Cómo esterilizar botes de cristal

Los botes de cristal pueden tener múltiples usos. Desde meter conservas hasta utilizarlos como lapicero o para contener la sal y el azúca en un acto improvisado de reciclaje y de ayuda al medio ambiente.

Ahora que sabemos los diferentes usos que podemos darles, tenemos que elgir uno de ellos. Lo más común es usarlos para conservas. Las conservas pueden ser muy variadas, desde mermeladas hasta quesos, yogures o encurtidos. Pero para poder conservar nuestro guisos y recetas favoritas tenemos que esterilizar el bote, pero, ¿Sabes cómo esterilizar botes de vidrio?

Obviamente, lo primero es elegir frascos de cristal que sean adecuados y que ofrezcan todas las garantias para una conservación optima y que garantice el vacio del envase hasta su consumo. No todas las empresas que producen envases son capaces de ofrecer frascos que respeten todas las necesidades como Bormioli Rocco, que además produce tapaderas y una amplia gama de frascos y botes de vidrio.

Para empezar tenemos que lavarlos con conciencia tanto por fuera como por dentro. Es mejor lavarlos a mano.

Después tenemos que colocarlos en una olla grande y colocar en el fondo un paño. Ponemos los botes en el fondo sin el tapón y separados por el trapo. Llenamos de agua la olla y la ponemos a hervir llenando los botes de agua. Cocemos durante 10 minutos.

Después de este tiempo, sacamos los botes con unas pinzas y los ponemos a a secar boca abajo sobre papel de cocina.

Ya tenemos los botes esterilizados! Ahora, deja volar tu imaginación creando recetas y conservas con frutas, mermeladas o incluso salsas para la pasta.