Check the new version here

Popular channels

Zombie world - nota 6 "batalla tokio, parte 3"



Después de sentirse rodeados por los zombis aqui se desdibuja el desenlace de tanta previa
Claro que esta parte es mas extensa que las anteriores asi que si sirve como recompensa los capítulos serán mas extensos pero con menor frecuencia, disfrutenlo.

SI QUIERES LEER EL CAPITULO ANTERIOR SOLO DALE CLIC AQUI

BATALLA TOKIO PARTE 3






Las retinas de los ojos de una persona inconsciente reflejan la luz como espejos.
Por la luz de la media tarde se reflejó completamente las siluetas vacías de decenas y decenas de cuerpos erguidos parados unos al lado de otro sobre las construcciones desmanteladas es como si esperaban a que avancemos para darnos una bienvenida, a pesar de eso, el frío helado que recorría nuestra espalda solo con la simple idea de pensar en la probabilidad de que hay más de esos monstruos atrás de nosotros.

Quizá debíamos atacar pero no sabíamos las consecuencias que tendría una provocación, no recibíamos más órdenesdel capitán, así que comenzamos a acorralarnos formando lentamente posiciones defensivas. El cielo se tornaba rojizo y matizado con un amarillo intenso que denotaba el comienzo de la noche, aún inmóviles no sabíamos que hacer en silencio esperábamos órdenes para actuar.

Un eco de introducción de señal tipo dos inundó el aire tenso de la cual se mandó una transmisión con todos nosotros ahí quietos:

"pelotón A...pelotón A... Se...solicita apoyo...campamento...regresen... (Un golpe seco corto la transmisión por segundos)... ¡ayuda! "

La transmisión terminó precipitadamente todos solo no podíamos desviar la vista de nuestro objetivo y el silencio expectante se hacía más pesado y fue ahí entonces que de un edificio se escuchó el silbido del viento al lograr encontrar el origen del sonido solo pudimos evidenciar que un hombre caía a toda velocidad contra el suelo en el cual su cabeza reventó dejando una mancha inmensa de sangre en el asfalto.

En ese punto y con todo lo que habíamos visto y oído sabíamos que las cosas no estaban para nada bien debíamos movernos antes que fuera demasiado tarde y entonces, luego de tanto tiempo de intensa práctica se nos pondría a prueba, no sólo en el mundo real, sino en el frente.
Fue en cuestión de segundos y pasó de una manera tan normal que causó tanto asco reflejado en lo que veía aquel momento, súbitamente apareció un engendro de la oscuridad directamente a abalanzándose sobre el cuerpo acercándose a la herida producida por la caída, empezó primero a lamer y luego a mascar su cráneo como si de un chicle se tratara. Debimos escapar de ahí ese momento aunque no sé si hubiera cambiado algo. Mientras el sujeto con la fuerza de su cuerpo forzada a los músculos y nervios del cadáver a despojarse de su humanidad tragaba y volvía al ataque.

Pronto tan inesperada como fue la primera aparición otro ser se hizo presente, para secundar a un tercero y un cuarto que de a poco se asomaban para conseguir una parte.

Mire a el Capitán, parecía haberlo estado haciendo por mucho tiempo más nadie lo notó, con sus dedos dibujaba la señal de retroceder toque el hombro de mi compañero y este del siguiente hasta que todos lo decidimos dimos la vuelta con la intensión de correr pero cuando lo habíamos hecho nos topamos con un engendro retorciéndose en medio de la calle tenía una venda en los ojos y algunas más en brazos y abdomen, emitía cortos sonidos como una respiración enferma y arcada, teníamos que avanzar porque atrás de nosotros más y más zombis se reunían para alimentarse. Quizá era uno de los primeros pacientes del hospital en esta área, nos movimos conteniendo la desesperación de querer salir de ahí nos dividimos en dos para rodearlo, avanzábamos a pasos lentos teniéndolo tan cerca que se podía sentir su agitada respiración, la cual se sentía como una bomba de tiempo que esperaba el momento de estallaron en la cara ya cerrábamos el grupo evadiéndolo sin que este reaccionará. Un silencio profundo que predecía al caos, sí, eso fue lo que vivimos aquel momento. Con pequeños movimientos el hombre de rasgos asiáticos que teñido de sangre nos miró a la cara, abrió los ojos. Como un gusano sus manos y piernas perdieron el balance normal tomando la posición de una araña y lanzó aquel grito en vacío que nos dejó helados de solo ver ese espectáculo, rápidamente el capitán grito:

- "¡matenloooo!”

Inconsciente quizá de lo que enfrentábamos o más cómo un acto reflejó todos apuntamos a la bestia descargando sobre él una lluvia de plomo, y entre gritos y gemidos poco a poco dejo de moverse produciendo un silencio más profundo que el anterior. Y así fue.



Como si volviera a mi cabeza uno de aquellos eventos que solía ver cuando pequeña, donde un grupo de gente con números en sus pechos corrían por una emplazada gigantesca pero ahora. Una manada que sin pensar en el desgaste quería acercarse lo más rápido para pescar un bocado.

- "¡fuegoooo!"

Grito el capitán.

