Check the new version here

Popular channels

Pan (ingredientes y su importancia)


HARINA DE TRIGO
Técnicamente la harina es el producto pulverulento obtenido por la molienda
gradual y sistemática de granos de trigo de la especie triticum aestivum sp. Vulgares,
previa separación de las impurezas y lavado hasta un grado de extracción determinado
(78%). Las proteínas contenidas en ella definen los tipos de harina en calidad y uso final.
Se extrae del endospermo, que constituye la parte principal del grano de trigo y
que está formado en su mayor parte por almidón y proteínas.
- las proteínas de la harina mezcladas con el agua, forman el gluten, que forma la
estructura de la masa, que retendrá todo el gas producido y formará el volumen final
del pan.
- la cantidad y calidad de las proteínas de la harina, dependen de la variedad del trigo,
del promedio de lluvias durante la época de las cosechas, de la fertilidad del suelo y
del área geográfica en la cual se cultiva el trigo.
- Una harina con contenido de proteínas del 10 al 13%, se clasifica como harina dura
y se usa para la producción de pan.
- Harinas con un contenido de proteínas del 7,5 al 10%, son especiales para la
producción de galletas, queques y tortas, son las harinas débiles o blandas.
- Las harinas duras, por su porcentaje relativamente alto de proteínas, forman un
gluten tenaz y elástico, que tiene buena propiedad de retención de gas y es fácil de
ser horneado y convertido en pan con buen volumen y miga de buena textura.
Necesitan una cantidad de agua relativamente grande para hacer una masa de buena
consistencia, por lo tanto dan gran rendimiento, necesitan más tiempo para mezcla y
amasado y tienen buena tolerancia a la fermentación.
- Las harinas blandas o débiles, contienen menor cantidad de proteínas y forman
gluten blando, débil y sin elasticidad, que no retiene bien el gas. Tiene poca
capacidad de absorber agua y necesitan menos tiempo de trabajo y amasado, además
tienen poca tolerancia a la fermentación.



HARINA DE PANIFICACIÓN :
Producto de la molienda del grano de trigo Triticum aestivum sp. vulgares o mezcla con
Triticum durum (candeal)
HARINA INTEGRAL :
Se obtiene de la molienda del grano de trigo integral, incluido el germen.
HARINA DE AVENA :
La avena es un cereal de la familia de las gramíneas que se cultiva en Rusia y USA
principalmente, esta harina se utiliza en productos de régimen, en alcohol (ginebra) y como
alimento para ganado.
HARINA DE GLUTEN :
Se extrae industrialmente del grano de trigo. Está compuesta del gluten seco y se emplea
como mejorador para corregir una harina pobre.
HARINA DE MAÍZ :
Cereal de la familia de las gramíneas, es el que más almidón tiene (65 a 67%), es rica en
materias grasas lo que hace muy delicada su conservación, si se utiliza sola no se puede
panificar. El almidón de maíz o maicena se usa básicamente en repostería, ya sea en
cremas, salsas o para aligerar algún pastel y prolongar su frescura.
HARINA DE CENTENO :
Es la más utilizada en panificación después de la de trigo. Es muy pobre en gluten y de
calidad mediocre, además está compuesta de una sustancia viscosa, el mucílago, que se
disuelve en el agua formando goma y que impide la cohesión del gluten en el momento de
la formación de la masa, lo que genera una masa pegajosa, difícil de trabajar, para paliar las
deficiencias, se le añade un porcentaje de harina de trigo.
HARINA DE ARROZ :
Cereal de la familia de las gramíneas que se cultiva en Asia, muy rico en almidón y pobre
en gluten, se empieza a utilizar para panes especiales (para personas celíacas). Productos
derivados: copos y sake (alcohol).
HARINA DE CEBADA :
De la familia de las gramíneas. Productos derivados: whisky (alcohol), cerveza, horchata,
alimentos para lactantes.



AGUA :
Después de la harina, el agua es el componente más importante de la masa y desempeña un
papel primordial en la elaboración del pan.
Tipos de agua
1.- Agua Blanda : aquella que está libre de minerales como el agua de lluvia
2.- Agua Dura : aquella que tiene gran cantidad de sales minerales
3.- Agua salina : aquella que contiene cloruro de sodio, como el agua de mar.


