Popular channels

(I)Cambio todos mis titulos con tal de ascender

Fernando Cavenaghi resume su sentimiento en una frase. Y afirma que no le importa ser el goleador.





Más que el goleador que River necesita para regresar a Primera División, Fernando Cavenaghi parece el embajador del club en esta ciudad. Firma autógrafos de a decenas y se saca cientos de fotos con los hinchas. Cualquier otro futbolista podría sentirse atosigado ante tanto acoso , pero a él se lo ve muy feliz. No parece vivir esas circunstancias como parte de su trabajo, sino con el placer de sentirse un privilegiado que devuelve paredes con hinchas de River tan fanáticos como él. Al igual que su amigo Alejandro Domínguez, decidió volver a River por su cuenta y pese a que estaba distanciado del presidente Daniel Passarella. Y se puso a la cabeza del proyecto de la refundación futbolera desde el lugar donde él quería volver a estar: adentro de la cancha. “La reunión que tuvimos en la casa de Passarella fue fundamental. Fue un gesto muy valioso de su parte porque me invitó a ir a su hogar, un lugar que es muy privado de cada uno. A partir de ahí aclaramos todo lo que teníamos que aclarar y se empezó a resolver todo”, dice a Clarín .
-¿Qué fue lo que pasó entre ustedes? - Nada importante, hubo algunos malentendidos. Decidimos juntarnos para hablar tranquilos porque lo mejor que pueden hacer los hombres es sentarse cara a cara. Coincidimos en que River está por encima de todo y por eso tiramos para el mismo lado.
Tiene una barba de cuatro o cinco días y el flequillo que le cae sobre la frente como cuando debutó a los 17 años y enseguida comenzó a demostrar que es uno de esos goleadores finos y de categoría, de los que no abundan. Después de escucharlo hablar, la sensación es inequívoca: en el centro de su ataque, el River de la B Nacional tendrá a un hincha furioso como ese pelilargo que le pide que le firme una camiseta modelo 1990 o como ese muchacho que va siempre a la popular haciendo un esfuerzo enorme para pagar la entrada. En River ganará menos de la mitad del dinero que hubiera percibido en Brasil, “pero hay cosas que son mucho más importantes que la plata” , tal como él mismo afirma. “No había manera de que no viniera. Los dirigentes de Inter y de Burdeos tuvieron buena predisposición para dejarme venir, pero yo no estaba dispuesto a seguir en Brasil o en Francia. Iba a venir de cualquier forma”, afirma con total naturalidad.
-¿Cambiarías algo de todo lo que lograste en tu carrera por lograr el ascenso con River? -Volver a la A es mi máximo deseo. No cambiaría sólo un título, cambiaría todos los que gané hasta ahora con tal de ascender. Pero también estoy confiado de que lo vamos a lograr. Veo a un grupo muy fuerte y con muchas ganas.
-¿Les alcanzará con eso? -Pasa que River tiene que volver sí o sí a la A. No es natural que esté en la B Nacional.
-Pero llegó a esta situación porque se cometieron muchísimos errores dirigenciales y deportivos, no por casualidad.
- Eso está claro, pero no quita lo que te digo. El año que viene, River tiene que estar de nuevo en Primera. Es lo que queremos todos y nos estamos preparando para eso.
-¿Te propusiste ser el goleador del campeonato? -No me importa si soy el goleador. Lo que quiero es que podamos ascender. Espero hacer la máxima cantidad de goles posible para llevar a River al ascenso, pero hay que ir de a poco.
-¿Te imaginás cómo será tu primer partido en el Monumental? - Sí, el otro día me estaba por ir a dormir y pensaba lo que va a ser la cancha. Seguro que el Monumental va a estar lleno y que va a ser una fiesta de la gente, porque la gente de River viene apoyando siempre y ahora lo va a hacer mucho más. De eso no tengo dudas.
-¿Al volver ahora al club también te emocionaste? -Sí, la verdad que sí. Cuando recorrí el club por primera vez se me vinieron un montón de imágenes a la cabeza. De cuando estudiaba en el Instituto, de la pensión, de los compañeros de las inferiores. Y después me paré en la cancha, empecé a mirar para todos lados y la inmensidad del Monumental me hizo emocionar.
-Muchos hinchas se preguntan por qué no volviste antes, cuando ya se veía que River estaba mal y con riesgos de descender.
-No vine porque no podía. Por la reglamentación de la FIFA no podés jugar en más de dos clubes por temporada, y yo ya había jugado en Burdeos y en Inter. Por más que hubiese querido, no hubiera podido.
-¿Te pusiste a pensar cómo va a ser cuando tengan que jugar en Merlo o en Madryn? -No, no. ¿Te soy sincero? No conozco mucho esos estadios, pero por ahí puede estar la posibilidad de que si hay hinchas visitantes poder salir a un estadio más grande. Pero en ese sentido no tenemos inconvenientes. Jugaremos donde sea. Seremos once contra once y tendremos que demostrar que somos River.
-¿Los puede favorecer o perjudicar el hecho de que sea un campeonato largo? -A mí me gusta porque primero y segundo salen los más regulares. Si andás bien, las cosas se te dan. Pero la clave será mantener una regularidad. Cuando estaba en Francia, un año le llevábamos catorce puntos al segundo al final de la primera rueda y terminamos sextos. No te podés dar el lujo de tener grandes bajones.
El final de la entrevista en el complejo RCT de Chapadmalal es previsible. Al pisar el hall principal, a Cavenaghi lo rodean más de veinte hinchas deseosos de testimoniarle su afecto. El firma, sonríe, agradece. Y a un pibe de unos 15 años le dice: “Vamos, River”...


http://www.clarin.com/deportes/futbol/Cambiaria-titulos-gane-ascender_0_523747706.html




¿Alguien mas que se quiere quejar de alguno de mis aportes?
0
0
0
0No comments yet