About Taringa!

Popular channels

Oso, el trigésimoprimer pasajero.

Bienvenidos a mi tema cagüaii



Esto transcurrió en el último año de la primaria. Todo iba muy normal, salvo que mi perro me habia acompañado al colegio. Como no suele ser un perro terco, no le di importancia. Pensé que se cansaria y se volveria solo a la casa, ya que vivimos a tres cuadras del colegio. Ilusa.

El perro no solo entró a la escuela, sino que armo una autentica carrera de un solo competidor en el patio de la escuela, en plena formación, mientras estabamos saludando a la directora.
—¿De quien es ese perro?—vociferó la tipa, que ya de por si tenia una semejanza asombrosa con Tronchatoro, pero pese a todo teniamos buenos términos.

Miré a la directora. Luego al perro. Mi perro, que en ese momento aterrorizaba a los estudiantes de cursos menores mientras me buscaba...
Andaba por ahi, oliendo culos estudiantiles, moviendo la cola con desesperacion, haciendo enojar más y más a la directora, poniendo en peligro mi reputación, mi puesto en la bandera, mi... Mi futuro.




Pero era mi perro a fin de cuentas. Asi que me salí de la fila y lo dije.
—¡Ese perro es mio!
—Bueno, controlelo y saquelo del establecimiento antes de que llame a la perrera.



Y sin duda fué lo que la directora pensó que hice, porque a las pocas horas se fue lo más tranquila del colegio, mientras Oso, mi perro, compartia el aula conmigo y mis 29 compañeros, ya que era imposible llamar a alguien de casa que viniera a buscarlo.


0No comments yet