El agua más recomendada para la panificación, es la dura, ya que tiene sales minerales
suficientes para reforzar el gluten y así servir de alimento a la levadura. El agua blanda
produce masas pegajosas.
Funciones del agua en la panificación
1.- hace posible la formación de la masa y desarrollo del gluten
2.- disuelve los ingredientes secos y la levadura, distribuyéndolos en la masa
3.- ayuda al control de la temperatura de la masa
4.- determina la consistencia de la masa
5.- crea el medio propicio para producir la fermentación
6.- ayuda al crecimiento final del pan en el horno
7.- hidrata el almidón y permite su gelatinización
8.- determina el tiempo de conservación del pan.




LEVADURA
La levadura es un organismo vivo capaz de crecer y reproducirse cuando
encuentra el ambiente propicio. Conocida técnicamente como Saccharomyces Cerevisae,
es un vegetal unicelular o específicamente un hongo.
La levadura presenta la particularidad de actuar principalmente sobre dos
azucares: azúcar común o sacarosa y azúcar natural de harina o maltosa, transformándolas
en alcohol y anhídrido carbónico, gas que hace que las masas tomen volumen. Este proceso
es conocido como fermentación. Merece también ser destacada la importancia de la
levadura por el gran poder alimenticio que provee al organismo, ya que posee un alto
contenido de proteínas y complejo vitamínico del grupo B.

La levadura para actuar necesita
1.- humedad : sin agua no puede asimilar ningún alimento
2.- azúcar : es el alimento de la levadura
3.- materias hidrogenadas : la levadura las toma de las proteínas de la harina
4.- minerales : los obtiene de la harina, del agua y azúcar
5.- temperatura : la recomendada para una buena acción de la levadura
es 26ºC. Temperaturas más bajas retendrán la acción,
temperaturas altas debilitan su acción (sobre 35ºC)
sobre los 60ºC se muere totalmente. Para una buena
conservación se puede refrigerar a 5ºC.


La cantidad de levadura a utilizar en una masa está regulada por
1.- tiempo de fermentación > fermentaciones largas necesitan menos levadura
2.- riqueza de la fórmula > fórmulas con alto contenido de azúcar, sal, leche, grasas y huevos deben llevar más levadura.
3.- la fuerza de la harina > harinas duras requieren más tiempo de fermentación y menos cantidad de levadura.
> harinas blandas requieren más levadura para reducir el
tiempo de fermentación.

constitución de la célula de levadura
Gris: Pared celular: permeable para aire, líquidos, absorción de alimentos y respiración.
Manteca: Protoplasma: contiene algo de azúcar (glucógeno) y grasa
Amarillo naranja: Vacuola: pequeña en células jóvenes, mas grande en células viejas y con falta de alimentación.
Negro: Núcleo celular: se divide para la formación de nuevas células.



La levadura es gris-amarillenta y no es otra cosa que un enorme número de células de
levadura fuertemente prensadas entre sí. El paquete de medio kilo contiene cerca de 5.000.000.000.000 (5 billones) de células. Las células de levadura son cultivadas en
cultivos especiales puros (fábricas de levaduras).


Condiciones de vida
Para que la levadura pueda desarrollarse plenamente y cumplir con su función de leudar la
masa, le preparamos las condiciones más favorables para su existencia.
Alimentación: La levadura la encuentra abundantemente en las masas. Vive de los
nutrientes de la harina y agregados de azúcar, que son degradados por las enzimas de la
harina y de la levadura, para ser entonces consumidos. Esto produce una pérdida de peso
por fermentación, que puede alcanzar, según el tipo de conducción de la masa, entre 1 a
4,5%. El alimento preferido por la levadura es la glucosa.
Humedad: Las células de levadura sólo pueden tomar nutrientes disueltos a
través de los finos poros de su pared celular. Para ello debe disponerse de suficiente
cantidad de agua. Masas blandas facilitan el trabajo de la levadura.
Oxígeno: Durante el crecimiento y reproducción, la levadura necesita mucho
oxígeno para respirar, lo obtiene del aire de la harina ventilada y suelta, y con el agregado
de líquidos ricos en aire. También es favorable una conducción de la masa aireándola
durante el trabajo mecánico. El oxígeno es necesario para la combustión de la glucosa
(oxidación).
Calor: La levadura necesita calor, las mejores temperaturas son entre 20 y
40ºC. Para su crecimiento y multiplicación prefiere temperaturas más bajas, durante la
fermentación temperaturas superiores.
Temperatura más conveniente para la multiplicación = 25 a 27ºC
Temperatura más conveniente para la fermentación = 35ºC
La levadura no resiste temperaturas sensiblemente superiores
A 55ºC suspende su actividad de vida
A 60ºC muere la célula de levadura, coagula su proteína celular.

