Popular channels

(I) Que le hablen de presión a estos pibes...





Que le hablen de presión a estos pibes...


Lamela, González Pirez y Cirigliano demostraron durante estos últimos encuentros que no les pesa la camiseta en este presente caliente de River. El enganche fue crack aún sin la compañía del equipo, el defensor mostró solidez en el fondo y el volante cumplió cuando debió reemplazar a Almeyda.


Lejos están de aquéllos años dorados en los que les tocó debutar a Saviola, Aimar y otras tantas viejas joyas de la abuela. A Erik Lamela, Leandro González Pirez y Ezequiel Cirigliano les llegó la oportunidad de aparecer en Primera en el momento más difícil de la historia riverplatense, les tocó heredar -como dijo Ferrero- las consecuencias de la peor dirigencia que tuvo River en sus 110 años de vida.

A ellos, con 19 años recién cumplidos, les toca salir a la cancha con la responsabilidad de resguardar 100 años de gloria y corregir, al menos a nivel deportivo, lo que generaron los últimos 10 años de saqueos, superávits anualmente dibujados y contratos cobrados por adelantado. A ellos les toca ponerle el pecho a esa última década infame que no tendrá la auditoría prometida.

Pero aún así, salen y juegan como si esa pesada mochila que cargan sobre sus espaldas no existiera, como si tuvieran años de trayectoria y experiencia. Juegan honrando la camiseta. No por nada el hincha de River eligió -a través de La Página Millonaria- a Lamela y González Pirez como los mejores jugadores del equipo frente a Olimpo.

Lamela demostró que puede ser crack en La Boca o en una final como la de Bahía Blanca, que cuando el equipo no aparece, él solo es capaz de agarrar la pelota e ir para adelante contra quien se le plante. Ya lo había demostrado frente a Racing, en esa jugada maradoniana que derivó en el penal; lo repitió en La Bombonera y lo volvió a dejar en claro en el Carminatti.

Mientras que González Pirez, que tuvo que demostrarle al mundo quién era González Pirez nada menos que en un Superclásico, repitió el domingo esa sobriedad y seguridad que caracterizó su juego también ante San Lorenzo. Pero no son los únicos dos pibes que enaltecen la camiseta: Cirigliano, en Bahía Blanca, reemplazó a Almeyda en un momento difícil como pocos y explicó con hechos por qué el Pelado lo definió como "el Almeyda de los próximos años".


@RiverPlatensexD


0
0
0
0No comments yet