Popular channels

Aprende a condimentar tu comida maquinola

La comida es un placer. Un festín para todos los sentidos. Sin embargo, se vuelve monótona cuando no sabemos darle un toque mágico y diferente. Aprende cómo usar más condimentos.






“No existen reglas, pero al igual que un músico al componer, crea mezclas armoniosas y equilibrada con sus notas, el artista de la cocina crea aromas y sabores en la conjunción de elementos”, afirma Ximena Sepúlveda, creadora de “Sabor con sentido”, una marca novedosa de comida saludable.

Al hablar de condimentos, enseña son un conjunto muy amplio que incluye aditivos alimentarios como la sal, vinagre, aceites y saborizantes químicos.

La experta asegura que el condimento perfecto debe proporcionar un contraste o un aroma al plato, pero sin anular el sabor real del ingrediente principal.

Aji y pimientos: Tienen sabores dulces, frutosos y diversos aromas. Se usan frescos, deshidratados, tostados, ahumados, en polvo, encurtidos, en concentrados, en aceites, para realzar el sabor. Se usan para salas, pizzas y todo tipo de platos.

Ajo: Picante, dulce, aromático, aroma envolvente. Cada paladar rechaza o acepta el sabor sin términos medios, debe ser un matiz no protagonista. Se usa crudo para pintar ensaladeras y agregado al cocimiento en los sofritos base de muchas preparaciones.

Albahaca
: Gusto dulce, fragante. Su sabor es ligero, equilibrado y refrescante. Tradicional en el pesto, y cocinas orientales. Combina con queso mozzarella y parmesano, mariscos. Platos de berenjenas, pimientos, papas, porotos, zapallo y verduras en ensaladas, pastas, arroz , huevos, salsa de tallarines, sopas, pollo, cerdo, ternera, pescado, hígado, pastel de choclo, humitas. Compañera de cebollas, ajos y ajíes, el limón, el aceite de oliva y tomates.

Anís: Gusto picante y suave. Las semillas se utilizan para los confituras, marinados de pescados, vegetales encurtidos. También en panes y licores. Junto al clavo del olor y la canela forman parte de los curries.

Canela: Corteza de sabor característico cálido y azucarado. Sirve para cocina dulce en sémolas, compotas, vino especiado y en las mezclas para preparaciones saladas cocinadas en leche.

Comino: Sabor cálido, picante y fuerte que se impone sobre otros sabores. Usar en platos cocinados. Forma parte de la mezcla de especias como los curries. Es infaltable en las empanadas. También en carnes asadas o estofadas, quesos, cous cous, en panes y algunos pasteles.

Curry: Es una mezcla utilizada en la cocina de la India. Viene en presentaciones de pasta y polvo y los ingredientes son muy variados. Su aroma es cálido y a veces dulce con un contrapunto de lo conocido como es el comino, pimienta y laurel. Es especial para guisos de verduras, carnes y pescados. O para saborizar el arroz.

Cúrcuma: Aroma poco intenso, con reminiscencias de jengibre, naranja y madera recién aserrada. Sabor picante, algo amargo, apimentado, similar a la mostaza. Se usa para pintar el arroz, los tallarines. También en el pollo con curry; pinchos de pescado y camarones marinados. Indicado para platos de pescado y huevos y con arroz.

Clavo de olor: Penetrante con notas a pimienta y ligeramente astringente. Se usa en cocina salada y dulce, como carnes, legumbres, ensaladas de frutas, panes especiados, salsas. Armoniza con el ajo, cebolla, laurel, jengibre, canela, cardamomo, pimienta, entre otros. Hay que usarlo con moderación. Combina con cebolla asada.

Eneldo: Se usan tanto las hojas como los frutos para sopas, salsas y es especialmente adecuado para el pescado. Se combina muy bien con el yogur, la crema ácida y los huevos. Los frutos se utilizan como decoración de aceites, vinagres y pescados fuerte. Las semillas molidas sirven para condimentar lentejas y verduras en general. Agregar recién picada al requesón.

Estragón: Su aroma, es a la vez cálido y picante, con reminiscencias de anís y cierta nota a heno, armoniza con un sabor sutil, pero sin dejar de ser penetrante. Pero debe ser usado con precaución. Saboriza vinagres de hierbas y es perfecto condimento de la mostaza. Es un ingrediente indispensable de las finas hierbas y salsas representativas de la cocina clásica francesa. Se usa con huevos, conejo, cangrejo, langosta, vieiras, puerros, espárragos, champiñones, tomates, paltas y
mayonesa. También sirve para sopas en base a caldo de pollo, pato, hígado, pollo al horno o guisos ligeros. Excelente con pescados de sabor intenso.

Jengibre: Sabor muy fuerte, picante, agradable aunque diluido en las preparaciones es muy agradable y aromático. Tiene una reminiscencia a hierba limón y sabor fresco. Se utiliza fresco (muy fragante) o seco (más picante) para frutas escarchadas, en pastelería, conservas de frutas. También con calabaza y pepino, arroz; en sopas, salsas, platos de volatería y pollo. Además va bien en chutneys, encurtidos y mezclas de curries.

Laurel: Aroma dulce, intenso, aterciopelado. Sabor áspero y ligeramente amargo que potencia sabores de otros alimentos y condimentos.

Nuez moscada: Sabor y olor dulce, picante, invasivo, con gusto a madera. Usar rallada o en polvo en bebidas calientes, postres, frutas cocinadas, pasteles y bizcochos. Además en salsas saladas. Combina con platillos o salsas que contengan como ingrediente principal leche o crema, espinacas, papas y zapallo, pollo, pescado y pavo, pero en pizcas escasas.

Orégano: Aroma cálido y embriagador. Su perfume es más pronunciado cuando está fresco. Fresco para aromatizar comidas crudas, quesos, ensaladas. Seco para comidas cocidas. Se usa para preservar el caldo, en salsas, carnes y pescados y se agrega al final de la cocción.
0
0
0
0No comments yet