La célula de levadura obtiene la energía y el calor necesarios de la combustión de la
glucosa. La levadura posee una importante enzima: la zimasa, ésta transforma a la glucosa
en alcohol y dióxido de carbono. Con esta reacción se libera además calor, ambos
productos de la fermentación son excretados. Este proceso es la fermentación y como en él
se produce alcohol, se le llama también fermentación alcohólica. El dióxido de carbono
gaseoso queda retenido en pequeños poros en la masa, produciendo así el levado o
esponjado de la misma. Como la levadura es un eficiente productor de gas, resulta muy
adecuada para el levado de las masas. La levadura de panificación se la utiliza sólo para
este objeto. A la capacidad de formación de gases, se le llama también fuerza de esponjado.
La mejor fuerza de esponjado la tiene siempre la levadura fresca.
Las levaduras normales contienen sacarosa, por ello masas con agregados de sacarosa
producen un buen levado. Las levaduras de acción rápida contienen además maltasa.



SAL
Es otro de los ingredientes básicos en la elaboración del pan.

Funciones
1.- controla la acción de la levadura evitando fermentaciones indeseables en la masa,
retarda la fermentación de la levadura y con la mayor fuerza del gluten, produce una
fermentación más lenta y equilibrada, con suficiente estabilidad en la fermentación
final . La miga resulta de poros finos.
2.- mejor coloración de la corteza: la sal por sí misma no produce color, pero como en la
masa quedan más azúcares (al demorar la fermentación se consumen menos azúcares)
con capacidad de oscurecer la corteza.
3.- ejerce una función bactericida
4.- da sabor y hace resaltar los sabores de los otros ingredientes
5.- fortalece el gluten, mejora la consistencia y capacidad de elaboración de la masa.
6.- la cantidad de sal a utilizarse, varía con el tipo de pan que se desea producir, de acuerdo
a la formulación. El porcentaje varía del 1% al 2,5%.




AZÚCAR
El azúcar es usado en la panificación por diversas razones, las principales son :
1.- es un alimento de la levadura
2.- contribuye al ablandamiento inicial de la mezcla
3.- aumenta la tolerancia de la fermentación
4.- determina la temperatura del horneo
5.- da color al pan al caramelizarse en la corteza durante la cocción
6.- mejora la conservación
7.- mejora la textura de la miga
8.- da al pan mayor valor nutritivo y mejora su sabor



• la cantidad de azúcar varía dependiendo del tipo de producto
los porcentajes van del 2% al 25%
• los mejoradores tienen azúcares propios, por tanto no es necesario agregar más
cantidad.
Aparte de conferir gusto y de endulzar los productos, rellenos, cremas, helados y todos los
demás productos de confitería y repostería, el azúcar se utiliza también por sus demás
propiedades:

- solubilidad e higroscopicidad para el abrillantado y conservación de frutas
- capacidad de caramelización para trabajos de caramelo, crocantes y oscurecimiento
de masas
- efectos de decoración para espolvorear, cubrimientos con azúcar cristal, flor y otros.
El agregado de pequeñas cantidades de azúcar a masas de levadura, produce una
fermentación más activa al ser demolido por las enzimas de la levadura (sacarosa, zimasa).
Mayores cantidades de azúcar, en cambio, demoran la fermentación, pues el azúcar daña la
levadura al extraer el agua. Las masas ricas en azúcar, deben por ello, llevar una mayor
cantidad de levadura y se recomienda la preparación de una esponja.
Los edulcorantes: son fabricados por la industria química y son sustitutos del azúcar. Los
conocidos son: Sacarina y Ciclamato, tienen un alto poder edulcorante, pero no poseen valor nutritivo. Los edulcorantes son muy valiosos para la alimentación de diabéticos, la
utilización de edulcorantes debe ser declarada en los rótulos.
Reemplazantes del azúcar en repostería son: sorbitol, manitol xilitol.





