Canales populares

Sandía, y otros alimentos que puedes cocinar a la plancha









Casi todo se puede hacer a la plancha. Al ser cocinados de esta forma, hace que los alimentos conserven mejor su sabor y la mayoría de sus propiedades. Hoy te damos algunas ideas para que saques el máximo provecho de tu plancha con estos inesperados alimentos.



Cocinar a la plancha siempre se ha caracterizado por ser una técnica muy saludable. Además, es una excelente aliada de la dieta mediterránea, ya que es un utensilio que apenas necesita aceite para preparar las mejores recetas. En ella se pueden cocinar infinidad de platos saludables a base de verduras, pescados y carnes. Sin embargo, existen otros alimentos que seguro no sabías que puedes hacer a la plancha. 



Alimentos que se pueden cocinar a la plancha



Sandía. Lo bueno, si es sano, es dos veces bueno. O algo así decía el refrán, pero a esta receta le viene que ni pintado. El calor de la plancha y el toque de sal hacen, en conjunto, que esta dulce fruta sea inesperadamente salada y carnosa. 







Zanahorias. Cocinar zanahorias a la plancha hace que pierda su dulzura y sea más tierna. Una guarnición perfecta para acompañar cualquier tipo de carnes.







Almejas. Sabor a mar. No hay mejor forma de describir qué siente el paladar al degustar una de las tapas más exquisitas cocinadas a la plancha. Como resultado, unas almejas jugosas, tiernas, sabrosas y deliciosas.







Lechuga. Las verduras absorben, en líneas generales, sorprendentemente bien el calor de la plancha. Cocinar las hojas de esta forma hace que su sabor sea perfecto para una buena ensalada. 







Queso. ¿Eres un amante del queso? Estás de enhorabuena. Cocinarlo a la plancha aumenta la riqueza de sus propiedades y crea una textura inigualable.







Batatas. ¿Alguna vez has intentado asar batatas? Los resultados son sorprendentes; una combinación entre patata cremosa y acaramelada, pero no demasiado dulce. 







Coliflor. La coliflor se puede cocinar de muchas formas diferentes, y a la plancha es una de ellas. Córtala en el tamaño que desees, vierte un poco de aceite y colócala a la plancha, obtendrás un sabor diferente e inigualable.







Aguacate. A pesar de que el aguacate es una fruta, la mayoría de las preparaciones con él se corresponden a recetas saladas. Su sabor y textura a la plancha hacen de sí una guarnición perfecta.







Pizza. Se obtiene una base crujiente. Agrega un poco de aceite antes de meterla en la plancha y vierte los condimentos mientras se va calentando.







Piña. Cuando se cocina piña a la plancha, se quita parte de esa acidez y se obtiene un sabor más dulce.







+2
5
0
5Comentarios