Popular channels

(i) Momento aciago



Que alguien nos oiga y se apiade de nosotros


De poco sirve decir hoy en día que la mayoría presagiaba que no era el momento para la relación de Cappa con nuestro club. El momento actual pide resultados rápidos y a cualquier precio pero Cappa no pregona esa respuesta, necesita el tiempo que River Plate hoy no tiene. Los últimos 2 meses mostraron al equipo en un permanente descenso de nivel y no hubo respuestas. Cappa mostró el mismo desconcierto que habían mostrado los últimos entrenadores.

Cappa fue otro entrenador que no pudo encontrar el rumbo para nuestro club ni para el equipo. La pregunta es ¿de quién es la culpa? ¿Recuerdan cuando Macchi (vicepresidente de Aguilar) dijo que ellos pensaban que River tenía un control automático y que se conducía sólo? La sensación es que desconfiguraron el control automático y ahora nadie sabe como volver al rumbo de siempre. La huella parece clara pero volver ya no es tan fácil después de haber hecho tantas cosas mal. Hoy parecemos estar a la deriva, yo tengo la imagen de una persona fuerte que no sabe que tiene algunos problemas de salud y decide explorar un poco la profundidad hasta que se da cuenta que no está nadando sino que se está hundiendo porque tiene un lastre importante; intenta nadar hacia arriba pero lo hace con gran esfuerzo y empieza a notar que no tiene aire porque no estaba preparado para algo así. Hoy necesitamos urgentemente llegar a la superficie para tomar aire otra vez y poder nadar nuevamente.

Hace 2 años no teníamos plantel ni entrenador por falta de calidad, hoy se mejoró el nivel del plantel y ya somos uno más de los merodean la mitad de la tabla con la gran mayoría de los equipos, sin embargo esto no alcanza, River hoy necesita más y necesitamos un entrenador prestigioso y que tenga consenso para que pueda diagnosticar acertadamente y que pueda dar un rápido volantazo.

¿Quién puede asegurar algo así? Nadie puede hacerlo pero quienes son más serios y tienen una trayectoria, personalidad y capacidad que lo respaldan, vendrán con un plan de trabajo a mediano y largo plazo, sin embargo, Passarella dilapidó en estos meses la poca credibilidad que pudo haber gozado en algún momento. Demostró que no es capaz de apoyar un proyecto, se jugó por uno muy arriesgado y lo dejó en banda antes de terminar una rueda. Para colmo, el mayor problema no es este abandono sino el desconcertante proceder posterior, haber quemado las naves y no tener un plan para reemplazar lo que se tenía es absurdo. Un presidente debe planificar y anticiparse a los escenarios que se le presentarán, no puede no tener planes alternativos.

¿Qué queda ahora? ¿Una nueva apuesta y encomendarse a D’s? Leyendo el posteo anterior "Un pasito más hacia el abismo " el panorama es demasiado tenebroso e irremediablemente peligroso. Para los hinchas el presente es doloroso, desesperado, lleno de desconsuelo y desesperanza, oprime el alma ver este presente. Uno mira la tabla del promedio y vienen las pesadillas; mira la economía y huele mal (fideicomiso que puede caerse, no se apoya en la gente para conseguir alguna tramoya, pasivo gigante y pérdida monstruosa); sigue a los políticos del club y los ve desaprensivos, en busca de réditos personales mientras el barco se hunde; entra al club y se entera de las “no medidas” que piensa la dirigencia; mira la popular y aparece una barra que se dedica a sus negocios y piensa como ser más importante que el equipo o se tirotean en medio de los inocentes; mira al equipo y no responde ni con la pelota ni con la actitud; mira al banco de suplentes y es la ruleta rusa; escucha al periodismo y son mercenarios de dueños de multimedios que buscan su tajada; se hace un llamado desesperado a los ídolos y miran hacia otro lado; se llama a ex jugadores y este presente les resulta incómodo; vemos el fixture y no habrá paz (con solo leer los partidos de visitante del próximo torneo ya me da dolor de cabeza); mira a la AFA…. Por favor!!!!!! Hacia donde se puede mirar, quiero ver una lucecita…






Le tengo más fe a los rezos en el Muro de Los Lamentos que a las soluciones dirigenciales...


Este posteo me da pena. El Káiser, el Tolo, Astrada, Ramón, Nery, el Toto, Almeyda, el Burrito, el Enano, Enzo, el Conejo, Aimar, Crespo, Pipo, Trezeguet, Camoranesi, los dirigentes… nadie se salva cuando pienso en una gran hoguera (al gordo ladrón no lo meto porque sería una deshonra y poco sufrido para él). Es el único momento, por ahora, en que el dolor se convierte en bronca.

La tarea no será para cualquiera ni le resultará fácil a nadie. Todos debemos mentalizarnos en que es la última oportunidad, estamos en peligro y habrá que remarla. Ya no sirven los versos de la ayuda (hoy estoy convencido que son más quienes nos quieren descendidos que manteniendo la categoría), ni que River no puede descender, ni que todo se soluciona trayendo 3 jugadores de categoría, ni que con esta hinchada…

Las cosas se hicieron muy pero muy mal y la consecuencia que hoy se vive es la lógica. Jugadores que quedaron libres porque no se les pagó, sueldo de 3 entrenadores al mismo tiempo, compras absurdas, entrenadores sin categoría... todo se debe revisar para que no vuelva a pasar pero ahora es la hora de hacer bien las cosas y rogar que no nos equivoquemos, que no sea tarde y/o que nos llegue la mano de arriba (me refiero a la de D's, porque le tengo muchísima más confianza a esa mano que a la de la AFA).



0
0
0
0No comments yet