Canales populares

Científicos eminentes que creen (creyeron) en lo paranormal






Hay una larga historia sobre la investigación científica de los fenómenos paranormales. La mayoría de los científicos no admiten abiertamente una creencia en lo paranormal o sobrenatural por temor al ridículo profesional. Pero eso no es siempre el caso.


El psicólogo y filósofo William James fue uno de los primeros investigadores psíquicos que trabajaron en una variedad de casos paranormales y de hipnosis. Muy respetado en su campo y todavía estudiado hoy, James permaneció profundamente escéptico con respecto a los poderes psíquicos y realidades paranormales.

Al igual que Thomas Edison y Freeman Dyson, no se puede decir que James haya sido un creyente en lo paranormal, pero los tres dedicaron una considerable energía y recursos para estudiarlo y hubo otros que continuaron sus trabajos llegando a conclusiones muy variadas y controvertidas.







1. La sincronicidad de Carl Jung y el escarabajo.



El famoso psiquiatra y psicoterapeuta Carl Jung es conocido principalmente por su trabajo en el estudio del papel de los arquetipos en la conciencia humana, pero también pasó 20 años investigando la sincronicidad, o la creencia de que los acontecimientos no causalmente relacionados pueden estar significativamente relacionados.


Tu visión se hará clara sólo cuando mires dentro de tu corazón.
Quién mira hacia afuera, sueña. Quién mira hacia adentro, despierta.


Si bien no se define tradicionalmente como paranormal, muchas personas consideran que este es el fundamento de las modernas teorías que postulan la conciencia como una fuerza creativa en el universo.

Jung se vió fuertemente afectado por una experiencia con una paciente, durante la cual ella le mencionó al azar un sueño en el que se le dio un escarabajo de oro. En ese momento Jung escuchó un ruido en la puerta de su despacho y cuando la abrió, un escarabajo dorado entró volando a su oficina, lo capturó con la mano y se lo presentó a la paciente quién confirmó que era igual.



Fuente




2. Wolfgang Pauli y el fenómeno "macro-psicoquinético"



Wolfgang Pauli fue un físico teórico y uno de los pioneros en la mecánica cuántica. También fue un adherente al concepto de sincronicidad de Jung. Pero lo más relevante para nuestra discusión aquí es el hecho de que Pauli se convirtió en el epónimo de algo que se llama el "efecto Pauli", que supone que los seres humanos pueden producir perturbaciones electrónicas a través de una especie de fenómeno "macro-psicoquinetico".

El nombre de este "efecto" se atribuye a Pauli debido al excesivo número de veces que su presencia en el laboratorio parecía haber roto el equipo experimental.


Se dice que su amigo, el físico experimental Otto Stern, tenía prohibida la entrada de Pauli a su laboratorio por temor a que su equipo se vería perjudicado. El mismo Pauli explicó sus creencias un tanto esotéricas cuando profesó creer en "la existencia de contenidos psíquicos relativamente constantes que sobreviven al ego personal ...".


Todo lo que podemos observar es su efecto sobre otras personas que viven, cuyo nivel espiritual y cuyo inconsciente personal influyen crucialmente en la forma en que estos contenidos realmente se manifiestan ".


Pauli creía en la psicoquinesis antes de que hubiera un acuerdo sobre un nombre para ella.


Fuente





La antropóloga Margaret Mead creía en los poderes psíquicos


Margaret Mead era una antropóloga cultural estadounidense que pasó gran parte de su carrera escribiendo sobre las costumbres sexuales de la sociedad. Una de sus más famosas frases dice: " Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos reflexivos y comprometidos puede cambiar el mundo, de hecho, es lo único que lo ha logrado".

Polémica en muchos sentidos, Mead fue también una cristiana anglicana que creía firmemente en los poderes psíquicos, incluso se refirió a las personas que poseían esas facultades como "gente sensible".



Una de las más antiguas necesidades humanas es tener a alguien que pregunte donde estás cuando no llegas a casa una noche.


Fuente





4. El Premio Nobel de física Brian Josephson y la parapsicología


Brian Josephson es un físico ganador del Premio Nobel en 1973 por sus descubrimientos acerca de la conducción eléctrica entre dos superconductores separados (Efecto Josephson), que ha estudiado las interconexiones entre el cerebro y el mundo paranormal durante más de 40 años. Su más controvertida investigación se adentró en un campo conocido como la parapsicología. Afirma que el entrelazamiento cuántico deja abierta la posibilidad de que la conciencia afecte el universo físico a través de la telepatía, la telequinesis y la meditación trascendental. Gran parte de sus compañeros rechazan la mayor parte sus teorías, especialmente sus ideas sobre la memoria del agua y la fusión en frío.