LECHE

1.- Mejora el color de la corteza debido a la caramelización de la lactosa
2.- Le da mejor textura al pan, la masa queda suave y aterciopelada
3.- Le da al pan mejor sabor, la corteza sedosa estimula el apetito
4.- Incorpora al pan más nutriente, elevando su valor proteico
5.- La leche en polvo aumenta la absorción de agua y la masa trabaja mejor
6.- Aumenta la conservación del pan, ya que retiene la humedad
7.- La grasa de la leche inhibe o retarda algo la fermentación, pero hace a la masa bien flexible y elástica. Con ello se mejora el volumen, la miga resulta de poros pequeños y suaves. El producto de repostería se mantiene fresco durante más tiempo.
8.- Las proteínas de la leche hacen a la masa más esponjosa, son principalmente la caseína
sensible al ácido y la albúmina sensible al calor.
9.- El azúcar de la leche no es fermentable, pues ni la harina ni la levadura contienen la enzima que descompone a la lactosa: la lactasa. Por ello queda en los productos de
repostería mejorando su gusto y produciendo corteza bien dorada y crocante.
10.- Las sales minerales fortifican al gluten y dan a la masa una mejor consistencia. Con ello se demora algo la fermentación, pero el producto terminado adquiere una miga de pequeños poros.
11.- El agua de la leche sirve como líquido para formar la masa, para el hinchamiento de
los constituyentes de la harina (proteína-gluten) y la posterior gelificación del almidón en el proceso de cocción.


El porcentaje de uso varía del 3% al 6% para leche en polvo
• la leche líquida puede reemplazar total o parcialmente el contenido de agua de la
receta
• existen mejoradores con sólidos lácteos que reemplazan el uso de la leche.
Propiedades y Modificaciones
El color de la leche es blanco amarillento. El tono amarillento proviene de la grasa de la
leche que contiene carotenos. La leche descremada o aguada tiene una tonalidad blancoazulina.

El olor es agradable y fresco.
El gusto es suave y dulce. La leche no debe tener gusto amargo, áspero o rancio. Un gusto
ácido es señal del comienzo de la acidificación de la leche. Esa leche al hervir se cortará
inmediatamente.
La acidificación se produce por bacterias lácticas. Estos microorganismos pasan del aire a
la leche y se desarrollan muy rápidamente a temperaturas entre 30 y 40ºC. Entonces
descomponen a la lactosa en ácido láctico. El contenido de acidez de la leche aumenta por
ello y produce finalmente la coagulación de la caseína sensible a la acidez. También se
presentan otros microorganismos generadores de enfermedades – patógenos- bacilos de
tuberculosis-generadores de tifus-. Estas bacterias deben ser eliminadas por calentamiento
antes de que la leche sea comercializada. (Pasteurización)
La leche debe ser limpia, fresca, sin alteraciones y sin adulteraciones.



Productos de la leche

Leche Entera
se llama leche entera al producto integral del ordeñe de las vacas lecheras. No se le debe
haber agregado ni eliminado nada. El contenido de grasa debe ser de por lo menos 3,5%.
La leche certificada se considera a la leche entera, ordeñada en especiales condiciones de
limpieza y tratamiento, sometida a permanentes controles sanitarios.

Crema o Nata
Por lo general se obtiene por centrifugado, donde se separan las partes más pesadas de la
leche, de la grasa que es liviana. La crema se obtiene muy rápidamente, no es acidificada,
es decir es crema dulce. La crema dulce se comercializa para café o para crema batida.
El contenido mínimo de grasa debe ser: para café: 10%
Para crema batida: 30%.
La crema fresca no es fácil de batir. Para ello necesitamos una crema estacionada, madura y
bien fría. Cuando ésta se bate en frío, se producen pequeñas burbujas de aire rodeadas de
grasa. La grasa se solidifica y da consistencia a la masa de crema suelta y voluminosa. Un
batido más intenso y largo lleva a la formación de mantequilla. La crema, cuando no es
batida suficientemente fría o ya está acidificada tiende a producir mantequilla.

Leche Descremada
En la obtención de crema a partir de leche entera, se produce leche descremada, ésta
contiene todos los nutrientes de la leche y se diferencia por su menor contenido de materia
grasa, alrededor del 0,02%.

Suero de Mantequilla
Durante la preparación de la mantequilla, a partir de crema, queda como residuo el suero de
la misma, esta contiene aún proteínas, lactosa y sales minerales. Como la crema es
ligeramente acidificada antes de la extracción de la mantequilla, este suero tiene un
agradable sabor ácido muy refrescante. Tiene, además un efecto favorable sobre los
procesos de digestión.

