Check the new version here

Popular channels

5 enfermedades ‘viejas’ que volvieron a atacar

Consideradas afecciones "de antes" que habían sido erradicadas, el ébola, el dengue, el mal de chagas, el cólera y la poliomielitis regresaron en distintas partes del mundo... y hacen estragos.



Las abuelas solían contar a sus nietos cuáles eran las pestes o enfermedades antiguas que, por suerte, habían sido erradicadas. Hablaban de una época que parecía lejanísima, sobre todo teniendo en cuenta los avances tecnológicos del siglo XX y el descubrimiento de nuevas vacunas.

Pero varias de esas enfermedades "de antes" volvieron a azotar a fines del siglo XX y principios del XXI en forma de brotes o epidemias en distintos lugares del mundo.

Acá, cinco ejemplos de las afecciones que pensamos les habíamos ganado la batalla, pero volvieron por la revancha.

*Dengue

Se transmite a través de la picadura de un mosquito de la especie Aedes infectado por alguno de los cuatro virus del dengue. La enfermedad afecta a habitantes de zonas tropicales y subtropicales. Los síntomas aparecen transcurridos entre 3 y 14 días tras la picadura infecciosa. La enfermedad se manifiesta como un síndrome febril y afecta a lactantes, niños pequeños y adultos.



Los síntomas varían, desde una fiebre moderada hasta una fiebre alta con cefaleas intensas, dolor retroobitario, dolor muscular y articular, y exantema.

No existen fármacos antivíricos específicos contra el dengue. Es importante mantener al paciente hidratado. No se recomienda la utilización de ácido acetilsalicílico (por ejemplo aspirina) o antinflamatorios no esteroideos (por ejemplo ibuprofeno).

Cifras: durante las últimas décadas, América latina se convirtió en la región con las cifras anuales reportadas más altas en el mundo. La incidencia pasó de 16,4 casos por 100 mil personas a 218,3 casos cada 100 mil entre 1980 y 2000-2010. En 2013 –un año epidémico según la OMS– se registraron 2,3 millones de casos (430,8 cada 100 mil) y 1.280 muertes en el continente.

En la Argentina, el año pasado hubo 2.718 casos de dengue y ninguna muerte. La última gran epidemia del dengue ocurrió en 2009 con 26.923 infectados y 5 muertos.

*Cólera

Es una infección intestinal aguda causada por la ingestión de alimentos o agua contaminados por la bacteria Vibrio cholerae. Tiene un periodo de incubación corto, entre menos de un día y cinco, y la bacteria produce una enterotoxina que causa una diarrea copiosa, indolora y acuosa que puede conducir con rapidez a una deshidratación grave y a la muerte si no se trata prontamente. La mayor parte de los pacientes sufren también vómitos.

El suministro de agua potable y el saneamiento son medidas decisivas para reducir las repercusiones del cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua.



A lo largo del siglo XIX, el cólera se propagó por el mundo desde su reservorio original en el delta del Ganges, en la India. Seis pandemias en sucesión mataron a millones de personas en todos los continentes.

Cifras: La actual pandemia (la séptima) comenzó en el sur de Asia en 1961 y llegó a África en 1971 y a América en 1991. En la actualidad, el cólera es endémico en muchos países.

*Poliomielitis

Es una enfermedad muy contagiosa causada por un virus que invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas. El virus entra en el organismo por la boca y se multiplica en el intestino. Los síntomas iniciales son fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello y dolores en los miembros.



Una de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible (generalmente de las piernas), y un 5% a 10% de estos casos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.

Cifras: En mayo de este año, la Organización Mundial de la Salud decretó una emergencia de salud pública de interés internacional ante la amenaza que representa el rebrote de nuevos casos de polio. En la primera parte de este año, se detectaron casos en Afganistán, Camerún, Etiopía, Guinea Ecuatorial, Irak, Israel, Nigeria, Pakistán, Somalia y Siria (dos países más que en todo 2013).

En Argentina, no se registran casos de polio desde hace 30 años.

*Mal de Chagas

Es una afección parasitaria, sistémica, crónica, transmitida por vectores y causada por el protozoo Trypanosoma cruzi, con una firme vinculación con aspectos socio-económico-culturales deficitarios. Es una patología endémica en 21 países de las Américas, aunque las migraciones de personas infectadas pueden llevarla a países no endémicos.

El principal mecanismo de transmisión es vectorial, por hemípteros (vinchucas o chinches), de la Subfamilia Triatominae (con alimentación hematófaga). Las personas se infectan cuando un insecto infectado deposita heces en la piel mientras que la persona está durmiendo en la noche. La persona a menudo se frota las picaduras, introduciendo accidentalmente las heces en la herida, un corte abierto, los ojos o la boca. Otras modalidades de transmisión son por transfusiones de sangre, congénita y trasplantes de órganos.



Cifras: con una incidencia anual de 28.000 casos en la región de las Américas, la enfermedad de Chagas afecta de unos 6 a 8 millones de personas y provoca, en promedio, alrededor de 12.000 muertes al año. Aunque la mortalidad ha disminuido de manera significativa, la enfermedad puede causar consecuencias irreversibles y crónicas en el corazón, tubo digestivo y sistema nervioso. Se estima que 65 millones de personas en las Américas viven en áreas de exposición y están en riesgo de contraer esta enfermedad.

En Argentina, las estadísticas oficiales muestran que el año pasado se registraron dos nuevos casos frente a los 18 detectados a lo largo de 2003.

*Ébola

El virus del ébola causa en el ser humano la enfermedad homónima (antes conocida como fiebre hemorrágica del Ebola). Los brotes de enfermedad por el virus del Ebola (EVE) tienen una tasa de letalidad que puede llegar al 90%.

Se introduce en la población humana por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados. En África se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva.

Posteriormente, el virus se propaga en la comunidad mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo (a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel) con órganos, sangre, secreciones, u otros líquidos corporales de personas infectadas, o por contacto indirecto con materiales contaminados por dichos líquidos.



Las ceremonias de inhumación en las cuales los integrantes del cortejo fúnebre tienen contacto directo con el cadáver también pueden ser causa de transmisión. Los hombres pueden seguir transmitiendo el virus por el semen hasta siete semanas después de la recuperación clínica.

La EVE es una enfermedad que se suele caracterizar por la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores musculares, de cabeza y de garganta, lo cual va seguido de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas. Los resultados de laboratorio muestran disminución del número de leucocitos y plaquetas, así como elevación de las enzimas hepáticas.

Cifras: Se registraron más de 1.800 casos con una tasa de mortalidad que oscila entre el 45 y 75 por ciento en cinco meses.

Desde que resurgió el brote en marzo de este año, la OMS, que ya declaró la epidemia como una "emergencia pública sanitaria internacional", desplegó cerca de 200 personas en los cuatro países más afectados: Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona y Nigeria.
Fuentes: Organización Mundial de la Salud
Ministerio de Salud de la Nación
0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New