Canales populares

Receta. Lucite con unas chicken wings navideñas (propio)




Cualquier receta que haya estado rondando en la familia por algunos años, puede convertirse en un clásico de la mesa navideña. Este año, en casa, la entrada va a ser una de las recetas de la que estoy más orgulloso: unas increíbles chicken wings con salsa barbacoa, maridadas con birra artesanal (que cociné en otro post).

Entonces, vamos a poner manos a la obra. Para comenzar van a necesitar:

  • 2 kg, de alas de pollo
  • 500 gr de harina
  • 1 caldo de gallina
  • 4 huevos
  • 500 gr de pan rallado o rebozador
  • especias varias a gusto: sal, pimienta, pimentón, ají molido, ajo deshidratado y orégano.
  • aceite de girasol (para freir)
  • Salsas a elección (Recomiendo ampliamente Barbacoa con picante)



Paso 1 | Cortar y pelar las alas


Cuando vayan a su pollería amiga y pidan "alitas", muy probablemente les den algo como esto:





Bien, antes que nada, tenemos que cortarla en tres pedazos, donde nos va a quedar, por un lado lo que se llama "muslito", la parte más carnosa, por otra la parte del medio, llamada "flat", y la puntita. Esta última la vamos a desechar, o la podemos dejar para un guiso en otro momento. Una vez cortadas, se deberían ver así:




Una vez cortadas, recomiendo sacarles lo más que puedan de piel. Si bien es rica, no es muy buena que digamos para la salud, y las alas tienen mucha piel.



Paso 2 | Hervido


Sé que el tema "hervido" tiene muchos detractores, pero tiene algo que es muy cierto. Al tomarnos la molestia de hervirlas unos minutos nos aseguramos 2 cosas: 1) eliminamos mucha grasa del ala y 2) nos aseguramos de que queden bien cocidas y no van a ser tan pesadas, ergo, podemos comer más.


Por eso, lo que vamos a hacer es meter todas las alas en una olla, las tapamos con agua fría, agregamos un caldito de gallina (para que saborice un poco la carne) y la ponemos al fuego hasta que hierva.





Paso 3 | Rebozado


Una vez cocidas las alas, vamos a escurrirlas y dejar que se enfríen un poco. Acto seguido vamos a pasarlas primero por harina. Eso es para que el rebozador después se agarre mejor y salgan más sequitas y crocantes cuando las freímos.





TIP: Si hacés mucha cantidad, te conviene usar una bolsa tipo ziploc grande. Metés toda la harina ahí, le metés de a unas cuantas alas, y lo agitás un poco. Lo mismo podés hacer posteriormente con el rebozado.

Luego de pasar las alitas por harina, te van a quedar como se ven en la foto anterior. Ahora llega la parte más engorrosa. Rompé los 4 huevos y metelos en un bowl (mientras más grande, mejor, porque vas a tener que embadurnar todas las alitas) y batilos hasta que te queden como en la foto siguiente:




A su vez, ya tenés que preparar el rebozador. En otro bowl o, preferentemente en una bolsa ziploc grande, metemos los 500gr de pan rallado + sal, pimienta, pimentón, ají molido, ajo triturado y otras especias a gusto. Va a quedar algo así:




Entonces, una vez que tenemos el huevo y el rebozador, la idea es formar una cadena de producción fordista (le podés pedir ayuda a tu lincesa/lince), y vamos a pasar las alas enharinadas primero por el huevo y luego por el rebozador. Cuando termines, se deberían ver así:




Ya se ven increíbles, pero todavía están crudas. Lo que nos lleva al siguiente paso.

Paso 4 | Freído


Mientras estás en el paso anterior, ya podés ir poniendo aceite a calentar. Tiene que ser suficiente para que tape las alas enteras cuando esté friendo. Una vez que el aceite está bien caliente, vamos tirando las alas y las dejamos unos minutos hasta que veamos que están doraditas y crocantes.





(Si te concentrás lo suficiente se puede escuchar el chirrido)

Paso 5 | Servir y disfrutar de la magia


Una vez freídas, le damos una presentación bien fancy, acorde con la ocasión, y llamamos a toda la familia a deleitarse con estas increíbles alas de pollo. Estas alitas van a salir tan buenas, que van a traer paz y amor a la mesa navideña. Vamos a estar todos tan concentrados en comer, que se terminan las típicas disputas familiares en la mesa.






TIP: servilas con salsa barbacoa con un poco de picante y son realmente excelentes.


Bueno, esta es mi receta para estas navidades. Este 24 la voy a hacer nuevamente en la casa de mi familia y después les cuento cómo estuvieron. Espero que pasen una feliz navidad y que coman un montón.


Cualquier duda, no dejen de consultarme.
Saludos!!
0No hay comentarios