Yoghurt
Es un producto cremoso de leche ácida elaborado con leche pasteurizada entera o
descremada, algo concentrada, con el agregado de bacterias de yoghurt. Posee agradable
sabor refrescante, es muy apreciado como alimento dietético y en la repostería para
preparar por ejemplo crema de yoghurt.

Quark o Cuajada
El quark, queso fresco o blanco, está constituido principalmente por la proteína caseína,
sensible a la acidez. La caseína se obtiene cuando la leche entera o descremada es
coagulada por ácido láctico o por enzimas fermento del cuajo lab, obtenido del estómago de
terneros, y luego se filtra. En repostería se utiliza quark para relleno-tarta de queso-. Pero
también como ingrediente de masas, con objeto de ahorrar grasas, especialmente para
masas secas y productos para diabéticos.
El quark debe ser fresco y bien eliminado de líquidos, tener una consistencia lisa, pareja y
un gusto agradable, ácido. Al envejecer el quark se reseca, se hace granulosos y su gusto
deja de ser puro, pasa a amargo, siendo fácilmente contaminado con hongos.

Queso
La base de la elaboración del queso es la coagulación de la leche, entera o con parte de su
grasa. Las distintas clases de queso dependen del tipo de leche empleada-de vaca, oveja,
cabra, etc., así como de los distintos procesos de elaboración en los que inciden en gran
manera las particularidades climáticas del lugar de fabricación. El queso tiene todo el valor
nutritivo de la leche con la que se fabrica.

Leche Condensada o Concentrada
Por evaporación al vacío se extrae de la leche una parte de su agua, de 55 a 60% y la
llamamos leche condensada o evaporada. Para que la leche no separe su crema en el
envase, se homogeneiza, es decir se produce una subdivisión mecánica de las grasas en
partículas pequeñas. Esta medida mejora simultáneamente la digestibilidad de la leche.
Existe la leche condensada azucarada y no azucarada. Para la leche condensada azucarada
no es necesaria la esterilización, pues el azúcar tiene efecto conservador. La leche
condensada sólo tiene importancia menor como materia prima para repostería.

Leche en Polvo
Por desecación de la leche se obtiene leche en polvo, casi libre de agua, de color blanco a
blanco amarillento, se la puede preparar a partir de leche entera, leche descremada, leche
ácida y también de crema.
La leche en polvo puede mezclarse en forma seca durante la preparación de las masas junto
con la harina o adicionarse con 7 veces su cantidad de agua. La leche en polvo es
higroscópica y por tanto debe ser conservada en lugar seco y fresco.



HUEVOS
Igual que la leche, los huevos son productos de uso secundario en la fabricación del pan,
solo se utilizan para la elaboración de panes especiales, cuya calidad permite mejores
precios.



Funciones
1.- aumentar el volumen del pan
2.- suavizar la masa y la miga
3.- mejorar el valor nutritivo
4.- dan sabor y color
5.- aumentan el tiempo de conservación
6.- ayudan a una distribución de la materia grasa
7.- ayudan a retener el agua, por su acción emulsificante.


Conservación:
Las claras se conservan bastante bien en el frío en recipientes herméticos y que no
produzcan alteraciones:
- entre 4 y 5 días para las preparaciones no cocidas (mousses)
- entre 10 y 15 días para las preparaciones cocidas (merengue francés)
- las claras soportan muy bien varias semanas de congelación.
- Las yemas difícilmente se pueden conservar, sólo 24 horas en el refrigerador,
teniendo cuidado de humedecerlas con un poco de agua para evitar que se
endurezcan y en un envase cerrado.
- Para congelarlas, tienen que estar ligeramente azucaradas (10% de azúcar) y luego
batidas enérgicamente, comenzar a convertirlas en mousse. En esta condiciones se
pueden conseguir de 3 a 4 semanas de conservación a -25ºC.



