Popular channels

Por cierres masivos, las farmacias porteñas dejan de dar de

Representantes del sector confirmaron que cesarán de atender con bonificaciones a partir del 12 de enero. En los últimos meses de 2010 cerraron más de 100 farmacias sólo en Capital Federal. ¿Qué sucederá con las coberturas para jubilados y los planes materno-infantiles?

La totalidad de las farmacias de Capital Federal, y un número muy importante de establecimientos del conurbano, dejarán de atender con descuentos a los afiliados de las empresas de medicina prepaga a partir del próximo miércoles 12 de enero.

La decisión, indicaron a iProfesional.com fuentes de la Asociación de Propietarios de Farmacias y de la Cámara Argentina de Farmacias, responde al masivo cierre de puntos de venta que evidenció el sector en los últimos meses de 2010.

De acuerdo con las entidades mencionadas, las bonificaciones que benefician a los afiliados de prepagas habrían derivado en una pérdida de rentabilidad que no sólo acelera la baja de persianas, sino que además alienta la concentración en la geografía porteña.

En esa dirección, y por primera vez en años, todas las entidades que representan a los profesionales, empresarios farmacéuticos y empleados del sector (Asociación de Propietarios de Farmacias, Cámara Argentina de Farmacias, Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal y la Asociación de empleados de Farmacia) consensuaron la inminente implementación de este recorte.

Según precisaron a este medio desde las entidades ahora aliadas, la vigencia de los descuentos provoca "dificultades económicas que han disminuido, prácticamente a nivel cero, la rentabilidad y han puesto en una situación de extrema fragilidad el futuro del sector".

Al momento de justificar la medida, desde la Asociación de Propietarios de Farmacias y la Cámara Argentina de Farmacias sostuvieron que, "con el régimen vigente, las farmacias son el único sector que para poder vender a afiliados del sistema de empresas de medicina prepaga están obligadas por contrato a realizar un descuento a los pacientes y, a la vez, a bonificar a las empresas".

Dichas bonificaciones se elevan a un promedio del 25% sobre el total vendido. En consecuencia, los puntos de venta reciben sólo el 75% del total comercializado, ya que las prepagas sólo abonan el 15% de la habitual rebaja del 40% que las farmacias realizan a los afiliados.

Esas bonificaciones -que desde el sector en protesta rotulan de "confiscatorias y desmedidas"-, se suman a los incrementos de los alquileres y a los aumentos salariales al personal, que motivaron el cierre de más de 100 farmacias porteñas en los últimos meses.

"Además, hay que pagar los impuestos por el total de las ventas y afrontar el financiamiento de las operaciones, debido a los plazos de pagos establecidos por las empresas prepagas, que en muchos casos es de 90 días", expresaron fuentes del segmento a este medio.

Panorama negro
"La inviabilidad económica se ha vuelto la moneda común para el segmento. De ahí esta decisión. La posibilidad de terminar con los descuentos la venimos evaluando desde hace más de un año. Creemos que con los aumentos de costos que sufre el sector este el momento de poner en práctica la medida", comentó a iProfesional.com Alfredo Di Salvo, presidente de la Asociación de Propietarios de Farmacias (Asofar).

"Alquileres, sueldos, todo se combina para que la actividad prácticamente sea insostenible. Ya no se puede seguir cediendo a las bonificaciones de la medicina prepaga. A eso hay que sumarle la concentración que muestra el segmento con el crecimiento de cadenas como Farmacity", agregó.

Por su parte, Alfredo Barrero, presidente de la Cámara Argentina de Farmacias, precisó a iProfesional.com que la decisión parte de un conflicto que los actores del sector mantienen con OSDE, Swiss Medical y Simara por los descuentos vigentes.

"Si no llegamos a un acuerdo, se extenderá esta decisión con los días. Hemos llegado a un acuerdo incluso con los sindicatos para implementarla. Si no tenemos una señal de buena voluntad, esto se mantendrá. A partir del 12 de enero se anularán los descuentos y se venderá al precio sugerido en el manual farmacéutico", detalló.

Barrero aseguró que, aunque las cámaras están al tanto de las complicaciones que originará la medida, "lo importante es detener el cierre de farmacias en Buenos Aires y el conurbano".

"Para poder obtener algún tipo de ganancia, los dueños han tenido que invertir extra para comercializar accesorios, perfumería y dermocosmética. Todo porque los precios pautados para los medicamentos siguen pisados por decisión del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y se mantienen las bonificaciones", dijo a este medio.

¿Qué sucede con jubilados y planes materno-infantiles?
Consultado respecto de las coberturas vigentes en lo referente a, por ejemplo, jubilados y planes materno-infantiles, Di Salvo sostuvo que el freno a los descuentos "no establecerá diferencias entre los clientes".

"Está pautado para toda la cobertura ambulatoria. O sea, para todo aquel que recibe atención a través de la medicina prepaga", expresó.

Y agregó: "No podemos hacer distinciones entre jubilados o planes infantiles. Eso no nos corresponde, y es cuestión que deberán resolver las empresas de medicina. En todo caso, los afiliados deberán elevar sus quejas a esas compañías".

Ejemplo poco rentable
Al momento de ilustrar el presente del sector, los farmacéuticos apelan al siguiente ejemplo:

• De cada $100 que una farmacia le vende a un usuario de una empresa de medicina prepaga, se le debe hacer el 40% de descuento. Pero la prepaga sólo reintegra a la farmacia el 15%, porque ésta tiene la exigencia de bonificarle a la primera un 25 por ciento.

• Con ese margen del 15%, que es cobrado en un plazo de hasta 90 días, los establecimientos farmacéuticos deben afrontar el pago de sus costos fijos, como salarios, alquileres (ambos en constante aumento) y, sobre todo, la reposición de los medicamentos a las droguerías que exigen el pago al día para liberar los remedios.

"Vamos a iniciar acciones reivindicativas directas en defensa de nuestras farmacias, de nuestros profesionales farmacéuticos y de las fuentes de trabajo, porque es la única garantía para que la población tenga acceso a medicamentos confiables y seguros y para que defendamos la fuente laboral de más de 18.000 compañeros", sostuvo Víctor Carricarte, secretario general adjunto de la Asociación Empleados de Farmacia.

Aunque con una retórica menos encendida, todas las entidades del segmento dieron a entender que la apuesta es la misma que la esbozada por los gremios. El freno que entrará en vigencia el próximo miércoles 12 de enero será el primer movimiento en una batalla que promete sumar más capítulos.



fuente:http://negocios.iprofesional.com/notas/109768-Por-cierres-masivos-las-farmacias-porteas-dejan-de-dar-descuentos-a-afiliados-de-prepagas
0
0
0
0No comments yet