Check the new version here

Popular channels

Tarta sin horno con chocolate blanco y yogurt

Después del éxito de la tarta de donuts, traigo otra tarta sin horno riquísima, pero con chocolate blanco y yogur.Te puede servir para cualquier tipo de celebración, cumpleaños o, incluso, para San Valentín, seguro que vas a enamorar a tu pareja con esta tarta.
¡El chocolate blanco nunca falla!

Las tartas sin horno son muy agradecidas, pones unos cuantos ingredientes "suculentos" con cuajada o gelatina y te salen unas tartas riquísimas sin esfuerzo.

La tarta de chocolate blanco y yogur de hoy no lleva queso, pero podrías echárselo sin problema. Puedes intercambiar ingredientes como más te guste, siempre teniendo en cuenta el volumen de líquido total para añadirle el coagulante, en este caso, la cuajada.

El sabor es estupendo, te lo puedes imaginar, una mezcla entre el chocolate blanco y el toque ácido del yogur. En realidad, esta tarta es una versión de la tarta de queso con chocolate blanco que hice hace un par de años para San Valentín. Te recomiendo que hagas las dos y compares.

¡Anímate con esta receta tan fácil!



Ingredientes (para molde de 18 cm de diámetro):

Base:
25 galletas María
50 g de mantequilla derretida
1/4 cucharadita de canela en polvo
Relleno de chocolate blanco y yogur:
300 g de chocolate blanco
2 yogures griegos naturales sin azúcar (250 g)
400 ml de nata líquida (la de cocinar, 18% de materia grasa)
1/2 vaso de leche fría
60 g de azúcar
1 sobre y medio de cuajada en polvo
Cobertura:
Mermelada de fresa (yo usé la versión cremosa de La Vieja Fábrica)
Virutas de chocolate para decorar (opcional)

Preparación de la tarta sin horno con chocolate blanco y yogur

1. Base: trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida y la canela hasta formar una pasta. Cubrimos con ella la base de un molde de 18 cm de diámetro y aplastamos bien. Reservamos en la nevera.

2. Relleno de chocolate blanco y yogur: disolvemos los polvos de cuajada en la leche fría y ponemos a calentar la nata con el chocolate blanco y el azúcar. Cuando la mezcla empiece a hervir, añadimos la leche con la cuajada y removemos hasta que de nuevo empiece a hervir. Apartamos del fuego y añadimos los dos yogures griegos. Mezclamos bien y echamos el relleno sobre la base de galletas.

Importante: hay que echar los yogures una vez fuera del fuego para que la mezcla no se "corte"

3. Dejamos cuajar la tarta: metemos la tarta en la nevera unas cuantas horas, aunque mejor si lo hacemos de un día para otro.

4. Añadimos la cobertura de mermelada: calentamos un poco la mermelada para que sea más fácil extenderla y la distribuimos bien por la superficie de la tarta. Decoramos con unas virutas de chocolate blanco por encima y ¡listo!

Nota: si te gusta la mermelada sin pepitas, lo único que tienes que hacer tras calentarla es pasarla por un colador.

Espero que la disfruten!!!
0
0
0
4
0No comments yet