About Taringa!

Popular channels

La hora del té

Esta historia trata de @dorgan, llamado doc, y de @FridaSuarez, llamada @FridaSuarez: capítulo único y verdadero.


Era una cálida tarde de invierno, el día estaba soleado y muy relampageante, me quité mi gorra a pesar de que el sol estaba muy quemante y me dispuse a ir al lugar de encuentro, no sin antes ir a comprar una exagerada botella para tomar.

Pasada la tarde y ya sentado en una mesa con el individuo, el cuál jamás me pregunté si era hombre, mujer o fantasma pero estaba seguro de que no era de sangreazul sino que era una persona comunicorriente, nos pusimos a leer detalladamente la clásica carta de todo restaurante, encontrando en la misma un peculiar platillo que nos causó gracia a los dos.

Después de un cortamente eterno momento, mi acompañante pidió un té, y debido a mi falta de costumbre y al no haberme decidido qué pedir, ordené la misma cálida bebida.

La camarera si así puedo llamarle, nos trajo una bandeja con una excesiva cantidad de elementos para mi gusto, siendo la orden dos simples tés. Una vez preparadas las tazas mi acompañante sugirió que sea yo quien sirva, por el bien mio, suyo y del resto de los inexistentes clientes. Tomé la tetera con excesiva confianza y luego de servir la primer taza noté como el calor se transformaba en dolor en mi mano. De orgulloso nada más, no solté la tetera sino que, mejor aún, me serví a mi mismo, para luego posar aquel quemante objeto en su respectivo plato.

Soltó una delicada sonrisa al ver mi mano, de la cual brotaba una yaga que crecía a cada momento.
Terminó nuestro encuentro con la más cálida despedida que jamás tuve y me retiré, con mi yaga que atesoro y atesoraré, por siempre jamás.

Fin de la transmisión.
0No comments yet