaba regenerando mi cuerpo seguía en un estado grave.

-Entonces dime, a que nos estamos enfrentando? no creo que un vampiro común y corriente pudiera hacerte tanto daño.

-Ni siquiera yo lo se, él solo se volvió loco de un momento a otro. -

-Pues entonces no sera un enemigo que puedas acabar solo. -

-Y que paso con los demás vampiros?. -

-Ya acabe con ellos. -

-A que te referías con lo de que no podre solo? piensas que tenemos que pelear como equipo?. -

-Es la única forma que veo de ganarle, así que aceptas o no?. -

-Si es la única forma no veo el por que rechazarla. - dije mientras tronaba mis huesos que ya se habían curado.

-Entonces... vamos!. - Dijo Daimon mientras aparecía en forma Werepyre Human como lo llama él

Ambos corrimos a toda velocidad en forma paralela contra Severus en cual seguía gritando de dolor por su brazo que fue cortado, pero luego note que de un momento a otro dejo de gritar y se quedo quieto mirando el suelo, no nos dejamos llevar por eso, Daimon salto en frente de este con su garra de Werepyre lo sujeto del otro brazo lanzando lo por los aires, donde lo estaba esperando yo, dándole una patada de talón el cual lo hizo caer a toda velocidad contra el suelo, creando una nube de polvo, al ver esto Daimon y yo desenfundamos nuestras armas y descargamos una lluvia de balas dentro de la nube de polvo, cuando se nos acabaron las balas pensamos que ya habíamos acabado con él, pero cuando la nube de polvo se disipo ambos nos sorprendimos por lo que vimos, allí se encontraba parado Severus sin su brazo pero seguía teniendo esa sonrisa psicópata en su rostro, pero del muñón donde antes se encontraba su ojo comenzó a surgir una especie de energía oscura la cual comenzó a hacerse mas grande, luego comenzó a tomar forma hasta que al pasar unos segundos de esta energia oscura salieron varios ojos gigantes y una boca monstruosa con varios dientes afilados y grandes colmillos.

-Malditos les haré pagar!!! . - Severus estaba verdaderamente enojado, pero seguía sonriendo



-Ya me canse de esto!. - Daimon estaba molesto, note que saco una especie de machete que tenia, y se puso en posición de ataque, una energía blanca rodeo el arma y seguido a esto sus marcas comenzaron a brillar.

-Que vas a hacer?. - pregunte.

--LUNAR INFESTATION!!!. - grito Daimon y una fuerte energía salio del machete la cual se dirigió a Severus en el cual impacto creando una gran explosión, de energía oscura por su brazo, pero al ver bien notamos que Severus se encontraba en perfecto estado.

-Ese brazo.. ahora me doy cuenta ese brazo es...ZALGO!!. - grite

Seguido a esto Severus corrió a toda velocidad hacia nosotros como si fuera una bestia salvaje, ahora sabia que estaba utilizando la energía de Zalgo el peligro que representaba se había multiplicado por diez, intente golpearlo con mi garra pero este no se dirigió hacia mi sino hacia Daimon el cual se encontraba cansado por el anterior ataque que había echo, lo golpeo con su brazo demonio en el pecho manda dolo unos metros hacia atrás cayendo de pecho en la calle, antes de que intentara otra cosa, lo tome de ese mismo brazo con mi garra de plata, parece que de algún forma podía repeler su poder, cuando Severus giro para verme lo solté y le golpee con la misma garra, aunque pude notar que le dolió también vi que no lo había movido ni un centímetro, Severus volvió a sonreír, son los dientes de su brazo me mordió en mi torso, pude notar como exploto mis pulmones e intestinos, escupí mucho sangre y seguido me lanzo justo donde se encontraba Daimon haciéndome golpear contra este, ambos estábamos siendo masacrados.

-M-Mierda... este sujeto. - decía levantándome del suelo mientras también ayudaba a Daimon.

-Le hemos.... dado con nuestros golpes mas fuertes.... y aun así sigue como si nada. -

-Es verdad...nuestros golpes mas fuertes... . - en ese omento se me había acabado de ocurrir una idea.

-Oye! no es momento de perderte en tus pensamientos ahora. -

-Se me acaba de ocurrir una idea, aunque es algo arriesgada, pero necesito que confíes en mi. - Seguido a esto le contra el plan a Daimon al principio estuvo en contra pero al notar que era la única opción acepto.

-Solo tendrás una oportunidad así que no falles entendiste?. -

-No lo haré. - dije preparándome para pelear.

Comencé a correr hacia Severus este noto mi intención de atacar asi que me intento golpear con su brazo pero lo pude esquivar intente golpearlo con mi garra de plata, pero la energía oscura de su brazo se deformo creando una especie de látigo el cual me sujeto de la pierna, mandándome a volar hacia otro lado.

-Rindanse no podrán ganarme. - decía Severus.

-Eso solo fue una distracción. - le respondí sonriendo

Rápidamente Severus se dio cuenta de mis intenciones y se dio vuelta, solo para ver a Daimon nuevamente parado cargando su ataque en su machete otra vez, estaba realmente concentrado, mire hacia el cielo y note que las nubes alrededor de la luna comenzaban a despejarse, dejándola ver en todo su brillo la cual iluminaba la calle en donde nos encontrábamos, Daimon ya estaba listo para liberar su ataque, y así lo hizo, cargo toda su energía en ese ultimo ataque que dirigió hacia donde estaba Severus.

-LUNAR INFESTATION!!!. - el ataque de Daimon iba a toda velocidad hacia Severus

-Son unos idiotas!! ya lo intentaron una vez, y no funciono ese ataque no me hará nada!!!. - Severus sonreía confiadamente hasta que noto que el ataque de energía se desvió de su posición y se dirigía hacia detrás suyo.

-Ese ataque no iba dirigido hacia ti, sino hacia mi!. - grite mientras puse mi garra derecha enfrente de mi para absorber el ataque de Daimon.

-Pero que?!. -

-P-Pero que poder!!. - mientras absorbía el ataque de Daimon con mi garra, este me arrastro algunos metros hacia atrás, era realmente un ataque devastador.

-Acabalo!. - grito Daimon

Al terminar de absorber el ataque comencé a correr a toda velocidad hacia Severus, mi guante o garra de plata comenzó a brillar con un aura blanca era deslumbrante, podía sentir toda esa energía en mi mano, apenas podía contenerla, este golpe seria el ultimo.

-Esto acaba aquí, maldito!!. - cerré mi puño con todas mis fuerzas, haciendo que el brillo se intensificara aun mas, y de un golpe certero en el rostro de Severus lo libere todo, creando una gran explosión devastadora que se vio en toda la ciudad acabando con todo lo que se encontraba allí.



Al irse el polvo que se creo con aquella explosión, no se encontraba nadie, ni los vampiros, ni el cuerpo de Severus que habia sido desintegrado por el ataque, Daimon y yo estábamos en puntas distintas de la calle, solo nos miramos por unos segundos fijamente y luego sin decir alguna palabra, comenzamos a caminar hacia nuestros respectivos hogares, no había nada mas que decir, aquella pelea que casi nos costaba la vida había terminado, todo gracias a que pudimos trabajar en equipo.

Yo me dirigí a casa en donde al abrir la puerta pude ver a una Destiny dormida profundamente en el sofá, miro hacia la mesa y veo lo que parece ser la cena, echa con lo poco que había en el refrigerador, ademas de estar quemada, solo sonreí...





Continuara...
0
0
0
0No comments yet