Canales populares

Bourne, Jason Bourne

“El misterio rodea la suerte de David Webb, también conocido como Jason Bourne. Ha sido reportado que le dispararon y que cayó desde un techo al río Manhattan. Sin embargo, luego de una búsqueda de tres días... el cuerpo de Webb aún no ha sido encontrado” Secuencia final de “The Bourne Supremacy” (2007)

Con el final de “The Bourne Ultimatum” en el 2007, se cerraba lo que parecía ser una de las mejores trilogías de películas de espías de los últimos años. El carisma de Damon y la mano de Paul Greengrass detrás de cámara eran una combinación infalible, tras el puntapié inicial de Doug Liman en el 2002 con “The Bourne Identity”.

Muchos años después, en 2012, queriendo iniciar un “legado” se estrenó “The Bourne Legacy”, es vez con Jeremy Renner, cual sustituto de Bourne, en el mismo mundo oscuro, repleto de secretos y organismos gubernamentales abogando por intereses personales.

Si bien Matt Damon y Paul Greengrass habían dicho que no volverían a hacer otra película de Bourne, aquí nos encontramos, 9 años después de aquella cinta que cerraba aquella trilogía.

Este historia transcurre en la actualidad, en la era post Snowden, donde las cuestiones de privacidad y manejo de la información siguen en discusión. La historia comienza cuando Nicky Parsons, antigua agente de la agencia, entra en los servidores de la CIA y roba información relativa a varias operaciones secretas, entre las que se encuentra las ya conocidas “Blackbriar” y “Treadstone”. Preocupados por la posible revelación de estos programas super secretos, se ponen en campaña en averiguar la identidad del hacker. Cuando la CIA averigua que es Nicky, piensan que Bourne tiene alguna relación con esto.

La película en sí no decepciona. Tiene grandes escenas de acción, las peleas a puño limpio con la cámara en mano metida en medio de la acción (que instaló esta saga de películas), son impecables. No solo muestran una lucha de forma visceral, sino que logra mostrar lo que está pasando; se puede saber hacia dónde va y que hace cada personaje sin marear al espectador – algo que Michael Bay debería aprender.

Las persecuciones siempre te dejan extasiado. Si bien no es como la persecución que vimos en “The Bourne Supremacy” (2004), está muy bien realizada, y Las Vegas genera un ambiente increíble para esto.

La construcción de las escenas es impecable. La tensión está muy bien manejada. Sin entrar en spoilers, la muerte de uno de los personajes está tan bien construida, que la escena entera te deja sin aliento.

Las actuaciones de Tommy Lee Jones y Alicia Vikander son realmente elogiables. Aunque el veterano actor tiene menos participaciones, sus intervenciones le da un empuje necesario a la historia. Vincent Cassel, realmente es excelente. Realiza su papel de villano de manera memorable. Hasta se llega a odiarlo un poco. Todo el reparto se desempeña de manera correcta. Se nota la mano del director en cada decisión tomada.

A pesar de todo lo bueno que tiene esta cinta, lo único que le juega en contra es la historia. Seguir ahondando en el pasado de David Webb es como intentar sacarle sangre a las rocas. Con las tres entregas anteriores descubrimos quien era y como llegó a ser lo que es. Esta vez incluyeron un relación familiar para justificar esta profundización del personaje, completamente innecesario.

Estimo muchísimo esta saga. Pienso que le dio un vuelco enorme al cine de acción, de lo que se venía viendo a fines de los 90. Incluso “Casino Royale” (2006), película con el emblemático espía James Bond, toma algunos elementos de esta saga. Si no fuera por ella, muchas otras películas no hubiesen existido; hay un antes y un después con la saga Bourne.

Si bien esta entrega no estuvo al nivel de las anteriores, todavía hay tela para cortar. Si encaminan bien la historia, hay Jason Bourne para rato.

Y si, ya todos sabemos su nombre… su nombre es Bourne, Jason Bourne.

Por Germán Rodas.
0No hay comentarios