Check the new version here

Popular channels

Mi análisis de Donkey Kong Country Returns


_________________________________________________________________________________

Un plataformero salvaje


Si uno se fija en los plataformeros de Nintendo, en segunda o tercera fila, detrás de Mario lógicamente, probablemente se encuentre con el famoso simio Donkey Kong. Continuando el legado de los míticos Donkey Kong Country de Super Nintendo, arribó en el año 2010 al catálogo de Wii Donkey Kong Country Returns. Y lo hizo de la mano de nada menos que Retro Studios, autores de mi videojuego favorito de todos los tiempos, Metroid Prime. Lo que los chicos de Retro nos ofrecen con DKCR es un plataformero de excelencia, hecho con maestría, y que obligadamente nos hace plantearnos si incluso no supera a sus míticos antecesores.


En esta ocasión, la misteriosa tribu Tiki Tak se apoderó de la preciada reserva de plátanos de la isla. A Donkey Kong esto no le hizo ninguna gracia, por lo que decidió aventurarse, junto con su compañero Diddy Kong, en una misión para recuperar lo que le pertenece. De esta manera, tendremos que avanzar por las 8 regiones de la isla, que son la jungla, la playa, las ruinas, las cavernas, los bosques, los acantilados, la fábrica y el volcán, hasta llegar al enfrentamiento final con Tiki Tong, el temible líder de los Tiki Tak. En este sentido, DKCR es un platafomero clásico: 8 mundos de entre 6 y 8 niveles cada uno, y un jefe al final. Además de esto, en cada mundo encontraremos una tienda de Cranky Kong, el abuelo de DK, quien nos venderá objetos de ayuda a cambio de monedas especiales que se consiguen en los niveles.



Con su canto hipnotizante, nuestros enemigos obligaron a todos los animales de la isla a robar los plátanos de DK...


Lo que posiciona a DKCR por sobre la mayoría de los plataformeros es su increíble diseño de niveles. Estos son muy originales, están repletos de acción frenética, y son por supuesto muy entretenidos. Además de esto, siempre llevan un ritmo muy, muy fluido. En comparación con los plataformeros como Mario, Donkey Kong siempre lleva un ritmo más acelerado y dinámico. Y una dificultad considerablemente más alta. Basta con observar niveles como este... y ya van a entender lo que digo. Claro, el tipo del video lo hace parecer sencillo, pero 'timear' bien esos saltos puede llevarnos mucho tiempo, y ni hablar de conseguir todos los coleccionables... Por otra parte, cada nivel es una caja de sorpresas. En DKCR, nunca podemos predecir con qué vamos a encontrarnos en el siguiente nivel. Qué digo, ni siquiera vamos a poder predecir con qué nos encontraremos después del siguiente checkpoint, dentro de un mismo nivel. La variedad es tremenda, nunca vamos a jugar dos niveles parecidos. Cada nivel se centra en algo especial, como por ejemplo, en sogas con las que podemos columpiarnos, martillos y pistones gigantes que se accionan de forma rítmica, o olas que arremeten desde el fondo del nivel contra nosotros. Cada nivel se basa en un aspecto, y lo desarrolla de todas las formas que a uno se le pueden ocurrir, aumentando la dificultad a medida que avanzamos. La curva de dificultad dentro de cada nivel es impecable.



Los escenarios son variados y están llenos de color


Hablando de dificultad, este es un aspecto por el que los DKC originales eran muy reconocidos, es decir, por su dificultad alta. Lo que puedo decir desde mi experiencia, es que DKCR es un juego desafiante. Dentro de lo que son los niveles comunes, la dificultad es normal, tirando a alta en algunos casos particulares (niveles de carretilla... y los nuevos niveles de cohete. Igualmente me encantaron). Luego tenemos a los niveles especiales que sin duda alguna están a la altura de los clásicos de Super Nintendo. De todas maneras, para el que no tolere la frustración de no poder pasar un nivel, se implementó la 'súper guía', similar a la de New Super Mario Bros. Wii, donde Super Kong gana el nivel por nosotros, permitiéndonos avanzar. Hubo solo una ocasión donde tuve que recurrir a esta guía. DKCR es un juego que fácilmente puede hacernos enojar. Definitivamente no es un juego fácil. De todas formas, estoy contento de que sea así. Las plataformas exigentes son un distintivo de esta saga. Hacer un juego desafiante pero a la vez accesible es una cuestión bastante delicada, pero debo admitir que los de Retro lograron un equilibrio muy bueno.



