Canales populares

Mexicana triunfa con sus salsas en Argentina


Yolanda Valdespino vino hace tres años desde el Distrito Federal hasta Buenos Aires para estudiar un posgrado en publicidad, pero, sin tenerlo planeado, terminó desarrollando “La Milagrosa”, la primera y exitosa marca de salsas artesanales mexicanas en Argentina.

Como les pasa a muchos mexicanos que se van a vivir al extranjero, una de las primeras cosas que extrañó esta joven de oscuros cabellos fue la comida, ya que la riqueza gastronómica de su país es de tan alto nivel, que ha sido reconocida como patrimonio cultural de la humanidad por parte de la Unesco.

“Yo había traído chiles mexicanos para hacer salsas para mí, pero como vivía en un piso compartido y les daba a probar a mis compañeros, me di cuenta de que les encantaban mis salsas”, dijo Valdespino a Notimex mientras los clientes se acercan al puesto callejero que instaló en los Bosques de Palermo, en el marco de los festejos patrios de la comunidad mexicana.

“Todo fue saliendo de manera espontánea. Mis amigos me empezaron a decir que tenía que vender mis salsas porque acá no hay, la cultura de comer chile no existe, y entonces pensé que sería una buena idea”, agregó con una sonrisa al recordar cómo inició esta aventura.

El experimento comercial “pegó” muy rápido, explicó, y ante la demanda creciente de su novedoso producto se dio cuenta de que valía la pena hacer algo más profesional, así que creó la marca “La Milagrosa”, cuyo ícono, que ella mismo diseñó, es un apetitoso chile verde.

Aunque terminó el posgrado de publicidad, Valdespino decidió quedarse a probar suerte en Buenos Aires y se dedicó de lleno a preparar, ella sola, salsas artesanales sin aditivos, conservadores ni colorantes, lo que llama la atención de sus cada vez más numerosos clientes.

Su negocio, además, se ha visto favorecido por las restricciones a las importaciones de todo tipo que ha impuesto el gobierno argentino durante los últimos años y que ha frenado, por ejemplo, el arribo de productos de “La Costeña”, la marca de comida mexicana que más se había instalado en Argentina con latas de chiles y salsas, pero que ahora ya casi no se consigue.

Valdespino también descubrió que los chiles sudamericanos no tenían nada para competir con la variedad y el sabor de los mexicanos, porque aunque piquen, “no son ricos”.

La joven confesó que todavía se siente sorprendida porque: “nunca imaginé que iba a terminar vendiendo salsa, fue algo que ocurrió, no lo planeé, igual estoy muy contenta porque me va bien, es algo que me gusta y que la gente disfruta, he tenido muy buena respuesta”.

Ahora, tres años después de haber llegado, Valdespino se dedica a preparar sus salsas, a promoverlas en todo tipo de eventos gourmet, distribuirlas en establecimientos gourmet y a venderlas en el mercado que se instala en el tradicional barrio de San Telmo los domingos, lo que le alcanza para mantenerse.

Hace poco, a las dos variedades de salsa macha “picante” y “muy picante”, que elabora con chiles guajillo, ancho, serrano y habanero, sumó blends deshidratados que han tenido buena aceptación, lo que hace pensar que “La Milagrosa” llegó para quedarse en Argentina.


fuente: Publimetro.
0No hay comentarios