La hamburguesa prohibida

Foie-ck A Duck: la hamburguesa prohibida

La Foie-ck A Duck es una hamburguesa que parece muy suculenta ante los ojos de muchas personas, especialmente con la imagen que adorna este artículo. Compuesta de diversos ingredientes especiales, es un platillo muy característico que posee como ingrediente principal al foie gras – un alimento que causa polémica en varios países.



Si no sabes lo que es, el foie gras se caracteriza por ser el propio hígado o paté de hígado de pato o de un ganso que ha sido sobrealimentado (léase, alimentado a la fuerza) para que su órgano engorde de forma exagerada y adquiera un tipo especial de sabor.

Pese a que es una práctica muy antigua y considerada tradicional en diversas partes del mundo, existen varias organizaciones que señalan que el foie gras es un método cruel para los animales, ya que estos son alimentados hasta ocho veces al día para ganar peso con el fin de que su hígado engorde.

Un método antiguo y cruel.

Francia es el país donde el foie gras es producido en mayor proporción, en conjunto con Canadá. En más de 14 países entre los que se incluyen Dinamarca, Austria, Argentina, Finlandia, Irlanda, Alemania, Israel, Polonia, Noruega, Luxemburgo, Reino Unido, Suecia y el estado de California en los Estados Unidos, el foie gras es totalmente ilegal. En consecuencia, la hamburguesa en cuestión, la Foie-ck A Duck, no puede ser preparada en estas regiones.

Sin embargo, no hay problema si los ingredientes se transportan de un lugar a otro, mientras no sean fabricados en los países mencionados. Debido a que se trata de un platillo exquisito, el foie gras no puede ser considerado exactamente popular, pese a que su disponibilidad y comercio han aumentado a últimas fechas (hasta la existencia de la hamburguesa de foie gras).

Las organizaciones de protección y derecho animal intentan fomentar el debate sobre el alimento en cuestión, su objetivo es que la práctica de la alimentación forzada (conocida como gavage) sea prohibida por la mayoría de los países del mundo. En México, por supuesto, no está prohibido y es vendido como un manjar.