Canales populares

5 postres adictivos como drogas






Las personas que sienten menos satisfacción al comer, tienden a consumir más postres para conseguir la gratificación y placer que se obtiene cuando se come, mecanismo similar a lo que sucede con los estupefacientes, de esta manera se genera la adicción a la comida, de acuerdo con investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Texas.

En este sentido, un estudio por científicos del Instituto de Investigación de Oregon, muestra que comer en exceso alimentos con "alto contenido de grasa o azúcar", pueden cambiar la manera en cómo el cerebro responde a los estímulos y hacer descender el "sistema de recompensa", parte clave en la adicción a la comida.

Se cree que esta tolerancia aumenta la adicción a la comida, ya que el objetivo es tratar de alcanzar su anterior nivel de satisfacción. "Si se repite, el consumo excesivo de alimentos ricos en grasas o azúcar puede alterar la forma en que el cerebro responde a esos alimentos, de una forma que perpetúe el consumo".

El cerebro se queda con ganas de más, de la misma forma que una persona que consume cocaína en forma regular, por ello, en la adicción a la comida los alimentos con grasas y azúcares suelen ser los más adictivos.

Como sucede con los adictos, el placer enviado al cerebro cuando lo satisfacen era menor debido a la liberación de niveles más bajos de dopamina, patrón de conducta observado en el uso de drogas, donde más de una persona utiliza ese medicamento y recibe una menor recompensa por hacerlo.

En la adicción a la comida, los alimentos adictivos estimulan los centros cerebrales y contienen sustancias químicas capaces de producir diferentes sensaciones de placer y bienestar, entre ellos:

1. Chocolate. Contiene una gran cantidad de sustancias químicas que influyen en los receptores neuronales, muy parecidas a los cannabinoides y las anfetaminas. Es un energizante y estimulante por su contenido de cafeína y teobromina; también calma la ansiedad por ser rico en hidrato de carbono y grasas vegetales.



2. Pasteles y galletas. Tienen alto contenido glucémico y son elaborados con hidratos de carbono refinados. Muchos de ellos también están hechos con chocolate, otro de los alimentos que más adicción provoca.



3. Botanas. Este tipo de alimentos (papás, aceitunas, palomitas, etc.) producen conductas compulsivas que llevan a la gente a consumirlas de manera continua.



4. Helado. Su alto contenido de azúcares y grasas, debido a los ingredientes como la crema y la fructuosa, hacen de los helados uno de los postres más placenteros y adictivos



5. Golosinas. Están compuestos casi exclusivamente de hidratos de carbono, sal y grasa. En esta categoría se encuentran los dulces, algunos chicles y caramelos.



Posiblemente, una de las sustancias más adictivas sea el glutamato monosódico. Se trata de una excitotoxina y es neurotóxica (excita y mata neuronas), tiene todas las características de una droga dura (es altamente adictiva y degenerativa) por lo que, incluso, puede ser mortal,

Se trata de una “droga” totalmente legal que se adhiere a los alimentos en forma de conservadores, saborizantes, aromatizantes, acidulantes, colorantes y edulcorantes, por lo que se encuentra en una extensa gama de productos de uso y consumo diarios.



0
0
0
0No hay comentarios