Los huevos son un ingrediente de mucha importancia en la elaboración de algunos tipos de
panes y en la mayor parte de los productos de pastelería.
El huevo se compone de tres partes: la cáscara, la clara y la yema o vitelo. La clara contiene
fundamentalmente albuminoides; la yema materias grasas y, a pesar de su poco volumen, es
seis veces más nutritiva que la clara, conteniendo además gran cantidad de fósforo. La
cáscara está recubierta por dos membranas que forman en los polos del huevo dos cámaras
de aire. El tamaño de ésta determinará la calidad y el tiempo del huevo, pues cuanto mayor
es su tamaño más tiempo ha transcurrido desde la puesta.
La clara por otro lado, representa el 55% del peso del huevo y es una sustancia viscosa,
transparente y soluble, que se coagula y blanquea a la temperatura de 65ºC. La yema
corresponde al 33% del peso total.
Un huevo medio tiene un peso de 60 gramos aproximadamente, y para tener una idea de sus
cualidades nutritivas, dos huevos proporcionan 140 calorías, lo cual equivale a unos 350
gramos de leche y 50 gramos de carne.
Es un alimento de fácil digestión y asimilación, aunque no conviene abusar de él por el
colesterol y porque algunos de sus residuos son inconvenientes para el hígado. Asimismo,
es muy importante conocer la frescura de los huevos, debido a que mientras más frescos
más nutrientes tienen.
El huevo es un alimento casi completo, rico en proteínas, lípidos e hidratos de carbono. La
mayor concentración de lípidos está en la yema, donde además hay vitaminas liposolubles.
En la clara también se encuentran vitaminas, principalmente la vitamina B2.
Desde el punto de vista microbiológico, es importante destacar que el huevo antes de ser
puesto es prácticamente estéril, si hubiere contaminación se debería a infecciones en los
ovarios de las gallinas por distintos microorganismos entre los que se encuentran la
Salmonella. La contaminación del huevo, se produce entonces principalmente una vez
puestos y esto es así porque la cáscara es porosa y a través de estos poros podrían pasar los
microorganismos al interior, podrían, porque existen en la cáscara distintos mecanismos de
defensa para evitarlo, desde distintas capas protectoras hasta sustancias antimicrobianas.
Así, se puede afirmar que el huevo es un alimento muy seguro, siempre y cuando se realice
una buena manipulación higiénica de los mismos.
El huevo es un elemento imprescindible en la pastelería, especialmente en las masas
fermentadas y batidas. En el caso de las masas fermentadas, la utilización de huevo otorga
el color amarillo característico que las torna más sedosas y suaves, con un sabor especial,
aumentando la conservación de los productos.
Para las masas batidas, bizcochuelos, el huevo es fundamental para obtener una buena miga
dar mayor emulsión y aumentar el volumen, obtener una textura mas esponjosa, además de
permitir que se conserven más blandas durante más tiempo.



MATERIAS GRASAS
La materia grasa es el ingrediente enriquecedor más importante de la masa,
pues lubrica, suaviza y hace más apetitoso el producto.
Las materias grasas pueden ser elaboradas a partir de aceites hidrogenados
animales o vegetales, o a partir de grasas animales como manteca de cerdo o grasa de
vacuno. En los comienzos de la industria panadera se utilizaron estos productos, sin
embargo presentaban diversos problemas, como la dificultad de contar con ellas en ciertos
períodos del año, alteraciones microbiológicas y químicas, problemas de manipulación y de
almacenamiento por su corta duración. Posteriormente con el avance tecnológico se
solucionan estos problemas al aparecer las grasas hidrogenadas, con las cuales se alcanza
una calidad constante y una mejor estabilidad en el tiempo, evitando una rápida rancidez
del producto.




Funciones
1.- función lubricante : es la más importante en el proceso de panificación. La grasa
se distribuye en la masa uniformemente impidiendo la fuga
de humedad del producto.
2.- función aireadora : importante en el ramo de la pastelería, donde se requiere
incorporar al batido gran cantidad de aire para incrementar
su volumen. Esta tarea la debe realizar la materia grasa, que
captura el aire en forma de pequeñas burbujas para acumular
el vapor durante el horneo, generando así el volumen.
3.- función estabilizadora : confiere resistencia a loa batidos para evitar “su caída”
durante el horneo. Se encuentra estrechamente ligada con la
función aireadora de la masa en la panificación. Sirve para
acondicionar el gluten, permitiéndole un adecuado
desarrollo.
4.- conservación del producto : las propiedades de los productos que nosotros percibimos
con los sentidos, se conservan con la adición de la materia
grasa. Propiedad organoléptica. El producto se conserva
fresco durante un tiempo más prolongado, debido a que
mantiene una mayor cantidad de humedad retardando el
proceso de envejecimiento.


