Check the new version here

Popular channels

3 dulces sin horno sencillos y faciles de hacer



Æblekage: pudding danés de manzana

De nombre impronunciable, desde Dinamarca les traigo uno de sus postres más populares y tradicionales. En una receta fácil, sencilla y para la que no se necesita horno, perfecta para preparar en esta época del año en esos momentos en los que se nos antoja algo dulce.



Ingredientes cuatro personas



  • Para las migas: 85 g de miga de pan integral
  • 50 g de azúcar moreno
  • 70 g de avellanas tostadas y canela en polvo
  • Para el puré de manzana:
  • 750 g de manzana
  • 2 cucharadas de miel ligera o sirope de arce
  • 1 cucharada de azúcar
  • Ralladura y zumo de un limón




Cómo prepararpudding danés de manzana
Comenzaremos preparando las migas o crumble. Para eso ponemos las migas de pan menudas, que podemos pasar por un a picadora, y el azúcar moreno en una sartén y cocinamos sin dejar de remover durante cuatro minutos hasta que veamos que las migas se vuelven tostadas.

Añadimos 50 gramos de las avellanas partidas en trozos, reservando el resto para decorar, y la canela, cocinamos durante otros dos minutos y pasamos a un bol para que enfríe.

Para hacer el puré de manzana, ponemos la manzana pelada y cortada en cubitos en una sartén, añadimos el resto de ingredientes, cubrimos y cocinamos durante 10 minutos o hasta que la manzana esté blanda. Una vez cocida la fruta, pasamos la compota por el pasapurés y pasamos para un bol.

Reservamos. Ponemos una capa de puré en el fondo de cuatro copas o boles, echamos una parte de las migas, volvemos a rellenar con manzana y por último otra capa de migas.

Servimos bien frío, adornado con nata montada y avellanas.










Tarta de mousse de piña y coco

Esta es una de esas tartas que aconsejamos preparar el día anterior, de este modo se endurece perfectamente y aguanta el tipo cuando se saca del molde. Admite congelación, una buena noticia para quienes gustan de las tartas heladas.



Ingredientes para ocho o diez personas


  • Para la base de galletas: 300 g de galletas tipo digestive
  • 80 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 70 g de avellanas tostadas y canela en polvo
  • Para la mousse de piña:
  • 500 g de nata con 35% de materia grasa
  • 800 g de piña en su jugo (1 lata grande)
  • 80 g de azúcar
  • 2 sobres de gelatina de sabor piña
  • 50 g de coco rallado para espolvorear.




Cómo preparar Tarta de mousse de piña y coco
Para hacer la base de galletas, trituramos las galletas con un robot de cocina o bien las metemos en una bolsa y les pasamos un rodillo por encima para pulverizarlas.

Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos hasta obtener una masa, que iremos pegando en la base de un molde para tartas desmontable de 22 o 24 centímetros forrado con papel de horno por la parte de abajo. Reservamos en la nevera.

Para hacer la mousse de piña sin Thermomix, montamos la nata y la guardamos en la nevera. Trituramos la piña en su jugo (reservando 1 o 2 rodajas para decorar), el azúcar y la gelatina.

Ponemos la mezcla en un cazo y la calentamos sin que llegue a hervir, removiendo para que no se pegue, después la dejamos enfriar pero sin dejarla cuajar.

Para montar el pastel, añadimos poco a poco la mezcla de piña a la nata montada y mezclamos con movimientos envolventes hasta que todo esté bien integrado.

Vertemos sobre la base de galletas y dejamos enfriar unas 4 horas, mejor si es toda la noche.

Espolvoreamos con el coco rallado, decoramos con las rodajas de piña reservadas, retiramos el aro del molde y servimos.









Vasitos de tarta de queso con salsa de fresas al anís estrellado

Estos vasitos de tarta de queso con salsa de fresas al anís estrellado son perfectos para terminar la temporada de esta fruta, aunque siempre podemos sustituirlas también por frambuesas, cerezas o albaricoques. Las frutas de verano dan mucho juego, así que animáos a variar la receta a vuestro gusto.



Ingredientes para unos seis u ocho vasitos:


  • 80-100 g de galletas tipo María o tostadas
  • leche necesaria
  • 200 g de queso cremoso de untar
  • 200 ml de nata para montar
  • 60-80 g- de azúcar (ajustar al gusto)
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado
  • 3-4 cucharadas de yogur griego natural
  • 150 g de fresas
  • 1 anís estrellado
  • corteza de 1 limón pequeño
  • zumo de 1/2 limón pequeño
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • una pizca de maizena (opcional)
  • hojas de menta o albahaca fresca para decorar




Cómo preparar Vasitos de tarta de queso con salsa de fresas al anís estrellado

Lavar las fresas, quitar el rabito y trocearlas groseramente, en piezas desiguales.

Colocarlas en un cazo con el anís estrellado, la corteza de limón, el zumo y el azúcar moreno.

Calentar a fuego suave y dejar cocer, removiendo de vez en cuando, hasta que la fruta esté un poco deshecha y el líquido haya reducido.

Podemos ayudar a espesar con maizena disuelta en un poco de agua muy fría. Retirar el anís y el limón y dejar enfriar.

Triturar las galletas con una picadora o aplastándolas con un rodillo dentro de una bolsa de plástico, o usando un mortero. A mí me gusta dejarlas un poco gruesas.

Mezclar con un chorrito de leche para crear una masa no demasiado húmeda, y repartir en los vasitos. El número de raciones dependerá del tamaño del recipiente que usemos.

Batir ligeramente el queso escurrido del líquido que pueda contener, para dejarlo cremoso. Montar aparte la nata con el azúcar y el azúcar vainillado, y mezclar con el queso y el yogur, añadiendo más o menos según nos guste la consistencia.

Mezclar con suavidad usando una espátula o lengüeta hasta tener una textura cremosa homogénea.

Repartir la crema en los vasitos, procurando no dejar huecos de aire, y cubrir con la salsa de fresas.

Enfriar en la nevera y decorar con unas hojas de menta o albahaca, si se desea.









0
0
0
0No comments yet