Pechito Frío



PECHITO DE CERDO FRIO



La receta está pensada para que salgan unos deliciosos medallones de cerdo al verdeo, pero la fórmula es válida para cualquier otra carne. ¿Supremas? ¿Lomitos? Queda usted en libertad para seguirme o hacer su propio camino.

Tiempo de preparación: 30 a 45 minutos
Tiempo de cocción: de 15 a 30 min.




Ingredientes


12 unidad/es de Medallones de carré de cerdo
Cantidad x de Sal y Pimienta a gusto
50 gramo/s de Manteca
8 unidad/es de Cebolla de verdeo (parte interna tierna) picadísimas
2 hoja/s de Laurel
1 cubito/s de caldo de verduras
1/2 taza/s de Vino blanco seco
1/2 taza/s de Agua
100 gramo/s de Crema de leche
1/2 cucharadita/s de Fécula de maíz
Cantidad x de Arroz blanco para enguarnecer



Preparación

1. Primero quíteles el exceso de grasa a los
medallones de cerdo y luego sazónelos a
gusto con sal y pimienta. Derrita la manteca
o margarina en una sartén y dore los
medallones de carne de ambos lados.


2. Agregue a la sartén la mitad de las cebollitas
de verdeo picadas y raspe con la cuchara
para aflojar el fondo de cocción. Agregue
el laurel, el caldito de verduras desmenuzado,
el vino blanco y la media de taza
de agua. Siga cocinando despacito hasta
que la carne esté tierna y del vino sólo
quede el bouquet. Retire la hoja de laurel


3. Incorpore el resto de la cebollita de verdeo
y la crema de leche. Mezcle bien y espere a
que la salsa retome el hervor. Termínela
espesándola con la fécula diluida en un
poquito de agua fría. Antes de servir, pruebe
y rectifique (o no) el sazonamiento.


4. Esta vez acompañamos el plato con arroz
blanco. Si recién se inicia en la cocina le
recuerdo un método fácil: hierva 5 tazas
de agua con una cucharadita de sal. Cuando
rompa el hervor agregue 2 tazas de
arroz en forma de lluvia y mezcle con tenedor.
¡Basta de revolver! Deje hervir despacito
hasta que esté casi al dente. Apague
el fuego, tape y espere 5 minutos. Cuele
enseguida y refresque bajo la canilla. Para
servirlo, esta vez moldéelo, simplemente,
con una cuchara sopera y consumirlo preferentemente frio... ¿Vio qué fácil?