Donkey Kong relajándose con su Nintendo DS


DKCR está bastante bien provisto de contenido. Completar todos los niveles principales puede llevarnos entre 10 y 15 horas. Pero luego, para los que quieran profundizar en lo que el juego tiene para ofrecer, existen dentro de cada nivel una gran variedad de coleccionables. Las 4 letras KONG están de regreso, y se agregan como novedades las piezas de rompecabezas, que son entre 5 y 9, repartidas y escondidas en cada nivel. Obtener todos los coleccionables es verdaderamente un desafío importante. Al hacerlo, desbloquearemos niveles extra, así como también bonificaciones especiales como galerías de música o imágenes. Aparte de eso, el juego permite el cooperativo para dos jugadores. Así que por la duración y el contenido, no hay de que preocuparse.


El apartado visual del título es realmente espléndido, lleno de color, atractivo y encanto. Hay niveles donde realmente sorprende la cantidad de detalle que se le dedicó al fondo. Los escenarios están llenos de color y movimiento, logrando que el juego se sienta vivo, y no estático. Gráficos y jugabilidad van de la mano todo el tiempo. Por ejemplo, hay unos niveles muy originales donde solo vemos las siluetas negras de los objetos. Combinados con un tema musical excelente, estos niveles realmente lograron gustarme mucho. Todos los mundos son visualmente variados entre sí, logrando que el escenario no se vuelva repetitivo. Hablando de lo técnico, DKCR exprime el potencial gráfico de Wii casi al máximo. Los dientes de sierra debilitan un poco al producto final, pero esto no es problema del juego, sino de la consola. En resúmen, el apartado visual de DKCR ofrece todo lo que un plataformero puede necesitar para lograr una muy buena impresión.


En líneas generales, todo lo que mencioné del apartado visual es válido también para el apartado sonoro. Este es otro aspecto donde DKCR logra destacarse. La banda sonora es extensa y de gran calidad. Muchos temas clásicos de la saga fueron remixados, y por supuesto también hay gran cantidad de composiciones nuevas, aunque las últimas son minoría. Entre mis temas favoritos, puedo mecionar el tema del cohete (Tiki Tong Terror), el de los niveles de sombras (Palm Tree Grove), y por sobre todo, el llamado 'Slammin' Steel'.



Estos niveles son de los que mas voy a recordar...



+ Diseño de niveles excelente , todos los plataformeros deberían aprender de este
+ Mucha variedad en todos los aspectos
+ Todos los niveles llevan un ritmo trepidante (se desarrollan de forma rápida, movida y emocionante)
+ Apartado audiovisual que potencia aún más los dos puntos anteriores
+ Desafiante en una buena medida
+ Mucho contenido para disfrutar, además de mucho valor rejugable


- Algunos niveles muy particulares son un poco demasiado exigentes...



Donkey Kong Country Returns es uno de los mejores plataformeros de la historia. Para mí, es así de simple. Tiene todo lo que uno esperaría de un juego del género. En cada nivel, los de Retro dieron rienda suelta a su imaginación, y el resultado final es un título como ningún otro. Es evidente que estaban muy inspirados al momento de crear niveles que perduraran en nuestra memoria. Jugabilidad, estilo visual y banda sonora se expresan al unísono para brindarnos una experiencia de juego fluída, dinámica, llena de ritmo y por sobre todo muy emocionante. En conclusión, una joya de las plataformas ( y un golpe contundente en la cara de Mario). Retro Studios hizo de nuevo.


Nota final: 9.2


_______________________________________________________________

*Los invito a visitar mis otros análisis*
0
0
0
0
0No comments yet