Almacenamiento y cuidado de las materias grasas
Todas las materias grasas y aceites comestibles se deterioran con el tiempo. El
panificador debe estar seguro de usar primero las más antiguas. Las materias grasas deben
almacenarse a una temperatura de 21ºC, a fin de que tengan una buena consistencia cuando
se use.
El aroma y el sabor de las materias grasas expuestas a altas temperaturas y a la
luz especialmente la del sol, se deterioran rápidamente.
El lugar de almacenamiento debe conservarse limpio, bien ventilado y libre de
olores fuertes.
Porcentaje de uso:
Las cantidades a utilizar dependen del tipo de producto.
Varía así:
2% al 40% para panadería
50% al 100% para pastelería y bizcochería.


Como elegir las materias grasas:
Para elegir las materias grasas más adecuadas para la elaboración del pan, se debe elegir
entre aquellas especialmente formuladas para dicho uso. Aspectos a considerar son:
• plasticidad y facilidad de manipulación
• facilidad de integración a la masa
• adecuado punto de fusión para altas o bajas temperaturas
• que no presenten olor, sabor o colores extraños
• adecuadas condiciones microbiológicas
• envases y dosificaciones en tamaños adecuados al proceso productivo
• confiabilidad que ofrece el productor en el abastecimiento del producto
• que se especifique claramente la fecha de elaboración en el envase.

Punto de fusión : es la temperatura en que una grasa pasa del estado sólido al
líquido, cuanto más alto es el punto de fusión, mayor será la
adherencia al paladar que evidenciará el consumidor.

Rancidez : es cuando el producto se descompone, adquiriendo olor
desagradable, sabor picante, y colores variables en función de su
grado de rancidez e impurezas.

Humedad : es la cantidad de agua contenida en la materia grasa.



ADITIVOS
Los aditivos son sustancias que agregadas a los productos alimenticios aseguran
la conservación y calidad de los alimentos, además mejoran la apariencia y cualidades
organolépticas del producto, para hacerlo más atractivo al consumidor. Ejemplos de
aditivos: colorantes, saborizantes, conservadores, químicos para leudados: bicarbonato de
sodio, cremor tártaro.
El uso de aditivos o coadyuvantes se justifica por tres razones,
economía: se tiende a sustituir las grasas animales por vegetales;
conservación: se usan para prolongar la vida útil de los productos almacenados;
y, tercera razón es que con ellos se puede mejorar la calidad de los productos finales.



LOS HIDROCOLOIDES
Son polímeros que se dispersan o disuelven en el agua y su efecto es espesante o
gelificante, dependiendo del elemento que se use, actúan modificando la textura y con ello
se consigue estabilizar suspensiones, emulsiones o estructuras tipo espuma. Tienen una
elevada capacidad de agua, lo cual los hace muy útiles cuando se desea estabilizar ciclos de
congelación y descongelación. Permiten modificar la gelatinización del almidón y pueden
prolongar la vida útil de los productos. A nivel de panificación los hidrocoloides afectan
tanto a las propiedades de la masa durante el amasado, la fermentación y la cocción, como a
las del pan fresco, en cuanto a su calidad y proceso de envejecimiento.



MEJORADORES

Son un conjunto de ingredientes entre oxidantes, enzimas, emulsificantes y azúcares
principalmente.
¿Para que sirven?
• refuerzan el gluten, logrando más elasticidad, fuerza y resistencia en la masa.
Factores que impiden la fuga de gas y producen panes con mejor volumen.
• controla tiempos de fermentación
• blanquea la miga y da un color apetitoso a la corteza
• en las masas francesas otorga crocancia a la corteza, e incrementa la capacidad de
absorción de agua en la masa, para así aumentar el rendimiento.
Los mejoradores más usados en la industria panadera y pastelera son: panodan,
delox, trimalt, harina de malta, ácido ascórbico, s-500, azúcar.



LOS EMULSIONANTES
Se denominan emulsionantes a las sustancias que favorecen la formación y
estabilización de las emulsiones. Una emulsión está compuesta por dos elementos no
mezclables: uno de ellos es un producto con afinidad por las materias grasas (lipófilo) y el
otro con afinidad por el agua (hidrófilo), es decir, el objetivo principal de estos productos es
unir moléculas de agua y aceite en forma homogénea lo que se denomina balance
hidrolipofílico.

La margarina por ejemplo es una emulsión de agua en aceite, es decir, el agua
se encuentra dispersa en el interior del aceite, debido a la repulsión que ejerce una sobre la
otra, las dos tienen una tendencia natural a separarse. Las gotas de agua dispersas se
reagrupan para formar una capa acuosa diferenciada de la capa aceitosa. Los emulsionantes,
gracias a la estructura particular de sus moléculas, compuestas de una parte hidrófila y otra
lipófila, forman una película resistente en la superficie de las gotitas dispersadas y evitan
así su combinación.

