Canales populares

Magic 2015: Duels of the Planeswalkers – Review

Wizards of the Coast nos trae una nueva entrega de su aclamado juego de cartas que desde hace ya unos años viene ganando terreno en forma online, haciendole frente a títulos como Duels of Champions de Ubisoft -aunque Hearthstone de Blizzard viene pisando muy fuerte.

Magic 2015: Duels of the Planeswalkers se divide en dos partes. Por un lado el modo single player, que en esta oportunidad cuenta con un tutorial y una campaña. Si son del tipo de jugadores que disfrutaban de los modos “extra” presentes en anteriores entregas de Magic, siento comunicarles que no han sido incluidos en la versión 2015 de Magic.

Podíamos pasar horas y horas en extras tales como los rompecabezas, intentando salir de las situaciones más complicadas -y muchas veces, prácticamente imposibles- dicho puzzles agregaban un plus para aquellos jugadores experimentados que disfrutaban de dichos desafíos.

El modo multiplayer por otra parte, es en donde podremos jugar online 1v1 o todos contra todos (hasta 4 jugadores simultáneos). El tutorial nada suma a los veteranos, aunque es obligatorio jugarlo, ya que al final del mismo nos dan elegir el mazo inicial con el cual comenzar nuestra campaña. A los que prueban un juego estilo Magic por primera vez, se les introduce (muy brevemente) los conceptos claves del juego: Las tierras, que nos darán poder para poder invocar criaturas, hechizos o artefactos con los cuales atacar y equipo o encantos para hacer nuestras criaturas más fuertes.











Poco hincapié se hace en las distintas fases de cada turno y tampoco se logra apreciar la versatilidad que nos da el “Stop Timer” para poder contra atacar con hechizos y defender con múltiples criaturas.

En cuanto a la campaña, vamos a recorrer cinco zonas en busca del “Destructor de Mundos”. Cada una está compuesta por cinco combates con enemigos y mazos prefabricados y con estrategias bien definidas, y a lo largo de los 25 combates tendremos todo tipo de oponentes. Algunos intentaran derrotarnos lentamente, curándose y agotando nuestro maso. Otro probarán de “rushear” invocando múltiples criaturas en pocos turnos. Otro tantos procurarán tomar ventaja de las criaturas voladoras -las cuales solo pueden ser bloqueadas por otras criaturas voladores o que tengan el atributo “Reach”. También están aquellos enemigos que proyectaran una defensa implacable.

Al final de cada combate, ganaremos por única vez un “Booster pack”, los cuales nos dan un puñado de cartas aleatorias con el fin de tener variedad y amoldar nuestro mazo a distintos modos de juego. Cada zona, además, cuenta con un modo llamado “exploración” que nos impone un combate con un oponente de forma aleatoria. Esta es la única forma que tendremos de “farmear” booster packs con el fin de agrandar nuestra colección de cartas y mejorar nuestro mazo.

El principal problema del modo “exploración” es que es completamente aleatorio y desbalanceado, por lo cual tendremos que rogar por una muy buena mano y que nuestro oponente tenga un muy mal mazo, ya que tendremos desde partidos increíblemente fáciles hasta partidos sumamente imposibles, ya que nuestro mazo inicial tampoco es de lo mejor.Poco hincapié se hace en las distintas fases de cada turno y tampoco se logra apreciar la versatilidad que nos da el “Stop Timer” para poder contra atacar con hechizos y defender con múltiples criaturas.

En cuanto a la campaña, vamos a recorrer cinco zonas en busca del “Destructor de Mundos”. Cada una está compuesta por cinco combates con enemigos y mazos prefabricados y con estrategias bien definidas, y a lo largo de los 25 combates tendremos todo tipo de oponentes. Algunos intentaran derrotarnos lentamente, curándose y agotando nuestro maso. Otro probarán de “rushear” invocando múltiples criaturas en pocos turnos. Otro tantos procurarán tomar ventaja de las criaturas voladoras -las cuales solo pueden ser bloqueadas por otras criaturas voladores o que tengan el atributo “Reach”. También están aquellos enemigos que proyectaran una defensa implacable.