Fuente





5. Dr. Fred Alan Wolf: Intersecciones de la materia y la conciencia


El Dr. Fred Alan Wolf, cuyo trabajo fue influenciado inicialmente por las teorías de los científicos experimentales previos David Bohm y Karl Pribram, también cree en las conexiones paranormales entre la materia y la conciencia. Ha escrito numerosos libros y dado conferencias TED y otras presentaciones.

Posiblemente su más controvertido discurso es el siguiente:


Hay suficiente en la naturaleza de la forma en que el universo físico está construido para indicar la presencia de algo que se llama alma, el alma, no es física, por lo que no se limita por los movimientos en el mundo material, puede viajar más rápido que la velocidad de la luz ... Así que en el momento de la muerte, o durante una experiencia cercana a la muerte, puede muy bien ser que la persona atraviese la transicion de el mundo material - que funciona a velocidades inferiores a la velocidad de la luz -. a un mundo que funciona más rápido que la velocidad de la luz "




Fuente





6. Dr. Amit Goswami ¿Y tú qué sabes?



Mejor conocido como uno de los científicos destacados en la película ¿Y tú qué sabes? , el profesor Goswami es un físico cuántico teórico que cree que la conciencia es la base de toda la existencia y que el universo es consciente de sí mismo. Goswami se considera a sí mismo un "activista cuántico" y ha escrito 8 libros sobre el tema. Su trabajo más famoso fue resolver el problema de la medida cuántica en el famoso efecto de observador en la física cuántica.



"La conciencia es el fundamento de todo ser. En este punto de vista, la conciencia impone una "causalidad descendente". En otras palabras, nuestro libre albedrío es real. Cuando actuamos en el mundo, realmente estamos actuando con poder causal. Este punto de vista no niega que la materia también tiene la potencia causal - es decir, no niega que hay un poder causal a partir de partículas elementales hacia arriba, así que existe la causalidad ascendente - pero además insiste en que también hay causalidad descendente. Se manifiesta en nuestra creatividad y los actos de libre albedrío, o cuando tomamos decisiones morales. En aquellas ocasiones en realidad estamos presenciando causalidad descendente por la conciencia "


Fuente





7. Dr. Stuart Hameroff y el alma cuántica


El Dr. Stuart Hameroff cree en la teoría Orch-O (reducción objetiva orquestada), que sostiene que nuestra conciencia se compone de información cuántica contenida en los microtúbulos. Cuando morimos, según esta teoría, nuestra "alma cuántica" se redistribuye de nuevo al universo en general. Hameroff cree que su teoría puede ayudar a explicar los incidentes muy frecuentes de la experiencia cercana a la muerte, cuando la gente parece salir de sus cuerpos después de que el corazón ha dejado de latir y luego regresar con la cabeza llena de imágenes de otro mundo.



Fuente





8. La Prueba del Cielo del Dr Eben Alexander


Una de las más recientes y notables experiencias cercanas a la muerte, le pasó a un ateo de toda la vida, el Dr. Eben Alexander.

El Dr. Eben Alexander es con mucho la figura más controvertida en esta lista y, probablemente, no se considera eminente en muchos círculos. La razón por la que lo incluyo es porque él es un neurocirujano, que agrega un sabor único a la discusión. Alexander afirma haber visitado el cielo en una experiencia cercana a la muerte.

Su experiencia cercana a la muerte la sufrió en el 2008 durante un coma inducido por meningitis, y la documenta en su libro La prueba del Cielo: El Viaje de un neurocirujano en el Más Allá, que concluye que la vida no termina después de la muerte, que sigue la resurrección de la mente en un estado diferente

Alexander se defendió contra sus críticos escribiendo lo siguiente:


Los críticos han sostenido que mi experiencia cercana a la muerte, al igual que otras experiencias similares a la mía en el pasado, fue una ilusión creada por mi cerebro dañado y recuperándose, con ampollas por el ataque que sufrí durante una semana. También experimenté ese período de transición, cuando mi mente empezó a recuperar la conciencia: Recuerdo una pesadilla paranoica, muy vívida en el que mi esposa y los médicos estaban tratando de matarme, y yo sólo me salvé de una muerte segura por un par ninjas después de ser empujado desde un hospital oncológico de 60 pisos en el sur de la Florida. Pero ese período de desorientación y el engaño no tenían absolutamente nada que ver con lo que me pasó antes de que mi corteza comenzó a recuperarse, es decir, cuando mi cerebro estaba apagado y era incapaz de soportar la conciencia en absoluto. Durante ese período, experimenté algo muy similar a lo que un sinnúmero de otras personas que han sufrido experiencias cercanas a la muerte han sido testigos: la transición hacia un reino más allá de lo físico, y una vasta ampliación de mi conciencia. La única diferencia real entre mi experiencia y la de otros es que mi cerebro estaba, en esencia, más muerto que el de ellos.




Fuente





0No hay comentarios