Restaurante con aires de Nueva York

Nueva York, Buenos Aires y también Montevideo. La lista de ciudades donde la cadena de restaurantes Novecento está presente podría completarse con otras metrópolis (son 16 locales) de cuatro países y —en cada caso— el común denominador sería el buen servicio y las mejores materias primas para la elaboración de sus platos.



El local, inaugurado en setiembre pasado, es parte del complejo Kibón y tienta desde el vamos con su provilegiada ubicación. Pocos lugares capitalinos compiten con una vista tan magnífica de la bahía montevideana y menos aún tienen una propuesta gastronómica tan amplia.

Novecento bien puede ser la excusa para hacer una breve pausa solo por un café, pero también es el sitio ideal para un encuentro de negocios al mediodía. A su vez es una buena opción para una cena romántica o un buen plan para un almuerzo de domingo en familia. Debe ser por ello que hoy es furor en Montevideo y siempre es muy concurrido.

Al decir de Pablo Milburn, director general de Kibón, la propuesta tiene el espíritu Novecento a full y bien vale ir de traje y corbata o un look casual. Su carta está pensada para un público variado, pero a la hora de almuerzos y cena hay variedad de platos de pescado para elegir (el pulpo a la plancha es recomendable). El menú elaborado por el chef Gustavo Quieto, que trae en su haber años de trabajo en Europa, también deleita con carnes y pastas (vale la pena probar capeletis de calabaza con salsa al curry).

La barra de tragos (merece una oportunidad el de zanahoria y remolacha) tiene mucha presencia en el salón y su carta de preparaciones es acorde a su importancia. Justo ese es el sitio preferido de los visitantes extranjeros que han visitado el restaurante y bar.

Novecento está abierto de lunes a jueves de 12 a 0 horas, viernes de 12 a 1 y domingos de 12 a 16. Se recomienda hacer reservas y llegar a la hora convenida.