La segunda oleada de balas empezó a dejar cuerpos a su paso, pero como armas de carga simple en 50 tiros tendríamos que cambiar de municiones, el capitán saco su arma secundaria moviendo la mano en señal de retirada para poder reagruparnos con otra unidad y alistar la fase dos del plan.

Corrimos por la emplazada hasta llegar a las primeras intersecciones y así encontrarnos con el 5to grupo, y acordonar el parque para establecer la base. Pero aun así los refuerzos no llegaban, el contacto de radio mandando la señal se había hecho reiterativo, pero no había respuesta. Trataba de no pensar en lo peor, mientras manteníamos una distancia bastante larga con los zombis. Pero el tiempo se nos estaba acabando... algo andaba mal, no podíamos estar parados ahí por mucho tiempo teníamos que movernos, las manos se levantaron en una orden simultánea.
Retirada.

Debíamos replegarnos más atrás y encontrarnos con otro grupo. La lluvia de balas dañada el aire, haciéndolo gritar en lamentos cortos y fútiles cuando vi como el cielo está completamente gris, no me había detenido a observarlo pero recuerdo que cuando pequeña estaba con mi madre luego de una pelea. Abrazadas yo la mire a la cara y ella no me miraba, tenía la vista pérdida en el cielo infinito cuando me dijo.

"En este mundo, cuando está a punto de llover el sol se envuelve en las nubes para que la lluvia no lo moje".

Recuerdo que aquel momento mire yo también hacia el horizonte e inconscientemente sonreí.
Ahora baje la línea de fuego de mi arma mirando como el sol estaba cubierto por las nubes. Me quede mirándolo cuando escuché un ruido aún más fuerte que las balas....

Un cuerpo de metal pasó frente a mí poniéndole una sombra aún más oscura al cielo. Quede inmóvil me cubrió por completo y avanzó un tanto más, no sé porque la seguí con la mirada, y fue a caer a unos 500 metros de donde yo estaba explotando en el acto, la onda de choque me golpeó unos segundos después. Uno de los cargadores se había desplomado, más la pregunta más lógica era, ¿qué hacía en el aire? Sabíamos algo ciertamente, nada estaba bien.



El plan fallo?

Que sucedía en el parque?

Aun manteniendo la calma debíamos volver a la base lo cual era lo más lógico. Furrel tomó un par de granadas y las lanzó, lo cual era nuestra señal para replegarnos lo más profundo en el bosquecillo y encontrarnos con la base principal para saber que sucedía.
Las ráfagas eran más intermitentes íbamos adentrándonos más y más cruzando pastizales casi irreconocibles de una ciudad olvidada mientras tratábamos de establecer comunicación con la base empezábamos a pensar que hacer al llegar a los cargadores...
Un silencio y después una explosión a lo lejos, para luego verse encender unos faros que atravesaban el cielo, con sus luces y más que eso reflejaban que el día estaba terminando, debíamos apresuraron.
Gruñidos a lo lejos, y luego otra explosión nos hace dudar de que encontrar la base serviría de algo, cada vez anochecía más y el viento primaveral se sentía de una manera, tajantemente frío.

"Ahhhhhhhhh"

Y luego aquel silencio.

- "muévanse" increpó el capitán

Como base frontal vi un movimiento irregular en los arbustos.

- "alto" el grupo se detuvo,

Simplemente apunte hacia esos arbustos rellenos de enredaderas cubiertas parcialmente por la obscuridad. Debíamos estar atentos pues podría tratarse de otro grupo o el enemigo. Cada vez más cerca y al fin, un cuerpo se desplomó frente a mí, un soldado, lo tome del uniforme para ver su etiqueta, era Dan Marron del tercer grupo encargado del norte, que hacía aquí, tenía sangre repartida entre sus manos y cabeza, quizá estaba confundido balbuceaba palabras, como si hablará en voz baja. Trate de calmarlo con la voz, hasta que sostuve su mentón obligándolo a que me mire a los ojos y le volví a preguntar qué pasó. Parecía que sus pupilas por fin dieron con mi rostro y al fin se calló solo para volver a repetir lo que recitaba.



- "Equipo tres infantería, sección norte, equipo Tokio...todos muertos"

Procese rápidamente lo que dijo para luego mirarlo de nuevo pensando, esto no está nada bien...Nada está resultando como estaba planeado, tenemos que encontrar al grupo de refuerzo. Pero luego pensé "como alguien del grupo 3 pudo llegar hasta aquí si su equipo está aniquilado, decidí encararlo de nuevo para saber más... pero el no dijo otra cosa más que.
"ma...mátame, mátame, mátame, mátame, me mordió mátame, me mordió"



PROXIMO NUMERO CAPITULO FINAL DEL ARCO "BATALLA TOKIO


CAPITULO FINAL DE LA SAGA TOKIO: "BATALLA TOKIO PARTE 7 FINAL: DESCENSO AL INFIERNO" CLIC AQUI


Todos los personajes y situaciones son producto de mi imaginacion, no forman parte de niguna manera de alguna realidad, no agena a mi. Si encuentras alguna similitud con nombre o situaciones son pura coincidencia.

QUIERES LEER EL ANTERIOR TRABAJO




SI QUIERES CONTACTARME




0
0
0
0No comments yet