"Un mundo Infernal" Pensando rumbos 12

Leo dormía junto al barril que usamos como estufa, y sigo sin poder creer que meses atrás lo encontré moribundo entre pilas de escombros y que ahora este mejor de salud y concilie el sueño mas fácil que yo, aunque el estrés de perder todo podría explicar mi cara de desgano y mi actual mal genio.
Carajo, hace demasiado frío, estas frasadas apenas me mantienen caliente. Aun no descubro como hace Leo para dormir tan tranquilo.
En fin dejando de lado las ventajas de leo para conciliar el sueño debo volver a aquel caótico día...


Comencé a caminar hacia Máximo, la distancia entre el y yo se volvía cada vez más largo, cruce la terraza hacia el y mientras mis bolcegos pisaban los tibios casquillos de las balas mal gastadas, me di cuenta que, aunque a punto de morir por una de mis balas, Máximo sonreía en medio de aquel ensordecedor caos.
pose mi Colt detrás de su pera, lo miro a los ojos y comenzamos a platicar.


YO: ¿Lo tenias planeado no?
MÁXIMO: jaja
YO: ¿De que te reis, te parece gracioso el frio acero de mi revolver?
MÁXIMO: Lo que me resulta gracioso, es que sabias que esto iba a suceder y que no ibas a poder evitarlo, puede que no hayas creído que sucedería tan rápido, pero en el fondo ambos sabiamos que vendrían por mí.

Sonreí irónicamente y al siguiente instante el proyectil .9mm de mi Colt salio volando de su pera a través de la coronilla de su cabeza hacia el vacío, acompañado por materia gris que lentamente se dispersaba entre el caos del ruido y los casquillos tibios de mi compania que seguía jugando a desperdiciar munición.
Rápidamente los invasores subieron uno a uno y se enlazaron en el combate cuerpo a cuerpo mas despiadado que vi, la escena era similar a esas películas en las que los conquistadores someten a los nativos brutalmente, mientras provocan una masacre sin precedente, los nativos eramos nosotros y estos conquistadores estaban desatando un infierno sobre esta terraza de no mas de 10 metros de superficie.
Tome el primer subfusil que encontre, comence a tirar a quema ropa a todo aquello que se moviera y no fuese humano
.

YO: ¡¡¡VUELVAN ABAJO!!!

Todos comenzaron bajar a toda prisa mientras llenaba de balas todo lo que se moviera junto a Ale, hasta que lo inpensable sucedio.

YO: ¡¡¡ALEEEEEEEE!!!

Ale volaba por los aires debido a que dos de esas cosas lo habian tomado desde los tobillos, pero en ese momento descubrí, al igual que esos zombies llenos de anabólicos, que Ale era una caja de llena de sorpresas, especialmente explosivas...
Así es, Ale tomo las 2 granadas de su chaleco, maldijo todo lo que quedaba sobre esta enfermiza tierra y se voló en pedazos por los aires junto a varias de esas porquerías.
La explosión me voló por las escaleras y lo siguiente que recuerdo es que quilos de escombros y polvo me estaba cubriendo hasta la cintura, sentí un agudo dolor al costado derecho del pecho y cuando volví a despertar estaba en la caja de una camioneta mientras Leo estaba desesperado disparando desde la caja, como si esas cosas nos estuvieran persiguiendo a través de las calles, mientras escapábamos de lo que ya no podríamos llamar refugio.


-Cada ves que duermo recuerdo como Ale exploto por los aires, y eso, me tortura todas las noches-

Solo quedamos 3, perdimos 12 personas en ese edificio y lo único que se nos ocurrió fue conducir lo mas lejos posible para poder olvidar aquel fatídico encuentro.
Conducimos, conducimos hacia donde creímos seria mas seguro, pensamos ciudades donde podríamos establecernos y a las cuales podríamos llegar con el poco combustible, y nuestras únicas opciones eran totalmente mortales, bahía blanca para recargar combustible, mar del plata par encontrar algún barco o buque que nos saque de la provincia y por ultimo buenos aires, algún avión tendría que sacarnos de aquí, pero todas las ciudades que pensamos se sobre poblaron a causa de desesperados sobrevivientes en busca de aeropuertos o puertos que los lleven a otra ciudad, país o continente. Pero esas ciudades ya deberían estar consumidas por infectados o grupos de sobrevivientes que busquen apoderarse de todo recurso que encuentren.

En fin, nuestras opciones nos llevarían a la probable muerte o al posible enfrentamiento contra lo desconocido... o peor una pelea entre nosotros mismos.