1. Gastronomía y recetas
  2. »
  3. Recetas

Alitas de pollo al ajillo - microondas

Con el micro todo es atreverse, nunca había hecho las alitas así pero me sorprendió lo bien que quedan, con mucha menos grasa que en la sartén y evitando las salpicaduras, merece la pena que probéis y veáis el resultado.
https://avueltaspucheros.blogspot.com/
https://www.facebook.com/
https://twitter.com/Cgl26964



Ingredientes:

1k de alitas cortadas por la mitad
3 dientes de ajo grandes
1/2 limón
Perejil picado
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Preparación:

Con la ayuda de una brocha untamos con aceite la bandeja de asar, si no la tenéis se puede usar cualquier bandeja apta para microondas, repasamos las alitas para quitarles las plumas que puedan quedarles y en un plato con un chorrito de aceite las mojamos un poco por ambos lados y las vamos colocando en la bandeja.



Picamos los ajos lo más finos posible y los repartimos por encima, hacemos lo mismo con el perejil y la sal, por último las regamos con el zumo de medio limón y las tapamos, si usáis una bandeja normal taparlas con papel film y hacer 3 ó 4 agujeros para que salga el vapor.

Las metemos en el horno a máxima potencia un mínimo de 5 minutos, el tiempo dependerá de lo grandes que sean las alitas, cuanto más grandes más tardarán en hacerse, pero como vamos a rematarlas con el grill para que queden crujientes y doradas no hay que pasarse, con un máximo de 10 minutos seguramente será suficiente, no obstante vigilar que estén bien hechas por dentro pinchando una con un cuchillo.



Lo dicho, una vez cocidas las destapamos y encendemos el grill, dependiendo de la potencia del horno tardarán más o menos en dorarse así que estar pendientes y sacarlas cuando estén en el punto de dorado que a vosotros os guste más, solo como orientación en mi horno de 900w yo las dejé 10 minutos.

Si la bandeja que usáis es de plástico pasarlas a un plato y aprovechar para recoger en una salsera todo el jugo que habrá quedado en la bandeja, probarla por si es necesario rectificar de sal o de limón, esta salsa la serviremos luego junto con las alitas.

Evidentemente no quedan tan crujientes como haciéndolas fritas, pero están muy buenas y jugosas, menos grasientas y por tanto mucho más ligeras y sanas, estoy segura de que os sorprenderán.

Buen provecho.
+2
3
0
3Comentarios