Check the new version here

Popular channels

Universos paralelos



Si las comunicaciones desde el futuro son posibles, ¿por qué no recibimos estas señales a diario? Si nuestra mente puede funcionar como receptora, ¿entonces por qué no estamos todos conscientes de las transmisiones?
Creo que la respuesta está relacionada con realidades múltiples y universos ramificados, y quizá cualquier civilización que, en el pasado, solía recibir mensajes del futuro a diario ha dejado de existir porque la comunicación a través del tiempo es un juego muy peligroso. Se producen paradojas, y estas paradojas eliminan los universos paradójicos del repositorio de universos posibles; si uno crea un universo con paradojas, éste se destruye a sí mismo de manera completa o parcial. Quizá sólo la inteligencia sea eliminada de este universo, ya que es ésta la que crea paradojas. Tal vez seamos muy afortunados de continuar existiendo a pesar de ser capaces de recibir algunos de estos mensajes del futuro.



Supongamos que nuestra civilización avanzara a un punto tal que todos pudiéramos comunicarnos con nosotros mismos en el pasado; que existiera una computadora con un programa especial y una unidad periférica que realizara lo recién mencionado. Se convierte en la última moda: todos se comunican consigo mismos en el pasado para advertir de peligros o calamidades que se aproximan, o de malas decisiones, o para anunciar números de lotería o el resultado de las carreras de caballos. ¡Pero lo que es visto como un “buen evento” o un “beneficio” para una persona, puede ser visto como una “mala elección” o una “calamidad” para otra!



Entonces, el siguiente paso consistiría en que ciertos “hackers” (o piratas) comenzarían a irrumpir en los sistemas y a enviar comunicaciones falsas hacia el pasado con el fin de provocar deliberadamente elecciones equivocadas y calamidades para algunos, y producir así beneficios para ellos mismos u otros.
Luego, el primer individuo vería que se ha enviado información falsa y entraría en el sistema, retrocediendo aún más en el tiempo para advertirse a sí mismo que recibiría información falsa por parte de un “impostor”, y se explicaría a sí mismo cómo determinar que es falsa.

Entonces, el hacker vería esto y retrocedería todavía más en el tiempo, dando información falsa de que se le enviaría información falsa (que en realidad sería verdadera) de que la información falsa (lo que sería en realidad falso) se enviaría, confundiendo así todo el asunto.
Este proceso podría continuar infinitamente con comunicaciones constantes y repetidas hacia el pasado, contradiciéndose una a la otra con señales que se cancelarían mutuamente, ¡y el resultado sería exactamente el mismo, como si no existiera la comunicación hacia el pasado!

También existe la muy interesante posibilidad de que el escenario anterior sea exactamente lo que esté ocurriendo en nuestro mundo actual.


0
0
0
0
0No comments yet