Check the new version here

Popular channels

Testimonios de...

Sorprendentes Testimonios de Reencarnaciones





Niña Hindú... Denuncia en otra vida a su asesino
El canal Discovery registró la historia de una niña de la India quien recordaba haber sido asesinada en su vida anterior; en el mismo barrio donde vivía al momento de la entrevista, por el hombre que había sido su esposo para quedarse con la amante. Tan detalladas eran sus memorias y con datos tan precisos, que los padres de la niña ubicaron la casa y finalmente denunciaron el caso a la policía; la cual investigó con base en los hechos narrados por la niña y efectivamente se comprobó que en la casa señalada por la menor vivía un hombre quien confesó haber dado muerte a su esposa. Finalmente este hombre fue llevado a la cárcel y todo basándose en los recuerdos de una persona reencarnada.







Ismail Altinklish... de regreso a casa
En 1956, nació en Turquía un niño llamado Ismail Altinklish, que desde muy niño decía haber sido, en una vida anterior, un jardinero de Adana de nombre Abeit Suzulmus, asesinado de un golpe en la cabeza. El niño presentaba una cicatriz en la cabeza, en el mismo lugar donde aseguraba que Suzulmus había sido golpeado, y exhibía ante su familia toda un serie de detalles sobre su anterior existencia.

Abeit Suzulmus, que vivió en la región de Bahcheche, junto a su mujer Sahida y sus dos hijos, había sido asesinado por varios empleados suyos que le aplastaron la cabeza con una barra de hierro. Desde siempre, el niño Ismail Altinklish, pedía a sus padres el poder visitar la casa de su anterior encarnación, hasta que finalmente lo consiguió.

Cuando llegaron a la que fuera la casa de Sulzulmus, el muchacho reconoció todo aquello que le había pertenecido y sus padres comprobaron que todo se ajustaba perfectamente a lo que le niño les había descrito anteriormente. Una de las hijas de Abeit, visitó al niño, tiempo después, y tras mantener una larga conversación con él, quedó convencida de que su padre se había reencarnado, efectivamente, en el joven Ismail Altinklish.
0
0
0
0
0No comments yet