De esta forma los emulsionantes sirven de unión entre las dos fases de la
emulsión.


De manera simplificada y para caracterizar el comportamiento de cada uno de
los emulsionantes, estos suelen separarse en dos grandes categorías: los acondicionadores
de masa y ablandadores de la miga.

Acondicionadores de Masa: la acción principal de estos emulsionantes es la de reforzar la masa, haciéndola más tolerante a todos los esfuerzos a que se le somete desde su paso por las máquinas que intervienen en el proceso de elaboración del pan, hasta su llegada final de horneado. Al mejorar el comportamiento de la masa, favorece una mejor retención del gas
con lo cual se obtienen productos de mayor volumen, con miga más fina y uniforme.

Ablandadores de Miga: en los panes de molde, la suavidad y flexibilidad de la miga se ven favorecidas por el uso de emulsionantes. El deterioro de estas cualidades se ha
relacionado con la retrogradación del almidón. Este fenómeno que se produce desde la
salida del horno, se debe a la recristalización de la amilosa, lo cual se impide con el uso de
emulsionantes.

Efectos de los Emulsionantes: los beneficios que reportan los emulsionantes es que mejoran las propiedades físicas de los productos cocidos. Para todos ellos se observa siempre un mayor volumen, lo que se explica por una adecuada captación de aire durante el amasado. También se observa un refuerzo de la malla de gluten que permite retener mejor los gases de la fermentación y se obtienen migas más flexibles, con alveolados más finos y
uniformes. Como consecuencia de una mayor tolerancia, se reducen los problemas
derivados de la fatiga de la masa en su transformación por las máquinas.

Otros aspecto importante es que mantiene la frescura del pan, la cual depende del
tipo de producto utilizado. Por ejemplo, para algunos el concepto de frescura significa
mantener la corteza crujiente y en otros se aprecia por la flexibilidad y elasticidad de la
corteza y de la miga. En todos los casos se aprecia el mantenimiento de la humedad,
característica fundamental de estos dos factores. La pérdida parcial de flexibilidad se asocia con el fenómeno de la retrogradación del almidón. Si este proceso se retarda se puede
mantener la miga por mayor tiempo.

Hay que considerar que no todos los emulsionantes son capaces de retener la
migración de humedad del producto, en especial la de los precocidos, donde su retención
es un parámetro clave de la calidad final de esas elaboraciones.


Emulsionantes más utilizados:
La Lecitina es el primer emulsionante que se utilizó en panadería y aún sigue siendo el más empleado. Es obtenido en la extracción y refinamiento del aceite de soya. Las lecitinas utilizadas en panadería se presentan comercialmente de dos formas: una fluida, de color oscuro y aspecto pastoso, y otra en polvo, de aspecto graso y
color amarillento.
Sus propiedades como emulsionante, humectante y antioxidante, mejoran la
tolerancia del amasado, lo que favorece la retención de aire y la dispersión de otros
emulsionantes evitando la oxidación excesiva de las masas.

Su uso está indicado en procesos no intensivos, como artesanos de fabricación
lenta y los de fermentación prolongada como el pan francés o el precocido. Además no
deteriora el aroma y el sabor del producto final y mantiene una coloración muy natural.
Los mono y diglicéridos de los ácidos grasos, se aplican en la elaboración de margarina, mezclas de grasas emulsionadas y batidos de pastelería.

Su fabricación se basa en el calentamiento de grasas animales o vegetales ricos en triglicéridos. De éstos, los monoglicéridos que se comercializan en pasta y polvo, se emplean en panaderías por su notorio efecto retardante del endurecimiento. Los diglicéridos de los ácidos grasos
conocidos por DATA, se obtienen a partir de grasas comestibles. La función de este
emulsionante es reforzar y acondicionar la masa produciendo mayor fuerza y capacidad de
retención de gas. También posee característica de suavizante de la miga.

Otro tipo de emulsionante son los Lactilatos que se dividen en dos grupos. El primero se denomina Estearoil Lactilato de Sodio y su efecto apunta ser un buen reforzador de la masa y suavizante de la miga. El segundo es Estearoil Lactilato de Calcio y su función es acondicionar la masa, aumentando la tolerancia de ésta en el amoldado, su fermentación y suaviza la miga.
0No comments yet