Check the new version here

Popular channels

[Post-Partido] Gimnasia LP 2 - Banfield 0





Un viejo Lobo...


Con Guillermo y Graf como figuras -y Neira en el banco- Gimnasia le ganó bien 2-0 a Banfield y demostró que está vivo. Graf la rompió. Guille metió una asistencia de crack. Y Capurro metió el segundo.




Cuando la premisa primera radica en ganar, el fútbol queda en segundo plano. Y no fue hasta que Gimnasia y Esgrima La Plata se dio cuenta de que lo principal es cosechar porotos, en lugar de poner énfasis en llegar al arco rival con toqueteo lírico, que mostró su mejor versión con la pelota. La que lo vio animándose a abrirse por completo, a cambiar golpe por golpe, ataque por ataque. Post era Angel Cappa, el Lobo tomó conciencia de que, pese a todo, Huracán no estaba tan lejos. Y que la única manera de tomarlo por los talones era ir para adelante con la frente en alto.

La vertiginosidad del duelo en el Bosque fue el producto bruto de esa idea impuesta por Gimnasia. El partido fue ida y vuelta porque, entre otras cosas, Gimnasia no propuso más restricciones que defenderse sofocando a Enrique Bologna. Y en esa asfixia, el Taladro encontró en la réplica a aquella condición de la que, situaciones de gol mediante, se enamoraría durante los noventa minutos: con esos cuatro volantes intentando recuperar y con Jonathan Gómez buscando abastecer a Facundo Ferreyra, único referente de área.

En ese ecosistema, el Lobo ensayó un mordisco sin suerte: Claudio Graf metió un cabezazo al travesaño y Alejandro Capurro no pudo empujarla en el rebote. Pero poco tardó en llegar el tarascón a la yugular del Taladro: ayuda intelectual de Guillermo Barros Schelotto con una deleitosa pelota en profundidad y buena definición de Graf. Pero este Gimnasia, el Gimnasia tan comprometido como solidario de Darío Ortiz, no tropezó con la piedra del 1-0. Fue por más y una guapeada del 30 dejó a Capurro en una posición de gol tan clara que esta vez era imposible que no inflara la red.

El ocaso del partido vislumbró a un equipo del Indio que hasta podría haber pegado un alarido más. Cero conformismo en su afán de no darle respiro a su rival. Si se muere, que sea de pie. Ese es el mandamiento cardinal de quienes están abajo. Preguntarle al Lobo si no, que halló en la unión la fórmula para ganar jugando bien. Ni lindo ni poético, correcto. Las prosas quedan en un papel, en la cancha es otra la historia.




@SosariverpLate15





0
0
0
0
0No comments yet