Canales populares
  1. Gastronomía y recetas
  2. »
  3. Recetas

que nadie te asuste con el lechón

Que nadie te "ASUSTE" con el LECHÓN

Bueno... 3er Post

En este...vamos a desmitificar la "grandísima dificultad" de cocinar un Lechón a la Parrilla.

Si, porque viste... vos hablas con la gente que lo hace habitualmente y... parece que es como una "ciencia inalcanzable" para la gente común. Y...te digo...Lince... es "UNA BOLUDEZ TOTAL"...

Empecemos por la compra y selección del Lechón. Si comprás uno chico (de 7 a 9 kg) es un poco más que hacer un pollo, si tiene entre 10 y 16 kg, ahí tendremos un poco más de cuidado al cocinarlo.

Es importante, enfriarlo, en la heladera para poder trabajarlo mejor (esto en caso de que esté recién faenado). Bueno, le retiramos, con un buen cuchillo, los excesos de grasa, restos de víceras de la faena (en mi caso le saco la cabeza, porque no me gusta y las pezuñas) y le hacemos unos tajos en el cuero para que drene la grasa al cocinarlo. Luego de damos una buena lavada y dejamos que se escurra bien.

Mientras tanto, vamos a preparar un "Primer adobo". Porque algunos, preparan un suntuoso chimichurri, con un montón de hierbas aromáticas, ajo picado y demás, y resulta que cuando lo ponen en la parrilla, lo primero que les pasa es que al estar tanto tiempo en el fuego, se les quema todo el chimichurri...

Y... como me salió el lechoncito eh?... (pregunta el asador)
Aaahhh...Buenísssimoooo!!! (responde la gilada, que lo único que quiere es morfar y no hacer nada)

Esos chimichurris quemados... MÁS AMARGO salen...

Entonces, nosotros vamos a preparar el

PRIMER ADOBO:

En un recipiente, ponemos: sal, pimienta en grano (recién molida), jugo de un limón, un chorro de vinagre blanco (cantidad igual al limón),un chorro de aceite, dos dientes de ajo machacados y una pizca de ralldadura de nuez moscada.

Dejamos que esta preparación tome sabor, mientras esperamos que nuestro lechoncito suba de temperatura, un par de horas.

Bueno, seguimos, salando nuestro lechón, con sal parrillera y aplicamos nuestro "PRIMER ADOBO", refregando con las manos por todos los rinconcitos del mismo y descartamos los ajos.

Una vez que el Lechón llegó a temperatura hambiente y ya lo tenemos sazonado, vamos a la parrilla.



El fuego, en la parrrilla debe ser lento, dispersado con mayor cantidad en los cuartos traseros y delanteros y casi nada en el sector de las costillas.
Armate de paciencia Lince...
Arrimale brasitas de a poquito, manteniendo el calor bajito y controlando que no se queme, aproximadamente por 2hs.
Mientras tanto, sin dejar de vigilar el lechoncito, preparamos el

"SEGUNDO ADOBO"

En un recipiente, picamos un par de dientes de ajo, un puñado de perejil, pimienta en grano molida, ají molido, orégano, un poco de romero, sal, aceite y vinagre blanco y dejamos reposar.

Una vez que nuestro Lechón está bien doradito, procedemos a darlo vuelta.



Y le aplicamos nuestro "SEGUNDO ADOBO" ayudados de un pincel así llegamos a todos los rincones



fueguito "bien lento" y controlando continuamente que el cuerito no se queme



PACIENCIA LINCE!!!...

Aguantalo un par de horas más, cuidalo, mantene el calorcito lento y sacalo color bronce!!!



Vas a comer algo FANTÁSTICO!!!!

P/D: fijate como se cocinó en las partes más jodidas



QUE NADIE TE ASUSTE!!! ANIMATE Y HACELO!!!
0No hay comentarios