Al final de cada combate, ganaremos por única vez un “Booster pack”, los cuales nos dan un puñado de cartas aleatorias con el fin de tener variedad y amoldar nuestro mazo a distintos modos de juego. Cada zona, además, cuenta con un modo llamado “exploración” que nos impone un combate con un oponente de forma aleatoria. Esta es la única forma que tendremos de “farmear” booster packs con el fin de agrandar nuestra colección de cartas y mejorar nuestro mazo.

El principal problema del modo “exploración” es que es completamente aleatorio y desbalanceado, por lo cual tendremos que rogar por una muy buena mano y que nuestro oponente tenga un muy mal mazo, ya que tendremos desde partidos increíblemente fáciles hasta partidos sumamente imposibles, ya que nuestro mazo inicial tampoco es de lo mejor.


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=npgSh-WqQzA

La única alternativa a esto es gastar grandes cantidades de dinero en el shop o ganando partidas online, las cuales al momento de redactar el review presentan diferentes bugs bloqueantes, y es posible no obtener un booster pack al lograr una victoria.

El modo online cuenta con modos 1v1 o todos vs todos, donde pelearemos hasta con otros 3 invocadores al mismo tiempo y la modalidad será la misma que en el modo single player.

Como en entregas anteriores, si juntamos suficientes cartas podremos armar distintos mazos que se amolden a nuestro estilo de juego, y podremos combinar dos de los cinco colores que marcan las estrategias de las cartas:

Cartas verdes: Criaturas grandes con gran poder de ataque
Cartas blancas: Criaturas angelicales con gran poder curativo y defensivo
Cartas rojas: Criaturas con poco poder pero numerosas para atacar sin parar
Cartas negras: Criaturas con “leech” para curarnos según el daño provocado y además, hechizos para “revivir” a nuestras criaturas
Cartas azules: Hechizos con manipulación para poner volcar el tablero a nuestro favor.

El constructor de mazos posee filtros por colores y presenta estadísticas y consejos acerca de nuestro mazo según las cartas que decidamos usar. Podremos crear tantos mazos como queramos, aunque claro está el límite es la poca cantidad de cartas con las cuales contamos inicialmente y “farmear” cartas es un proceso lento y repetitivo.

Las reglas también siguen siendo las mismas, por lo cual tendremos una primera fase para invocar tierras, que nos darán mana para invocar a las criaturas. Tendremos una segunda fase para invocar criaturas, otra para atacar y finalmente otra fase para utilizar el resto de nuestro mana antes de pasar de turno.












En cuanto a los atributos de las criaturas, tampoco veremos nada nuevo. Las criaturas pueden tener “Life Sink” para curarnos según el daño provocado, “Reach” para poder bloquear criaturas voladoras con criaturas melee, “Trample” para poder provocar el total del daño cuando nos bloquean criaturas con poco poder defensivo y muchos más.

Visualmente, como siempre, el arte involucrado a todo lo referido a Magic es fascinante y realmente vale la pena detenerse a apreciar el diseño de cada una de las cartas, aunque los efectos y animaciones llegan a ser agobiantes y no podremos detenerlas ni saltearlas. El sonido y la música acompañan nuestras batallas aunque no resaltan para nada y solo veremos 2 o 3 cinemáticas a lo largo del juego que poco suman a la historia.

En resumen, Magic 2015 poco hace para retener a su fiel base de jugadores, entregando una nueva interación que poco aporta a la saga, salvo problemas en el gameplay y quitando modos realmente entretenidos como lo fueron los “rompecabezas” en ediciones anteriores. De alguna manera u otra, Wizards of the Coast tendrá que esforzarse para corregir su modelo pay-2-win si pretende retomar la corona de los trading card games, porque en su estado actual, va a ser una mera sombra de Hearthstone y Duels of Champions durante mucho tiempo.

Autor: Facundo Precentado

Edición: Pey





0
0
0
0No hay comentarios